70 semanas de angustia

 

Probablemente ninguna otra profecía en la Biblia es más eminente y sagrada que la que delinea el comienzo y el final de los tres años y medio de la obra de Jesús en la tierra, desde Su bautismo en el año 27 hasta Su crucifixión en el año 31: la profecía de las setenta semanas en el libro de Daniel, capítulo 9, versículos 24-27. Es la profecía que fue maldecida por los rabinos:

Que los huesos de sus manos y los huesos de sus dedos se caigan y se descompongan, de aquel que, dé vueltas a las páginas del libro de Daniel, para encontrar el tiempo de Daniel 9:24-27, y que su memoria desaparezca de la faz de la tierra para siempre.[1]

Aquí, en un apéndice del Testamento de los mártires, no es mi tarea explicar completamente esta profecía en la antigua luz que ha estado disponible desde el tiempo de Guillermo Miller. Eso ya ha sido hecho suficientes veces.[2] Para mí es mucho más importante revestir la luz antigua en nuevos engarces, y encontrar y limpiar las joyas perdidas y contaminadas, y colocarlas en un cofre del tesoro más grande donde brillarán diez veces más que antes.[3] Eso es lo que quiero hacer en las siguientes páginas.

La luna en la mano de Orión

Incluso antes de que comenzara la quinta trompeta el 5 de diciembre de 2017, como lo predijo el reloj de las trompetas de Orión, mucha gente en las redes sociales me pidió con impaciencia que finalmente dijera quién o qué eran las langostas y qué sucedería al comienzo de la quinta trompeta. En verdad, sólo pude responder, que Jesús dijo claramente que las cosas tenían que suceder primero para que la gente pudiera creer.

Desde ahora os lo digo antes que suceda, para que cuando suceda, creáis que yo soy. (Juan 13:19)

Ahí está la advertencia de no especular sobre qué eventos cumplirán una fecha profetizada. Lo que muchos no quieren entender es que todos los libros proféticos de la Biblia están escritos en lenguaje profético, es decir simbólico. Nada parece disuadir a la gente de querer ver una estrella destruir la tierra[4] antes de creer, después de que ya hayan muerto, que las advertencias comenzaron antes del final. Nosotros, por otro lado, hemos visto que la "gran estrella" de la tercera trompeta era la "luz menor" de las "dos grandes lumbreras" del relato de la Creación,[5] que profetizaba la ubicación exacta del Edén y el nombre de los misiles de Irán, a medida que la luna "ardiendo" con Aldebarán en Jorramchar cayó en las "fuentes de las aguas" exactamente en el día profetizado. ¿Predice eso que Irán atacará a Israel, o que Israel asediará a Irán, o simplemente está exponiendo un conflicto peligroso entre las dos potencias? ¡El Tiempo lo dirá!

Si es entendida la profecía de la tercera trompeta, la luna es indicada nuevamente al comienzo de la quinta trompeta:

El quinto ángel tocó la trompeta. Y vi que una estrella había caído del cielo a la tierra, y le fue dada la llave del pozo del abismo. (Apocalipsis 9: 1 RVA-2015)

La estrella ya había caído de antemano, al comienzo de la tercera trompeta. Debemos mirar hacia arriba otra vez, como el apóstol Juan, para ver si la luna hizo algo conspicuo en la fecha del 5 de diciembre de 2017 profetizada por el Reloj de las Trompetas de Orión...

Ya se me permitió mostrarlo en la cancillería del Notario celestial: la súper luna más brillante de 2017, aún en sus primeras 24 horas, se mueve dentro de la "mano derecha" de Orión, cuando se mira hacia el este desde Jerusalén el 4 de diciembre de 2017 a las 22:30 h, poco después del comienzo del día judío que llamamos el 5 de diciembre.

La súper luna en la mano de Orión

El texto acompañante de la cosecha[6] habla de Orión como el sumo sacerdote que abandona el edificio del templo del santuario celestial en Tauro:

Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. (Apocalipsis 14:17)

El tiempo durante el cual Jesús caminó a través del "Lugar Santo" después de dejar el Lugar Santísimo en Yom Kippur 2017 ha terminado. El apóstol Juan y nosotros lo vimos en el firmamento, iluminado por la luna llena más brillante del año, lo que equivale a Su llegada a la puerta del templo. Esto indica que el tiempo de silencio ha terminado. Una nueva fase ha comenzado: la preparación para cortar las malas uvas, cuando es escuchado el primer grito de ay.[7]

En la Granja Nube Blanca pudimos observar el evento de Yom Kippur en el tiempo central de la cuarta trompeta no sólo como una señal celestial. Después de muchos meses de sequía aparentemente interminables, el cielo se oscureció de forma aterradora poco antes del sacrificio de la tarde del antiguo sistema de sacrificio judío, que ya no es válido. Exactamente a las 15 h en punto, estalló una tormenta semejante a un tornado, con lluvia cayendo horizontalmente. Sólo duró unos minutos, pero en el video que filmé desde la ventana de mi oficina, más tarde me escuché decir reverentemente: "¡Ahora el Sumo Sacerdote salió del Santísimo!" Jesús entró allí el 22/23 de octubre de 1844 y comenzó el juicio investigador de los muertos, y ahora, el 1 de octubre de 2017, había regresado al Lugar Santo del Templo Celestial. ¡El tiempo de la gracia terminaría pronto!

La última ministración que Jesús realizará en el santuario celestial en el antitípico Yom Kippur, es la limpieza del altar en el patio. Bajo este altar, desde que el quinto sello comenzó en enero de 2010 con el mensaje de Orión, las almas de los mártires de todas las edades están preguntando, cuándo serán vengadas finalmente. Y se les dijo que debían descansar hasta que se completara su número.[8] La plenitud de su número es lo que se alcanzará cuando Jesús camine hacia el altar en el patio. En su camino desde la puerta del templo hasta el altar, Jesús pasa junto a la fuente de bronce sacerdotal, representando el bautismo y la purificación, y después de unos pocos pasos más adelante, Él estará en el altar. Este período cuando está entre la puerta del templo y el altar es la diferencia entre la duración completa de seis meses de la quinta trompeta hasta el comienzo de los cinco meses de tormento[9] que están profetizados para aquellos que no tienen el sello de Dios.[10] Entonces, estamos hablando de un máximo de 30 días entre el 5 de diciembre de 2017 y el 4 de enero de 2018, hasta que las langostas con colas de escorpión comiencen a infligir el tormento a los impíos. ¡Límpiate en el lavacro de los sacerdotes durante estos últimos días restantes, y conviértete al último mensaje de Dios para este mundo perdido!

El primer día de la quinta trompeta

Esta vez, Dios no deja dudas de que la quinta trompeta representa la última oportunidad para cada cristiano para todavía pertenecer a Sus testigos. Esta es la trompeta más larga (seis meses o 180 días), que abarca la profecía de los cinco meses de tormento, y es una expresión de la gracia de Dios que Él cumplió los tres primeros textos ya tan claramente en el primer día en que sonó la trompeta, que el lector simplista y esporádico de la Biblia también tiene la oportunidad de ver la mano de Dios en los tiempos dados por el Movimiento de los Adventistas del Gran Sábado.

Incluso sin tener idea del verdadero trasfondo desarrollándose invisiblemente para los ojos del mundo, cualquiera que haya estudiado la profecía bíblica sólo un poco, puede ver que la historia de la quinta y sexta trompeta clásicas ahora se está repitiendo justo ante nuestros ojos. Desde que el desciframiento de la profecía de la sexta trompeta en 1840 por Josías Litch coincidió con el día exacto, todos saben que los protestantes vinculan estas trompetas con el Imperio Otomano, o el mundo árabe y el islam. De nuevo, no quiero volver a explicar eso aquí; una búsqueda en Google debe bastar.

Cuando en el fin del 4 de diciembre de 2017, Donald Trump dejó pasar la fecha límite para firmar la "exención", que cada medio año durante 22 años había retrasado la reubicación de la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, esto fue—técnicamente—el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel, que había sido pospuesto una y otra vez, para no dar a los israelíes la supremacía ardientemente disputada sobre la ciudad, y de este modo encender los fuegos del infierno—por así decirlo—en el mundo islámico.

La misma luna que acababa de estar en la mano de Orión se movió de este a oeste durante la noche del 4 al 5 de diciembre de 2017, y observaba a Europa durmiendo mientras el día gregoriano del 4 de diciembre finalizaba a la medianoche en Washington, sin que la gran emergente crisis de la Jihad haya sido impedida para el mundo. A lo largo de su viaje, la luna cruzó el ecuador galáctico mientras su reflejo flotaba en el Atlántico, y finalmente se situó en Géminis sobre la capital de los Estados Unidos.

La luna sobre Washington, DC

Géminis, los gemelos, son una imagen adecuada para el país que adoptó la imagen y la marca de la bestia cuando anteriormente profanó el gemelo del sábado, el matrimonio como la imagen de Dios en el hombre, con la introducción del matrimonio homosexual el 26 de junio de 2015.

La zona horaria de Washington, DC está tres horas adelante de California. Unas cinco horas más tarde, la luna presenció en el sur de California el incendio más terrible que haya sucedido en todo este ardiente año. Cuando la luna y la noche dieron paso al día, los testigos en la zona—en la que han estado practicando matrimonios del mismo sexo desde 2013—informaron que no podían ver el sol. Por lo tanto, lo que Isaías predijo se convierte en un presagio tangible:

"He aquí que el Día de Yahveh viene implacable, el arrebato, el ardor de su ira, a convertir la tierra en yermo y exterminar de ella a los pecadores. Cuando las estrellas del cielo y la constelación de ORIÓN no alumbren ya, esté oscurecido el sol en su salida y no brille la luz de la luna," (Isaías 13:9-10 La Biblia de Jerusalén)

Incendio Thomas en el Sur de California

La odisea de la llave de David

La recuperación de Raqqa del ISIS por tropas respaldadas por Estados Unidos En el artículo Abriendo el pozo del abismo, por orden de Dios, pude presentar otras señales celestiales que representan el comienzo de la quinta trompeta en los cielos y nos dan detalles más allá del texto de la Biblia. En particular era la órbita de Mercurio, que el planeta "mensajero" siguió de Júpiter (18 de octubre de 2017) a Saturno (6 de diciembre de 2017) en el "humo" de la Vía Láctea. Mi video Mercurio, el mensajero de la llave muestra todo eso en detalle.

No había duda de que en este espectáculo celestial, el planeta rey, Júpiter, representaba al Rey de los verdaderos cristianos, Jesús, quien entregó la llave de la capital de ISIS, Raqqa, al ejército sirio respaldado por Estados Unidos, el 18 de octubre de 2017. Como decían las noticias, la ONU entró a la ciudad poco después.[11]

Entonces surgió la pregunta sobre a quién representaba Mercurio: podría representar a los Estados Unidos o a las Naciones Unidas, pues ambos participaron en este evento terrenal. Tuvimos que esperar; el Tiempo lo diría.

Trump sostiene el decreto de Jerusalén.

Cuando el 5 de diciembre de 2017 había comenzado, y se había desperdiciado la oportunidad para extender el aplazamiento de mover la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén, supimos quién era Mercurio, el portador de la llave del abismo: Estados Unidos, uno de los dos candidatos posibles. El 6 de diciembre de 2017, la entrega oficial de la llave a Israel por Estados Unidos se realizó a través de la declaración de Trump de que Estados Unidos ahora reconoce a Jerusalén como la capital de Israel.

La llave era y es, por lo tanto, la llave de una ciudad. Eso significa poder sobre una ciudad, y a medida que ISIS, el autodenominado Estado Islámico, perdió poder sobre Raqqa a través de las fuerzas respaldadas por Estados Unidos, Israel ganó poder sobre Jerusalén a través de Estados Unidos. No cabe duda de que este evento abrió las puertas del infierno, como literalmente dijeron algunos medios de noticias. Desde entonces, el humo de la ira de los pueblos islámicos ha aumentado visiblemente en todas partes.[12]

Sin embargo, hemos visto en los cielos que Estados Unidos (Mercurio) recibió esta llave de la mano de Jesús (Júpiter). ¿Qué llave tiene Jesús, según la Biblia, en Su mano divina? Isaías habla de Jesús al profetizar:

Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá. (Isaías 22:22)

Jesús tenía la llave de la ciudad de David (en el sentido de toda Jerusalén, que David hizo la capital de Israel) puesto que fue crucificado y resucitó allí. Él es el único que puede permitir oficialmente que un tercero entregue esta llave y la autoridad sobre esta ciudad. Solo Él podía mostrar a través de las señales celestiales que era Su voluntad declarada que Estados Unidos le entregara la llave de Jerusalén a Israel. ¡Fue un decreto divino que fue ejecutado a través del instrumento Donald Trump! Tendremos que explorar más detalladamente a qué tipo bíblico corresponde el Presidente de Estados Unidos.

Pero ¿qué significa que, en el primer día de la quinta trompeta, Jesús aparece en la entrada del santuario celestial, justo el primero de los dos días cuando Israel (re)obtuvo el poder sobre Jerusalén? Había otra puerta que fue abierta y puesta ante la iglesia pura de Filadelfia:

Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. (Apocalipsis 3:8)

Para abrir esta puerta, Jesús usó una llave (ver el versículo anterior):

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: (Apocalipsis 3:7)

El significado verdaderamente impresionante de estos versículos radica en el hecho de que el evento terrenal de la entrega de la llave de Jerusalén abre simultáneamente la puerta a la iglesia de Filadelfia en el cielo. Este evento provoca tan grandes agitaciones que no puede ser pasado por alto por la mayoría de aquellos cristianos quienes están, por lo menos, un poco interesados en la profecía bíblica. Jerusalén es el punto de enfoque de muchas profecías del tiempo del fin, las cuales no necesito enumerar individualmente aquí, ya que otros lo hacen. Esta es la señal de salida de la última oportunidad para hacer crecer el fuerte clamor que llama a los últimos verdaderos seguidores de Cristo a abandonar las iglesias caídas y unirse a nosotros, tal como fue profetizado:

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. (Apocalipsis 18:4-5)

Desafortunadamente, ellos todavía no entienden que ¡el santuario celestial ahora tiene una puerta abierta que había estado cerrada desde el 22 de octubre de 1844! Ahora, una vez más, y sólo por un corto tiempo, todos pueden entrar por esta puerta y asegurar su lugar en la iglesia de los remanentes de Filadelfia.

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. (Apocalipsis 3:12)

Cualquiera que haya visto el video sobre la estrella de la mañana sabe que la llave cambiará de manos otra vez. El 12/13 de enero de 2018 ocurrirá otra entrega de la llave, esta vez de Saturno (anteriormente Israel) a Mercurio el mensajero (¿de nuevo Estados Unidos o la ONU?).[13]

Sin embargo, la odisea celestial de la llave de la Ciudad de David termina abruptamente cuando la llave es entregada por una última vez. En mi video he demostrado que Venus, que representa al ángel que encerrará a Satanás en el pozo del abismo (es decir Jesús nuevamente), recibirá la llave por última vez. El 3 de marzo de 2018 hay una conjunción de los dos planetas, y luego podemos ver que después del regreso de Jesús (en la primavera de 2019), Venus cierra el pozo del abismo (de la Tierra calcinada).

No sabemos qué sucederá alrededor del 3 de marzo de 2018,[14] pero un escenario posible es que las Naciones Unidas decidan oficialmente reconocer sólo a Jerusalén Occidental como la capital de Israel, y que Israel finalmente acuerde reconocer que Jerusalén Oriental es la capital de los palestinos. Este sería el primer gran paso hacia la solución de dos estados, y el grito de "paz y seguridad"[15] profetizado por Pablo, podría ser escuchado.

El tercer templo

Supuestamente, se reedificará el templo de Jerusalén.

Es una (falsa) doctrina sostenida y diseminada por muchas iglesias cristianas, que un nuevo y tercer templo debería construirse en Jerusalén para que el Anticristo pueda venir y blasfemar desde ahí contra Dios, conduciendo finalmente al establecimiento del reino milenario de Dios en la tierra o la segunda venida de Jesús y el rapto de la iglesia. Incluso los supuestamente ultra-fieles adventistas, que deberían entender mejor, saltan en el carro equivocado a medida que ahora la orden de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel está en todos los titulares de noticias.[16]

Una y otra vez andan a tientas en gran parte en la oscuridad, porque no comprenden cuánto tiempo queda para el cumplimiento de la cadena profética de eventos. Por ejemplo, "algunas personas" sugieren el siguiente flujo de eventos del tiempo del fin:

  1. El reconocimiento de Trump es supuestamente equivalente al nombramiento de Jerusalén como la capital de Israel por el Rey David.

  2. El Sanedrín establecería pronto el tercer templo en el Monte del Templo y restauraría las ceremonias[17] así como Salomón vino después de David y cumplió su última voluntad mediante la construcción del primer templo permanente.

  3. A partir de entonces, la Babilonia moderna vendría con la marca de la bestia y "destruiría" el templo como la antigua Babilonia destruyó el primer templo.

  4. Luego el segundo templo fue construido, y Jesús vino a ese templo para llenarlo de mayor gloria que al primero. Entonces ese sería el tipo para la venida del Anticristo, que se sentaría en el templo y cambiaría los tiempos y las leyes según Daniel 7:25.

  5. Después, en el año 70, el segundo templo también fue destruido, y ese sería el tipo para el fin de la gracia y del mundo y la segunda venida de Jesús.

Ahí se mezcla verdad con mucho error. La debilidad más grande y obvia radica probablemente en que Jesús aparece allí como un tipo para el Anticristo en el punto 4. ¡Eso no puede ser correcto! En una inspección más cercana, tampoco parece muy consistente comparar a uno de los presidentes de la segunda bestia (Estados Unidos), que se opone a Dios, con el rey David, el hombre de Dios. También parece exagerado equiparar al Sanedrín, que condenó a Jesús a la crucifixión, con el sabio rey Salomón.

Ahí vemos una idea que ya sufre en su fundamento, porque una persona no conoce los tiempos y, por lo tanto, tampoco sabe cómo ordenar los acontecimientos en el flujo de la profecía del tiempo del fin. Prácticamente para todos los cristianos, por supuesto incluidos los adventistas, La marca de la bestia aún no ha llegado, Debido a las mentiras de Satanás, creen que se trata de amor y tolerancia, mientras la Palabra de Dios llama vergonzoso el estilo de vida LGBT.

Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos, hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. (Romanos 1:26-27)

No entienden lo que es la imagen de la bestia, porque no leen la Biblia y, por lo tanto, no estiman correctamente la imagen de Dios que ya está descrita en el primer capítulo de la Biblia. En particular, los adventistas están engañados porque no interpretan simbólicamente las profecías de su profetisa, sino que las toman como literales.

Pero Dios ha prometido denunciar este pecado y revelar su castigo venidero desde el cielo, que es lo que le fue otorgado al último Elías mostrar con la conmoción de los cielos:

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; (Romanos 1:18)

La Babilonia moderna, con su ley de sodomía como la marca de la bestia, ha llegado desde hace mucho tiempo con la Era de Acuario, y eso sucedió en el país de Trump mucho antes de que reconociera a Jerusalén como la capital de Israel. El matrimonio homosexual ya fue introducido a nivel nacional el 26 de junio de 2015 por el predecesor de Trump. Todo cristiano sabe que la marca de la bestia sólo puede venir cuando el Anticristo ya está presente. ¡Entonces el Anticristo debe haber estado presente incluso antes de junio de 2015!

El Papa Francisco ya está sentado durante mucho tiempo en el trono de la tierra, que había sido preparado para él durante mucho tiempo. El jesuita papal, de una secta cuyos miembros juran destruir el protestantismo, logró su objetivo en el 500o aniversario de los ex protestantes ciegos. Él salió al balcón de la publicidad mundial el 13 de marzo de 2013 y, desde entonces, ha liderado una procesión triunfal sin precedentes al difundir inmoralidad y distribuir las hordas del islam desde los escondidos rincones del infierno a los países que antes eran cristianos, mientras apareciendo exteriormente como el ángel de luz vestido de blanco engañando a las masas cegadas por su sotana blanca.

El trono de Satanás

Y la gente todavía está esperando al Anticristo y la marca de la bestia, mientras que Dios les cierra por completo la puerta de la misericordia en su cara porque no tienen suficiente moral ni cerebro para ver el engaño. ¡Recuerden, que la puerta del Lugar Santo pronto se cerrará y no permanecerá abierta durante mucho tiempo!

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: (Apocalipsis 3:7)

Sin embargo, muchos ahora se dan cuenta, que el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel por Trump, es profético, y que eso abrió no sólo el pozo del abismo del infierno, sino también el camino para que las langostas salgan del humo de la ira del mundo por la decisión de Trump.

Las langostas atormentadoras

Por supuesto, a menudo nos preguntan ahora, quién o qué son las langostas. Todo el mundo les tiene miedo, porque esta sección de la quinta trompeta suena bastante aterradora y es muy detallada.

Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. (Apocalipsis 9:3-11)

La interpretación correcta de las langostas se sostiene o cae con la interpretación correcta de su rey: Abadón o Apolión. Como ya indiqué en el artículo El gran final, no está claro sólo por la Biblia, si es Satanás, el destructor, a quien se refiere aquí, o Jesús, como el ángel de Dios, que también destruye, y tiene la llave del pozo del abismo en Apocalipsis 20:1.

Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. (Apocalipsis 20:1)

Debido a que hay grandes engaños con los que nos enfrentamos en el fin de los tiempos, la profecía es progresiva y el conocimiento de cada individuo debe crecer. Cuanto más nos acercamos al fin, tanto más el Espíritu nos abre las Escrituras. En mayo de 2017, se me permitió ver los cielos abiertos, después de que ya se me había permitido ver el Lugar Santísimo en la constelación de Orión a finales de 2009. Así, fue profetizado que, en el fin, cuando leamos cosas como el decreto de Trump en las noticias, deberíamos levantar la cabeza y mirar hacia el cielo para obtener más pistas sobre lo que significan las profecías de la Biblia.[18]

Los libros de los siete sellos y los siete truenos están escritos en el cielo, y el ciclo de las trompetas es sólo otro ciclo del Libro de los Siete Sellos. Pero debemos mirar ahora no sólo al Lugar Santísimo celestial (Orión), sino a todo el lienzo celestial, el Mazzaroth, para ver allí las señales celestiales en movimiento, que nos llevan a la verdadera comprensión de los textos bíblicos correspondientes. El conocimiento adquirido y el cumplimiento de las profecías son tan diversos que tuvimos que crear un resumen general para nosotros mismos para no pasar por alto nada. Lo llamamos Señales y prodigios en el cielo y listamos allí también los eventos en la tierra paralelos a las señales celestiales—un conjunto que debería fortalecer la fe de una persona.

La decisión de Trump ha producido mucho humo de ira en el mundo, y no sólo en el mundo islámico, que jugó un papel importante en los cumplimientos clásicos de la quinta y sexta trompeta antes, como el Imperio Otomano. En la actualidad, resuena fuertemente desde Turquía, que se ha vuelto dictatorial una vez más. Somos cristianos, no políticos. No estamos participando en la discusión sobre si Jerusalén debería ser la capital de Israel o no. Sabemos lo que dice la Biblia al respecto, y eso es suficiente, porque es la perspectiva de Dios de las cosas.

Sangre, fuego y pilares de humo en el Cercano y Medio Oriente después del decreto de Trump.

Echemos un vistazo más de cerca al cumplimiento de la profecía hasta el momento. Primero Israel (la estrella caída = la luna de la tercera trompeta) recibió la llave del pozo del abismo (la autoridad sobre Jerusalén) por parte de EE.UU. En consecuencia, el "pozo del abismo" debe ser Jerusalén misma. Y ese pozo del abismo aparentemente estuvo cerrado por un largo tiempo. Entonces, ¿cómo abrió Israel el pozo del abismo para que saliera el humo? Es simple... el humo que estuvo escondido en el pozo del abismo durante siglos es el humo de la destrucción de la ciudad y el templo en el año 70 d.C., que aún arde, ya que los judíos desde hace mucho tiempo han querido reconstruir su tercer templo, pero no pueden porque las Naciones Unidas les niegan el apoyo. Por lo tanto, el mensaje de Trump fue interpretado de inmediato en ese sentido, que luego evocó la memoria del templo en ruinas y eso es exactamente lo que despertó la ira del mundo islámico. ¿Son entonces los musulmanes las langostas que salen del humo? ¿Tienen al rey "correcto" sobre ellos?

Entonces, ¿quién es Apolión o Abadón? He demostrado que las señales celestiales dejan en claro que no se trata de Satanás (Saturno, en este caso), quien obtiene la llave del pozo del abismo sólo por un corto tiempo, sino de Jesucristo (Venus, la estrella de la mañana), quien pronto obtiene la llave para encarcelar a Satanás por mil años en la tierra después de la segunda venida de Jesús. ¡Sólo el espectáculo celestial podía resolver la cuestión de la identidad de Abadón! Si no miras hacia arriba, te quedas en la oscuridad.

Eso significa que las langostas tienen a Jesucristo como su Rey. ¿Y sobre quiénes reina Jesucristo? ¿Sobre los judíos que rechazan a Jesús como el Mesías? Ya no, desde hace mucho tiempo. ¿De los musulmanes? No, ellos no Lo reconocen como el Hijo de Dios. Él es el Rey de los cristianos—al menos de aquellos que honran los mandamientos de Su Padre y testifican para Él—y, por supuesto, también es el Rey de los Judíos Mesiánicos, lo que tiene un gran significado en el entendimiento de la quinta trompeta, que es literalmente acerca de Israel y Jerusalén.

Una característica de las langostas es que se multiplican rápidamente. Esperábamos que la tremenda atención de los cristianos atraída por el reconocimiento de Trump condujera a muchos a darse cuenta de que éramos el único grupo en la tierra que profetizó la fecha exacta de la declaración de Jerusalén en un reloj de trompetas junto con otras fechas que ya se habían cumplido también (a excepción de las dos trompetas futuras). Además, la declaración de Trump y los comunicados de prensa combinan perfectamente con los textos de la quinta trompeta profetizada.[19] Aquellos que hasta entonces nos han estado siguiendo desde lejos, estando indecisos, ahora podrían haber tomado una decisión clara.

Sin embargo, a pesar de que tuvimos que echar mano a nuestros últimos ahorros para anunciar entre los cristianos el cumplimiento de la quinta trompeta en el día exacto y de acuerdo con los eventos celestiales mostrados anteriormente, las reacciones han sido más que decepcionantes. Después de todos los intentos infructuosos, sólo podemos decir que los cristianos finalmente han perdido el rumbo; no quieren saber nada sobre el calendario judío o los días festivos. No importa lo que tratemos de decirles, ellos no lo escuchan, porque no hay educación con respecto a las ceremonias que Dios instituyó, que según Pablo son sombra de lo que ha de venir.[20] Ellos quemaron el Antiguo Testamento, espiritualmente y sólo quieren esperar cómoda y seguramente a que su "amado" Jesús venga y los lleve al Cielo sin costo alguno donde les está esperando el "placer total". Casi todos ellos han olvidado que una persona solamente ama a Dios si guarda Sus mandamientos, y aquellos que aún no lo hayan hecho aceptarán felizmente muchas otras herejías y blasfemias que Satanás ha extendido como trampas fatales y mortales. No podemos abrirles los ojos a los cristianos, sin importar que demostremos los tiempos correctos de parte de Dios. Esa fue nuestra gran comprensión desde el comienzo de la fuerte quinta trompeta. Los cristianos ya no pueden ser los que tienen a Jesucristo como su Rey; hace tiempo que Lo han intercambiado con algún ídolo o incluso con Baal mismo. El tiempo de los gentiles ha terminado, y su número ha llegado a su plenitud

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; (Romanos 11:25)

El día de preparación, el 22 de diciembre de 2017, recibí un mandato del Espíritu Santo de detener toda publicidad pagada en redes sociales dirigida a los cristianos, lo cual obedecí de inmediato. El mismo día de preparación, Dios estaba llevando mi atención a los judíos mesiánicos, que han aceptado a Cristo y conocen las costumbres judías. Para nosotros, no serían personas de habla misteriosa,[21] en las cuales nuestros propios hermanos de las iglesias cristianas se han convertido desde hace mucho tiempo. Estudié los textos de la Biblia que hablan de los 144.000 hasta la madrugada del sábado, especialmente Romanos 11, Apocalipsis 7 y 14 y también Ezequiel. También estaba interesado en las tribus de los judíos, que descendieron de los 12 hijos de Jacob, porque había orado al Espíritu de Dios por una respuesta a la pregunta de si acaso los 144.000 eran en realidad, como afirman algunos cristianos, todos provenientes de los judíos (específicamente, de los judíos mesiánicos). Agotado, caí en la cama.

Después de sólo cinco horas, me levanté el sábado por la mañana con una expresión en mi mente que fue repetida muchas veces: "hijos de las estrellas". Sólo esa frase, una y otra vez repetida. Recordé mi pregunta sobre la identidad de los 144.000. Lo que sabíamos sobre ellos hasta ahora era que originalmente debieron haber provenido de la iglesia adventista, la única iglesia protestante que durante mucho tiempo había estado siguiendo la luz de la verdad presente que se desarrolla continuamente y que se basa siempre en el conocimiento antiguo, estudiado y transmitido a través del Espíritu Santo. Sin embargo, ellos finalmente cayeron presas de la trampa ecuménica y la infiltración de los jesuitas, y ahora se han convertido completamente en una de las rameras del Anticristo. Durante mucho tiempo estaba claro para mí, que el fin del mundo habría llegado cuando cayera la última iglesia protestante.

Pero en Romanos 11, Pablo va más allá de eso, y también menciona a Elías y los 7.000 desconocidos para él en aquel entonces, pensando que estaba solo. Ese ha sido siempre el tipo para el último Elías y los 144.000 desconocidos para él. Sin ellos, tenía que contentarse con el escaso remanente, los últimos en completar el número de los gentiles.

Sería demasiado relatar el estudio completo de las cosas que Dios me mostró en esos días de preparación y del sábado. Tal vez escribiré una carta a los judíos mesiánicos al respecto, si el consejo de Dios todavía lo permite. Sin embargo, resumiendo se puede decir que tanto los cristianos reformados por el mensaje de Orión y los judíos mesiánicos, si se dejan reformar por el mensaje de Orión, representan las ramas restantes del mismo olivo. Ninguno debe condenar al otro, porque al hacerlo, se condenaría a sí mismo. Así como la salvación de los gentiles una vez provino de los judíos, la salvación para los judíos (mesiánicos) ahora proviene de los cristianos gentiles. Juan el Bautista era un judío y convirtió los corazones de los padres (de los judíos) a los hijos (los cristianos),[22] mientras que el último Elías es cristiano y debe volver los corazones de los hijos (los cristianos) a los padres (los judíos mesiánicos) antes del gran y terrible día de Jehová.[23]

¿Somos entonces nosotros, los que hemos visto a Cristo en Orión, parte de los 144.000, o solamente son miembros de las tribus judías? Algunos mencionan rápidamente que Pablo habría mentido si afirmaba pertenecer a la tribu de Benjamín en Romanos 11:1, ya que las tribus eran indistinguibles después de su cautiverio en Babilonia. ¿Mentiría un apóstol de Dios? ¡En ninguna manera! Entonces, ¿cómo sabía Pablo que pertenecía a la tribu de Benjamín?

Como judío, Pablo conocía el Mazzaroth, el zodíaco judío mencionado desde la época de Job.[24] Los judíos saben que su destino está escrito en las estrellas a través de las señales de las lumbreras que el Señor creó. Los cristianos piensan que es astrología porque han abandonado todo discernimiento. Sin embargo, Pablo sabía que cada una de las doce tribus de Israel, que habían venido de los hijos del hombre a quien Dios mismo había dado este nuevo nombre y habían sido bendecidos por él,[25] tiene una contraparte en los cielos. En el Mazzaroth, a través del cual el sol—el esposo, Jesús[26]—recorre una vez al año, las 12 tribus corresponden a las 12 constelaciones que hemos visto repetidamente en las señales y prodigios celestiales.

Hay literatura sobre ese hecho conocido en el judaísmo; se puede asignar una tribu a cada signo del zodíaco. Ya hemos hecho eso con las cuatro direcciones cardinales, que pudimos determinar con precisión a través de las orientaciones de las tribus de los israelitas y sus animales heráldicos. No fue mucho más difícil para Pablo que para nosotros determinar en cuál de los 12 signos del Mazzaroth estaba el sol cuando él nació. Benjamín, por cierto, está asignado a Capricornio.[27] Por lo tanto, Pablo el "mentiroso" se convierte rápidamente en Pablo el "hijo de las estrellas". En el cielo estrellado, Jesús le mostró a Abraham la posteridad que tendría, y Pablo era un hijo de las estrellas del pacto. Es el número doce que representa el Antiguo Pacto y el primer grupo de los hijos de las estrellas.

Ahora, nosotros también, quienes hemos sido injertados en el olivo de entre los gentiles,[28] podemos determinar nuestra tribu. Por supuesto, no debemos usar las asignaciones astrológicas, sino que debemos usar un programa planetario para ver en qué constelación estaba el Sol de Justicia cuando nacimos. Entonces, y sólo si entendemos eso, nos convertiremos en un "hijo de las estrellas" como Pablo, pero a través de otro pacto, el Nuevo Pacto, que Jesús hizo con Su cuerpo y Su sangre. Somos los cristianos gentiles, que fuimos injertados en el árbol después de los judíos, pero el Antiguo y el Nuevo pacto son la misma redención, así que doce es también el número del Nuevo Pacto.

12 (tribus del Antiguo Pacto) × 12 (tribus del Nuevo Pacto) × 1000 (muchos) = 144.000

Todos somos "hijos de las estrellas" y al levantar nuestras cabezas, podemos ver que nuestra redención está cerca. El gran misterio en cuanto a la composición del número simbólico de los 144.000, que hemos buscado durante años, ha sido casi resuelto.

Pero en Apocalipsis 7 aprendemos que la destrucción de la tierra fue pospuesta, ya que los 144.000 todavía no estaban sellados. ¡Y los judíos mesiánicos aún no conocen el sello de tres partes de Filadelfia ni las advertencias del reloj de juicio de Orión! Si escuchan las advertencias y aceptan el sello, al mismo tiempo también deben aprender el cántico de Moisés y del Cordero, que les cantamos. Entonces, o ellos constituirán la gran mayoría de las 144.000 primicias para Dios, que son vistas en Apocalipsis 14 de pie sobre el mar de vidrio, la Nebulosa de Orión, o el número 1.000 representa a los muchos para quienes los 144.000 hubieran dado sus vidas como Moisés y Jesús y los Adventistas del Gran Sábado de los cristianos gentiles antes, pero estos finalmente rechazaron la salvación. Sin embargo, una cosa es cierta: Muchos de los que deberían haber sido primeros serán los últimos, y muchos de los que llegaron últimos serán los primeros frutos.

La segunda característica de las langostas es que sólo atormentan a las personas que no tienen el sello de Dios en sus frentes.

Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. (Apocalipsis 9:4)

¿Has notado el sello de Dios en nuestras frentes? ¿Entiendes que el sello de Dios es lo opuesto a la marca de la bestia? ¿Sabías que el movimiento ecuménico propaga activamente esta marca del Nuevo Orden Mundial de la ONU? ¿No es fácil ver, qué sello tiene una persona si apoya los grupos LGBT? ¿Entiendes que no le estamos haciendo daño a nadie que, a los ojos de Dios, es verde (joven en la fe verdadera) o un árbol (firmemente arraigado en la fe verdadera)?

Las masas de la gran apostasía de la que hablaba Pablo,[29] incluyendo a los judíos mesiánicos, quienes fueron atraídos en la trampa del Anticristo y el hombre de pecado, están siendo atormentados por la proliferación como langostas de creyentes de Orión quienes fuertemente llaman a todos a salir de Babilonia,[30] porque se ven obligados a darse cuenta de que la verdad que odian está saliendo al mundo entero. Un comentario sobre nuestros artículos debe representar los miles que recibimos diariamente de personas que se sienten atormentadas viendo con horror cómo crecen exponencialmente las estadísticas de nuestras visitas:

Ahora tu basura ya ha contaminado todos los continentes de la tierra. ¡Para! ¡Por favor!

Nosotros respondemos:

Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. (Apocalipsis 18:1-2)

Por supuesto, ni nosotros ni las langostas matamos a ninguna persona, ni física ni espiritualmente. No condenamos a nadie que no se condene a sí mismo. Todos son bienvenidos a aceptar la verdad. ¡El que no lo haga, tiene a Dios como su Juez, no a nosotros!

Y les fue dado, no que los matasen... (Apocalipsis 9:5)

Pero…

Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. (Apocalipsis 9:6)

¿Quién podría haber sido capaz de interpretar este versículo correctamente, sin haber sabido quiénes eran las langostas? Las langostas son los misioneros del mensaje del Cuarto y último Ángel antes del final de la gracia de Dios que hacen que el fuerte clamor se intensifique a un tono inquietante de salir de Babilonia, de las iglesias caídas, o recibir las plagas.

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; (Apocalipsis 18:4)

Que las personas busquen la muerte significa que rechazan el mensaje de salvación. Se condenan a la segunda resurrección después del milenio, y a la muerte eterna. Que no hallarán la muerte significa que no entenderán que la Tercera Guerra Mundial comenzará recién en la sexta trompeta y las plagas en la séptima. Y que la muerte huirá de ellos, significa que tendrán que esperar hasta que realmente mueran durante esos tiempos terribles del segundo y tercer ay. Pero no tendrán que esperar mucho.

Pero ¿qué tenemos que ver nosotros, como la iglesia pura de Dios, con esta descripción de las langostas que suena no tan pura?

El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. (Apocalipsis 9:7-10)

Aquellos que han visto las señales celestiales saben que nos encontramos con muchos animales impuros y símbolos paganos en los cielos, que acompañan especialmente a los cinco meses de tormento y corresponden a la descripción del texto de la trompeta. Oh, cuántos han gritado indignados, explicándonos que lo que vemos allá arriba es idolatría y que está condenado en la Biblia.

No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos. (Deuteronomio 4:19)

Por supuesto, nos inclinamos solamente ante Dios y Le servimos, y no a alguna cosa que Él haya creado, incluyendo soles y planetas, pero a algunos les gustaría acusarnos de hacerlo. Si sólo hubieran escuchado la primera parte de mi sermón acerca de las Señales en el Cielo al menos una vez, donde abordo ese tema.

Pedro ve las constelaciones de los cielos en su visión. En un corto video, mi hermano Robert dio una maravillosa explicación de la visión del apóstol Pedro: Pedro vio un gran lienzo, el lienzo celestial, lleno de criaturas impuras, los signos del zodíaco, y sin embargo, recibió instrucciones de comerlas—aceptarlas y recibirlas—cuando sean santificadas por Dios, es decir, cuando se determine en Su Palabra que es bueno.

Estaba yo en la ciudad de Jope orando, y vi en éxtasis una visión; algo semejante a un gran lienzo que descendía, que por las cuatro puntas era bajado del cielo y venía hasta mí. Cuando fijé en él los ojos, consideré y vi cuadrúpedos terrestres, y fieras, y reptiles, y aves del cielo. Y oí una voz que me decía: Levántate, Pedro, mata y come. Y dije: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda entró jamás en mi boca. Entonces la voz me respondió del cielo por segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Y esto se hizo tres veces, y volvió todo a ser llevado arriba al cielo. (Hechos 11:5-10)

Así como Pedro era reprochado por su indignación, los escépticos ahora también deberían sentirse reprendidos por considerar impuras las señales celestiales que los profetas y apóstoles anunciaron por orden del Señor. Estas señales "inmundas" representan a la última iglesia pura y la última oportunidad para los que dudan, como una vez representaron a los primeros cristianos gentiles, a quienes Pedro no debía condenar debido a que no eran circuncidados físicamente, sino que debía aceptar de corazón.

¡Escucha lo que el Señor dice desde el cielo! ¡Cuando el Creador de los cielos y las estrellas errantes te invita a mirar hacia arriba, hazlo por tu propia salvación y no llames común a lo que Dios ha purificado!

El primer ay

Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. (Apocalipsis 9:5)

Y aquí también, las personas intentan atacarnos sin pensar, porque la quinta trompeta tiene 180 días de duración según el reloj divino de las trompetas, y el tormento dura sólo cinco meses (¿150 días?). Es más que obvio que la quinta trompeta tiene un comienzo claro y de varias etapas, que debe tener lugar antes de que aparezcan las langostas: una estrella debe ser vista, que había caído del cielo, la llave del pozo del abismo debe ser entregada, el pozo del abismo debe ser abierto, y luego el humo debe salir del pozo del abismo. Entonces, de ese humo, o sólo cuando es visible, emergen las langostas, porque la gente de buen corazón reconoce, a través de todos los eventos anteriores y del humo de la ira del mundo islámico—quién tiene la verdad.

Si piensas que los 150 días comienzan 30 días después que la quinta trompeta, pasas por alto el hecho de que incluso al final de los cinco meses de tormento, hay otro pequeño período de tiempo antes del comienzo de la sexta trompeta, que es descrito en la Biblia de la siguiente manera:

El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto. (Apocalipsis 9:12)

¡Los cinco meses de tormento y no los seis meses completos de la quinta trompeta son definidos como el primer ay! Este versículo dice que el primer ay ha pasado cuando dice "he aquí”... y este "he aquí", por supuesto, toma un cierto pero corto período de tiempo.

Hay muchas interpretaciones posibles del período de cinco meses en la Biblia:

  1. Cinco meses proféticos, que serían 150 días literales.

  2. Cinco meses gregorianos, según el método moderno de conteo.

  3. Cinco meses lunares, según el método de conteo de los judíos.

  4. Cinco constelaciones del Mazzaroth, que serían recorridas en unos cinco meses. Los límites de las constelaciones pueden ser encontrados en un programa planetario.

Si Dios se refiere a las constelaciones, puedes encontrar una interesante fecha final a través de un análisis más detallado. Como ya he mostrado en un video, el sol atraviesa cinco constelaciones después de Escorpio donde ha comenzado la quinta trompeta. Dios describe la constelación en el cielo como langostas con colas de escorpión, lo que puede ser un indicio de que la multiplicación de los creyentes de la verdad no se lleva a cabo mientras el sol continúa todavía en Escorpio. Tener una cola de escorpión no sería inusual para un escorpión, pero sí para un arquero, Sagitario.

El sol cruza la línea hacia Sagitario, la temible mantícora con cabello de mujer, dientes de león y cola de escorpión,[31] el 18 de diciembre de 2017. Si seguimos la eclíptica y las otras cinco constelaciones, el primer ay terminará el 13/14 de mayo de 2018, cuando el sol entra en Tauro, donde es llenado el incensario del Sumo Sacerdote celestial y arrojado al comienzo de la sexta trompeta.[32] Como dije en el video, Tauro no debe ser contado como perteneciendo a los cinco meses de la quinta trompeta.

La fecha del 13/14 de mayo es significativa de dos maneras. El 13 de mayo es ampliamente conocido como el día de la fiesta de las apariciones marianas de la Virgen de Fátima,[33] y muchos cristianos católicos han sido engañados por el papado a través de estas maravillas satánicas. La mujer que llevó a Jesús en su vientre era una mujer piadosa, pero, como todos nosotros, no estaba libre de pecado y, por lo tanto, no ascendió como Reina del Cielo (Regina Caeli), sino como todos los que murieron en Cristo antes del mensaje del tercer ángel,[34] ella está esperando su resurrección en el día de la segunda venida del Señor.

Sé que ahora voy a cosechar el odio de los engañados, pero cualquiera que abra la Biblia y busque con un corazón abierto, encontrará que no hay nada allí acerca de una inmaculada concepción o ascensión de María.

Por lo tanto, el 13 de mayo es un día para adorar a Satanás, el dios del sol, en su forma femenina, y la llave de la Ciudad de David le fue dada el 6 de diciembre de 2017 por un corto tiempo, para abrir el pozo del abismo infernal de la furia de los pueblos de Medio Oriente. El 13 de mayo de 2018 podría ser su día, en el que el mismo Satanás como el Papa Francisco anuncie el gran tratado de paz en el Cercano y Medio Oriente.

El 14 de mayo de 2018 es casi más interesante. Es el 70º aniversario de la declaración de independencia de Israel del 14 de mayo de 1948.[35] Todo el mundo está dirigiendo su atención a esta fecha, e incluso algunos predicadores que no están tan dormidos han descubierto que el 70º aniversario de la fundación de Israel podría tener algo que ver con los 70 años de Jeremías. Entonces, para los Illuminati en el mundo occidental, el gran día del paso del sol a Tauro sería el 13 de mayo de 2018, el día del dios sol, y para los sionistas, sería el gran 70º aniversario del Estado de Israel.

¿Es esta la fecha en la que la declaración de Trump del 6 de diciembre de 2017 sobre Jerusalén, dará sus frutos, en el sentido de que se emitirá y se firmará un acuerdo de paz en resolución del conflicto palestino? Si es así, entonces en el contexto del segundo ay que ya se acerca, con el comienzo de la sexta trompeta el 3 de junio de 2018, sería claramente el cumplimiento de la profecía de Pablo:

que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. (1 Tesalonicenses 5:3)

¡Recuerden que los que velan no serán sorprendidos por aquel día como por ladrón!

Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. (1 Tesalonicenses 5:4)

Aquí hay una perspectiva general para este escenario potencial...

5 meses, entonces paz y seguridad

El Tiempo dirá qué fue realmente, lo que habrá conducido a la Tercera Guerra Mundial comenzando el 3 de junio de 2018. Pero recuerden siempre:

Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. (Habacuc 2:2-3)

El fin de los 70 años

Los dos testigos de Apocalipsis 11 siempre han sido las escrituras de personas inspiradas por el Espíritu Santo. Muchos eruditos bíblicos lo reconocen y han percibido la conexión con Zacarías 4. Por lo tanto, llegan a la conclusión de que los dos olivos podrían ser el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Los dos testigos, como la mayoría de cristianos los imaginan Algunos proponen que la Revolución Francesa es el cumplimiento definitivo de la profecía de Apocalipsis 11, pero es problemático suponer que la Biblia, que en realidad fue quemada y proscrita en la Revolución, "resucitó" después de tres años y medio, o tres días y medio proféticos. Esto ha creado críticas feroces y justificadas por parte de muchos eruditos. Puede ser que la Revolución Francesa fue un tipo para el cumplimiento de la profecía, pero ciertamente no fue el cumplimiento mismo. Y uno de los mensajeros de Dios a menudo dijo con sabia previsión: "la historia se repetirá".

Como esto es cuestionado una y otra vez, resumiré una vez más quiénes son realmente los dos testigos en el tiempo del fin, en los últimos días de la historia de la humanidad. Son las escrituras de los cuatro autores/evangelistas modernos que profetizan en dos sitios web acerca de dos períodos diferentes de 1260 días cada uno. El versículo de la Biblia, citado de la Traducción Literal de Young en inglés, es el siguiente:

Y les daré a Mis dos testigos, y ellos profetizarán días, mil doscientos sesenta, ataviados con cilicio. (Apocalipsis 11:3 YLT) [Traducido]

Casi todos entienden esta escritura como si los dos testigos profetizaran por o durante 1260 días, y ellos—los dos testigos—haciéndolo están vestidos de cilicio. No, eso no es correcto. Más bien, significa que los dos testigos (y cada uno de ellos individualmente) profetizan acerca de 1260 días, y son los días los que están vestidos de cilicio.

Eso hace una diferencia significativa en la forma en que es entendido, y ofrece una perspectiva completamente nueva para una interpretación coherente. Los dos testigos son escritos inspirados, como muchos han aceptado correctamente, pero no son directamente el Antiguo y el Nuevo Testamento teniendo a Cristo como el tema central. El Antiguo Testamento esperaba Su venida, y el Nuevo Testamento mira hacia atrás al Deseado de todas las naciones; mientras que los dos testigos tienen la tarea de profetizar acerca de dos veces 1260 días, en los cuales habrá un tiempo de oscuridad, sin entendimiento de la Biblia, y con un evangelio diluido en la tierra, y cuando se acaben que ¡Cristo vendrá pronto!

Los dos testigos como relojes inseparables Por lo tanto, los dos testigos—por definición—son escritos de "fijadores de fechas" inspirados por el Espíritu Santo, y tienen que aparecer en el fin del tiempo, ya que los dos testigos son asesinados incluso antes de la finalización de su profecía, o antes de llegar a la última de las dos veces 1260 días. Sin embargo, resucitarán tres días y medio más tarde, en el tiempo central de la sexta trompeta (el segundo ay), que abarca desde el 3 de junio de 2018 hasta el 20 de agosto de 2018, como podemos leer en el reloj de trompetas de Orión.

El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto. (Apocalipsis 11:14)

Cuando las Naciones Unidas celebraron su 70° aniversario y Babilonia ascendió, aún estábamos en el tiempo de la Primera Proclamación del tiempo,[36] escribiendo los estudios que se recopilaron en los escritos de UltimoConteo.org. En ese momento, creíamos que podíamos terminar nuestra obra y que Jesús regresaría el 24 de octubre de 2016. No nos dimos cuenta de que también teníamos que cumplir Apocalipsis 7.

Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. (Apocalipsis 7:1-3)

Los cuatro ángeles están en las cuatro esquinas de la tierra. Son los cuatro mensajeros de diferentes países y continentes a quienes Jesús eligió para completar Su testimonio. Este Apéndice C es parte de la conclusión de nuestro testamento, que a su vez es el testamento del testigo fiel, Jesús, cuyo carácter es reflejado en Sus seguidores. Mientras estábamos trabajando en el primer sitio web, creímos que los vientos de la sexta trompeta serían desatados el 8 de julio de 2015 y la primera copa de las plagas de Dios se derramaría el 25 de octubre de 2015.

De acuerdo con la profecía de 1260 días, profetizamos que la tierra y el mar deberían ser heridos. Se recomienda comparar los versículos anteriores con los de Apocalipsis 11:

Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. (Apocalipsis 11:6)

Sin embargo, uno siempre debe tener en cuenta la diferencia entre los cuatro ángeles/autores y los dos testigos, ¡que son sus escritos! Apocalipsis 7 habla de los autores, mientras que Apocalipsis 11 habla de los dos sitios web, donde fueron publicadas la primera y segunda proclamación del tiempo de 1260 días.

Poco antes de que Jesús viniera, nos quedó claro que no éramos dignos seguidores del Cordero si, como es el deseo y la idea de muchos cristianos nominales, simplemente permitíamos ser arrebatados de la tierra y dejar a la gente atrás en tormento por los siete largos años de escasez sin haber hecho un último intento por salvarlos. Suplicamos a Dios por una extensión incluso antes de que expirara el tiempo de la Segunda Venida. Eso sucedió en el aniversario del adventismo, el 22 de octubre de 2016.

Un mes más tarde, el Espíritu Santo finalmente comenzó a explicarnos cuánto tiempo de extensión había sido concedido. No fueron siete años, como originalmente pensamos; nos sorprendió ver que ya estábamos en el segundo período de 1260 días desde el 25 de octubre de 2015, que terminarán junto con los 1290 días de Daniel 12:11 el 6 de abril de 2019. El período de la segunda proclamación de tiempo había comenzado, y el concierto de trompetas había comenzado. Después del segundo conjunto de 1260 días, llegará la hora de la aparición de la Bendita Esperanza, sobre la cual también podríamos decir algo, pero sólo para aquellos que la aman.[37] Esperamos que cada uno de nosotros, los cuatro autores pronto podamos decir:

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. (2 Timoteo 4:7-8)

El 70° aniversario de las Naciones Unidas está íntimamente relacionado con la profecía de los primeros 1260 días. Se celebró el 24 de octubre de 2015, y fue el último día de la sexta trompeta en nuestro primer reloj de trompetas, que más adelante llegamos a entender como la profecía de la preparación[38] del concierto de trompetas que ahora suena fuertemente. Reconocimos en aquel entonces, que los 70 años de la ONU significaban el período de nuestro exilio en una tierra gobernada por el Nuevo Orden Mundial, y esperábamos la salvación después del año de las plagas, que, sin embargo, se convirtió en un año de gracia según Lucas 13 y Apocalipsis 7.

El reloj terrenal de Dios en la segunda proclamación del tiempo, que ahora guie a la verdadera venida de Jesús como en un espejo (quiasmo), es Israel, el antiguo pueblo de Dios con su estado fundado el 14 de mayo de 1948. Desde el restablecimiento del estado judío, la historia del sitio de Babilonia se ha repetido; esta vez a través del asedio de los palestinos y los países islámicos circundantes, y especialmente por la amenaza incesante de la aniquilación por parte de Irán, que también era parte del antiguo imperio babilónico.

Ahora nos damos cuenta de que, si se realizará la solución deseada de dos estados, el acuerdo de paz y seguridad podría ratificarse el 13/14 de mayo de 2018, exactamente en el aniversario de la fundación del estado. De esa fecha restan exactamente 21 días hasta el comienzo de la Tercera Guerra Mundial, el 3 de junio de 2018, en la sexta trompeta, según lo indicado por el reloj de Dios. ¡Y aquí es donde la antigua profecía cobra vida!

La última gran visión de Daniel comienza en el capítulo 10, y se trata de un tiempo de gran conflicto que es precedido por un período de tres semanas completas durante las cuales el profeta ayunó:

En el año tercero de Ciro rey de Persia fue revelada palabra a Daniel, llamado Beltsasar; y la palabra era verdadera, y el conflicto grande; pero él comprendió la palabra, y tuvo inteligencia en la visión. En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas. (Daniel 10:1-3)

El ángel Gabriel, que fue enviado a Daniel, le cuenta al profeta lo que lo había detenido tanto tiempo. Consideren que el mismo ángel en el Capítulo 9 se fue volando inmediatamente cuando Daniel comenzó a orar, y llegó exactamente cuando terminó. Gabriel dice:

Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia. (Daniel 10:13)

El estallido repentino de la Tercera Guerra Mundial El príncipe de Persia de hoy es el líder supremo de Irán. Así que podemos esperar que después del acuerdo de paz, surja un gran problema con Irán, que podría arder durante tres semanas antes de que llegue el gran estallido. La tercera trompeta mostró cómo "Israel" cayó en las aguas del Edén, una ubicación en Irán: ¡Jorramchar, la ciudad que es, a la vez, el nombre de los nuevos misiles de mediano alcance de Irán que amenazan a Israel!

Tres semanas completas serían 3 veces 7 días, de domingo a sábado. El 13 de mayo de 2018 es en realidad un domingo, al igual que el 3 de junio. Encaja perfectamente si entendemos el 13 de mayo de 2018 como el comienzo de las tres semanas entre el acuerdo de paz y el comienzo de la Tercera Guerra Mundial. ¿Podría acontecer en la tarde del 13/14 de mayo de 2018 en Jerusalén, que sería el día 13 de mayo en el mundo occidental? ¡El Tiempo lo dirá!

Si es así, deberíamos reconocer que Dios ya no tiene Su templo (una palabra que recuerda a “tiempo”) en Jerusalén, sino que ha reubicado el conteo del tiempo a una parte diferente de la tierra. Serían unas 12 horas, como Jesús lo definió cuando explicó dónde se encuentra la luz:

Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo; (Juan 11:9)

Hace años, escribimos sobre la reubicación de la corte y la confirmación del lugar de donde proviene la voz de Dios. Ahora, cuando nos acercamos al fin, Dios parece haber cambiado la zona horaria de Sus profecías 12 horas hacia el este, y eso es exactamente lo que es insinuado en Ezequiel, capítulo 10. Dios sale de Su templo en Jerusalén y va hacia el este...

Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del umbral de la casa, y se puso sobre los querubines. Y alzando los querubines sus alas, se levantaron de la tierra delante de mis ojos; cuando ellos salieron, también las ruedas se alzaron al lado de ellos; y se pararon a la entrada de la puerta oriental de la casa de Jehová, y la gloria del Dios de Israel estaba por encima sobre ellos. (Ezequiel 10:18-19)

Tendremos otra oportunidad para ver que Dios evidentemente cambió la ubicación para Sus profecías de tiempo, cuando descubrimos que la última indicación de tiempo de Dios en la Biblia tiene una precisión de no sólo un día sino aún de medio día, lo que confirma una vez más el principio bíblico de la revelación progresiva.

Las últimas 70 semanas

Es hora de mostrar que el reconocimiento de Trump de Jerusalén como capital de Israel tiene un significado profético mucho mayor de lo que los eruditos—quienes ya son extremadamente entusiastas y estudian las profecías bíblicas sobre Israel—pueden imaginar.[39] Primero, ubiquémonos en el contexto del tiempo cuando Daniel recibió la más sagrada de todas las profecías:

En el primer año de Darío hijo de Asuero, del linaje de los medos, el cual llegó a ser rey sobre el reino de los caldeos; en el primer año de su reinado, yo, Daniel, entendí de los libros que, según la palabra del SEÑOR dada al profeta Jeremías, el número de los años que habría de durar la desolación de Jerusalén sería setenta años. (Daniel 9:1-2 RVA-2015)

Hoy día, nos encontramos en una situación muy similar. Estamos "en el primer año" de Trump, y "entendemos" ahora que pronto se cumplirán los setenta años, “el número de los años que habría de durar la desolación de Jerusalén". Noten que el profeta habla de Jerusalén, que hoy es la ciudad dividida y ardientemente disputada, ¡y no de todo Israel!

¡Cada uno debe orar como Daniel! Entonces Daniel hace la famosa oración humilde del capítulo 9, pidiendo perdón para él y para el pueblo. Las iglesias deberían haber hecho esta oración desde el nivel de liderazgo hace mucho tiempo, ya desde el comienzo del mensaje del Cuarto Ángel en el 2010. Ahora, y esto es en el último momento, cada individuo que quiera abandonar a Babilonia a tiempo debe hacer esa oración. ¡Lee e internaliza Daniel 9! También es acerca del final de la diáspora, si aplicas la oración al tiempo de hoy, y eso significa que se trata de nuestro regreso a casa a la Canaán celestial.

Me gustaría recordarte que Jerusalén es un reloj profético, pero que los judíos (excepto los mesiánicos) no tendrán salvación mientras rechacen a Yeshua como el Mesías, quieren construir un nuevo templo y continuar sus rituales de sacrificio esperando a un Salvador que ellos mismos crucificaron hace mil novecientos ochenta y seis años. Por tanto, en muchos lugares donde leemos "Israel", nos referimos al Israel espiritual: el cristianismo. ¡Debes aprender a discernir!

Aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios; aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde. Y me hizo entender, y habló conmigo, diciendo: Daniel, ahora he salido para darte sabiduría y entendimiento. Al principio de tus ruegos fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres muy amado. Entiende, pues, la orden, y entiende la visión. (Daniel 9:20-23)

En contraste con la siguiente visión en el capítulo 10, Gabriel vino a ayudar a Daniel sin demora, cuando suplicó por sabiduría y comprensión, porque no entendía la visión previa en el capítulo 8:

Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados? Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado. (Daniel 8:13-14)

Muchos se han preguntado por qué "el santo" aquí no habla de "días" habituales de información profética de tiempo, sino de "tardes y mañanas", es decir, períodos de 12 horas. Ya comenzamos a resolver este misterio en el capítulo anterior.

Estamos en el corazón del mensaje de Guillermo Miller, quien descifró perfectamente este tiempo (y las fechas asociadas de la profecía de las 70 semanas del próximo capítulo). Daniel, sin embargo, probablemente sólo podría entender que fue un largo período de 2300 años, lo que lo llevó a enfermarse visiblemente:

La visión de las tardes y mañanas que se ha referido es verdadera; y tú guarda la visión, porque es para muchos días. Y yo Daniel quedé quebrantado, y estuve enfermo algunos días, y cuando convalecí, atendí los negocios del rey; pero estaba espantado a causa de la visión, y no la entendía. (Daniel 8:26-27)

Para comprender la visión que profetizó una re-consagración o purificación del santuario después de 2300 años, uno debe conocer un punto de partida, y a Daniel le faltaba eso. Lo comprendió más tarde, después de decir su famosa oración en el año 70 del exilio:

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. (Daniel 9:24-25)

2300 años son mucho tiempo, y comenzaron con 70 semanas especiales, que fueron divididas en períodos de 7 semanas (= 49 años hasta la reconstrucción de Jerusalén) y 62 semanas (otros 434 años hasta el bautismo de Jesús en el 27 d.C.) y una semana especial, la septuagésima. A mediados de la última semana, el Mesías fue crucificado, tres y medio días-años después de Su bautismo al comienzo de la semana de años.

Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí… (Daniel 9:26)

Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda… (Daniel 9:27)

Las 70 semanas clásicas de Daniel

La crucifixión de Jesús en el año 31 d.C. dio fin al sistema de sacrificios para siempre. Lo que muchos cristianos anhelan—la construcción de un tercer templo—repetiría la blasfemia del pueblo judío por la cual Jerusalén y el templo fueron destruidos, y ellos mismos fueron enviados a la diáspora mientras sus tierras quedaban a merced de sus enemigos. Un tercer templo representa la negación del sacrificio de Cristo y el deseo de poner a otro Cristo—Satanás—en Su lugar. Cuando Jesús murió en la cruz, todo el universo espectador se dio cuenta de que el odio de Satanás no conoce límites, y el Padre, el Espíritu Santo y todos los seres inteligentes del universo decidieron unánimemente que Satanás debe ser atado tan pronto que se hayan encontrado suficientes personas para remplazar el número de ángeles rebeldes del cielo. Eso es lo "determinado" en el último versículo de la profecía, que se derramará sobre el desolador.

…hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. (Daniel 9:27)

En la cruz, Cristo venció a Satanás, y se tomó la decisión de encarcelar a Satanás y luego destruirlo. Desde el año 31 d.C. el aplazamiento de la ejecución ha servido para la salvación de muchas más personas por la gracia de Dios, pero el número de mártires está ahora casi completo, y también lo está el número de los "144.000". El 3 de junio de 2018, el tiempo del conteo habrá terminado.

Una orden para la restauración de Jerusalén determinaría el punto de partida de la duración del tiempo hasta la venida del Mesías.

Hay tres posibles ordenes[40] en la Biblia, siendo la última la que estableció el punto de inicio para el ministerio de Jesús en la tierra con Su bautismo en el año 27. Dos ordenes fueron proclamadas antes de esa, que la gente de ese tiempo ya podría haber reconocido como la orden que comenzó el conteo de las 69 semanas de años (es decir, 483 años) hasta la aparición del Mesías en el escenario mundial. Para las personas que vivieron en el momento de las ordenes, no importaba si entendieron la profecía correctamente; nadie vivió lo suficiente para ver el cumplimiento. Sin embargo, ¡aquellos que vivieron 483 años después de la orden respectiva tuvieron que vigilar!

Calculemos:

Ciro fue el primero en emitir tal orden: 537 a.C. + 483 años = 54 a.C. Eso hubiera sido demasiado temprano.

El segundo fue Darío I en 520 a.C., que llega al año 37 a.C. Todavía es demasiado pronto.

Artajerjes fue quien emitió el verdadero decreto en 458/457 a.C.: 457 a.C. + 483 años (+1, porque el año cero no existe) = 27 d.C., ¡el año del bautismo de Jesús!

Las tres ordenes.

¿Ves cuántas veces las personas que estudiaron las profecías esperaron en vano a que apareciera el Mesías? ¡Exactamente dos veces!

¿Conoces la historia de los Milleritas, que está estrechamente relacionada con esta profecía? Con las 2300 tardes y mañanas, Guillermo Miller calculó el año 1844 como el comienzo del juicio de los muertos, ¡pero él, al principio, creyó que había encontrado el año de la venida de Jesús! El resultado fue el gran chasco de 1844. Sabemos que Jesús realmente no habría regresado hasta 1890, si el pueblo no hubiera rechazado la luz del Cuarto Ángel, pero también la mensajera de Dios para ese tiempo lo confirmó. Pero nadie esperó la venida del Salvador ese año, porque no hubo un conteo de tiempo, excepto tal vez que en 1890 comenzó el 70º año de jubileo, contando desde la entrada a Canaán y el comienzo del ciclo del jubileo.

La segunda vez que una persona pudo hacer un cálculo de tiempo fue con el mensaje de Orión desde 2010, cuando Dios reveló los 168 años de la duración del juicio de los muertos a través del desciframiento de la escena del juramento de Daniel 12. Estos 168 años tuvieron que ser agregados al año 1844, y entonces el juicio de los vivos debería haber comenzado: ¡en 2012! El juramento que Jesús expresó audiblemente sobre el río en Daniel 12 dice:

Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. (Daniel 12:7)

Un tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo son tres años y medio. 2012 + 3,5 años llegan a 2016. Esta fue la primera proclamación del tiempo que nos fue impuesta desde enero de 2010 hasta octubre de 2016. Luego obedecimos a lo que Dios nos ordenó en Apocalipsis 7...

diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. (Apocalipsis 7:3)

Más tarde, reconocimos la increíble provisión en la Palabra de Dios para dos aplicaciones posibles de la parte audible del juramento de Jesús. Dos testigos escucharon este juramento, cada uno en su propio lado del río. ¡Cada uno escuchó "sus" tres años y medio!

Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río. (Daniel 12:5)

Daniel recibió esta visión en el 536/535 a.C. Los dos testigos del juramento de Jesús en Daniel 12 son la representación gráfica de los dos testigos de Apocalipsis 11, un total de 2547 años antes del tiempo de profetizar para el primer testigo, con sus primeros tres años y medio desde la primavera de 2012 hasta el otoño de 2015. Si hubiera un solo testigo, o si la profecía de los tres años y medio hubiera sido común para ambos testigos, entonces Jesús habría regresado en el otoño de 2016 después de un año de plagas.

Sin embargo, el segundo testigo también escuchó el juramento, y profetiza hoy acerca de sus propios tres años y medio, desde el otoño de 2015 hasta la primavera de 2019. Y ahora vemos que incluso la segunda orden no cumplida de Darío I encuentra su antitipo en el “chasco" de 2016, cuando muchos anhelaron que Jesús volviera, y pocos se dieron cuenta de que se necesitaría un sacrificio para salvar a muchas más almas.

De este modo, Apocalipsis 10 se cumplió con Guillermo Miller, quien se comió el librito (Daniel 8) y tuvo que experimentar un "gran chasco". El segundo Miller, acerca de quien Guillermo Miller mismo profetizó, reflejó este chasco en 2016 y así cumplió Apocalipsis 7.

Los chascos de los dos Milleres.

La tercera orden de Artajerjes anunciaría la verdadera primera venida de Jesús, y la orden de Trump, la segunda. La Biblia nos da todo en tipos. Sólo tienes que estudiar lo suficientemente profundo. ¿Puedes encontrar indicios de que todas estas profecías del tiempo del fin han sucedido en la historia de tu iglesia?

Por lo tanto, debían pasar 2300 años desde el año 457 a.C. hasta 1844 d.C. cuando el santuario sería purificado de nuevo. El santuario es purificado una vez al año en la ministración sacerdotal en el Día de Expiación. Sin embargo, Jesús está en el Cielo, donde comenzó este Día de Expiación en 1844 con Su entrada al Lugar Santísimo. El tiempo pasa más lentamente en el Cielo que en la tierra. Por lo tanto, este "día" dura 168 años en la tierra: es decir, 24 veces 7 años según el ritmo sabático, como en un reloj con marcación de 24 horas.[41] Ese fue el juicio de los muertos, antes de que los casos de los vivos fueran investigados.

Luego, en 2012, el juicio de los vivos comenzó con algunas dificultades, causando un retraso y una reubicación del juicio. Fue determinado un total de siete años (dos veces 3,5 años) para preparar a los vivos para la Segunda Venida de Jesús (2012 + 7 = 2019).

Así como el chasco de Miller en 1844 es reflejado en la desilusión de John Scotram en 2016, ¿es posible que el comienzo de los 2300 años con las 70 semanas de años también es reflejado en el tiempo del segundo testigo, cuando el juicio investigador y la purificación del pueblo de Dios se terminarán?

Tenemos un punto de inicio solido: la orden de Trump del 6 de diciembre de 2017 sobre Jerusalén, en la que incluso ordena la construcción de la embajada de los Estados Unidos en Jerusalén. Y tenemos un punto final solido de la profecía, ya que sabemos cuándo "lo determinado se derramará sobre el desolador" al comienzo de la sexta plaga, o sea al final de los 1260 y 1290 días del Papa Francisco, el 6 de abril de 2019, como es explicado en muchas partes de este sitio web.

El 6 de abril de 2019 en las líneas de tiempo de los dos testigos

El 6 de abril de 2019 en la línea del trono del reloj de las plagas

¿Tenemos también el período exacto entre la orden y la destrucción del desolador? Según la Biblia, la septuagésima semana debe dividirse en dos partes, con la primera mitad reservada para el ministerio del Mesías: tres días y medio (3,5 años) desde Su bautismo hasta Su crucifixión. ¡Luego quedarían tres días y medio literales de la septuagésima semana para el ministerio de los testigos humanos, para un total de 69,5 semanas, como en el tiempo de Jesús! Esos son 486,5 días.

Contemos de nuevo:

6 de diciembre de 2017 (la orden de Trump sobre Jerusalén) + 486,5 días (conteo inclusivo judío) = 6 de abril de 2019 (el día que proclamamos desde hace mucho tiempo como el final del reinado del Papa Francisco)[42]

¡Alabado sea Dios en el Cielo! ¿Qué darían los creyentes de Jerusalén, para saber que la orden de Trump no sólo sonó la quinta trompeta, sino que también comenzó la cuenta regresiva de las últimas 70 (digamos 69,5) semanas hasta el fin de la supremacía del papado con Satanás a la cabeza de este planeta? Todos ellos ven que el fin está cerca, pero no saben lo que viene después porque no entienden que las trompetas ya están sonando y que ya han progresado a la quinta, y tampoco saben cuán cerca del fin estamos realmente. Por lo tanto, creen en un largo tiempo de reconstrucción del templo en Jerusalén y muchos años más de problemas con los árabes. No, definitivamente no entienden que el primer ay es ahora inminente y que los eventos finales serán rápidos; ¡sucediendo mucho más rápido de lo que a muchos les gustaría!

La historia de las 70 semanas se repite

La tarea

¿Te has entusiasmado acerca de Jerusalén ahora? ¿Es la profecía en la Palabra de Dios progresiva, y se está haciendo cada vez más precisa y completa a medida que nos aproximamos al fin? Todavía tenemos que hacer nuestra tarea para ver si la profecía bíblica de las 70 semanas realmente puede repetirse y qué tan bien encaja en la aplicación literal de las fechas dentro de los eventos del tiempo del fin.

Para que se repita la profecía de las 70 semanas, debe existir una provisión en la profecía misma. Vimos esto en el juramento de Daniel 12 a través de la presencia de dos testigos, o en Apocalipsis 11, donde no está claro si los 1260 días se aplican a ambos testigos juntos o a cada uno.

Si examinamos la profecía de las 70 semanas con más detalle, podemos sorprendernos al descubrir que hay incluso múltiples disposiciones hechas para que esta profecía sea reflejada, y todavía no había sido completamente cumplida con la obra de Jesús en la tierra. Hasta el día de hoy, nadie realmente lo ha investigado. ¡Hagámoslo ahora!

Ya el primer versículo da pistas claras y revela el propósito de toda la profecía:

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía [De Strong: el profeta], y ungir al Santo de los santos. (Daniel 9:24)

¡Oh, esas son muchas intenciones! ¿Cuál de ellas cumplió Jesús a través de Su gran sacrificio? ¿Ha "expiado la iniquidad"? ¡Sí, por supuesto! ¿Ha traído la "justicia perdurable"? ¡Absolutamente! ¿Selló Él la visión y la profecía? Sí, Él cumplió la visión de Daniel y selló al "profeta" Guillermo Miller, que había entendido completamente esta profecía como una prueba de que Jesús era el Mesías, así como el final de los 2300 años de los cuales las 70 semanas de años fueron sólo el comienzo.

Cada vez que leía y estudiaba esta profecía, había notado por mucho tiempo que hay cosas que Jesús realmente no cumplió del todo. Los comentaristas hacen observaciones vagas acerca de cómo supuestamente Jesús cumplió estas cosas, pero se quedan con argumentos endebles que carecen de poder.

Pregúntate: ¿Terminó Jesús la “prevaricación" y "puso fin a los pecados"? ¿No hay nadie en la tierra que todavía desobedezca la Ley de Dios? ¿Crees en las afirmaciones de los predicadores de la prosperidad, que dicen que Jesús perdonó todos los pecados y, por lo tanto, podemos seguir pecando como queramos? ¡No, Jesús a menudo enfatizó que nadie verá el reino de los cielos a menos que haga la voluntad del Padre y guarde los mandamientos! Si Él hubiera puesto fin a la transgresión y todo el pecado, entonces las advertencias tales como no aceptar la marca de la bestia o recibir las plagas, no tendrían ningún sentido; no habría transgresión y, por lo tanto, no habría más pecado. En cambio, después de la advertencia del tercer ángel antes de las plagas, Él dice:

Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Apocalipsis 14:12)

Yo también te advierto. El mandamiento del sábado y la ley de la pureza del matrimonio van juntos, y en relación con la marca de la bestia, ambos deben observarse en estos últimos días. Nadie que los viole deliberada o negligentemente entrará en el reino de los cielos. Muy raras veces me preguntan:

Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? (Marcos 10:17)

Yo respondería como lo hizo el verdadero Maestro bueno:

Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios. Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. (Marcos 10:18-19)

"¡Guarda los mandamientos!" es la respuesta a la pregunta de la salvación, no las sanaciones milagrosas, ni las tonterías de los falsos profetas y los predicadores de la prosperidad.

Los falsos profetas del evangelio de la prosperidad

¿Por qué Jesús no mencionó específicamente el mandamiento del sábado allí? Hay dos razones: Él dijo claramente: "Conoces los mandamientos", y no hay un solo judío que no guarde el sábado. Sin embargo, los cristianos guardadores del domingo tienen un gran problema con eso. Y segundo, Él mencionó el mandamiento del matrimonio primero en Su enumeración, porque la profanación del matrimonio a través del matrimonio entre personas del mismo sexo llevaría a la mayoría de los "cristianos" en el fin del tiempo a la pérdida de la vida eterna, porque ellos saben lo que están haciendo.

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. (1 Juan 5:2-4)

No cabe duda de que incluso después de la muerte de Jesús, los apóstoles continuaron enseñando que los mandamientos son válidos y que nadie que no guarda Sus mandamientos ama a Dios en verdad. Si la transgresión y el pecado hubieran sido abolidos, ¡entonces no habría que vencer al mundo!

¿A qué se refiere la profecía de las 70 semanas en el primer versículo cuando dice "ungir al Santo de los santos"? De nuevo, los comentaristas bíblicos cantan su cacofonía y encuentran muchas explicaciones sin armonía sobre cómo Jesús supuestamente se ungió a sí mismo y que Él mismo es el Lugar Santísimo de este versículo.

El comentario Bíblico Adventista tampoco encuentra una solución satisfactoria para el término hebreo usado allí "qodesh qodashim"—"algo santísimo". Pero encontramos la siguiente declaración interesante acerca de Daniel 9:24:

En vista de que no se puede demostrar que esta frase se refiere en otros casos definidamente a una persona y en vista de que se está hablando del santuario celestial en los aspectos más amplios de la visión (ver com. Dan. 8:14), es razonable inferir que Daniel habla aquí del ungimiento del santuario celestial antes del tiempo del comienzo de la obra de Cristo como sumo sacerdote.[43]

Esta declaración contiene la verdad de que el santuario celestial tenía que ser ungido para que en el año 31 d.C., Jesús pudiera comenzar Su ministerio en el Lugar Santo. Pero esto es difícil de reconciliar con la profecía de Daniel 8:14, que habla en verdad de la purificación del Lugar Santísimo en el Día de Expiación, que comenzó en 1844. La profecía de las 70 semanas fue el comienzo de los 2300 años (los primeros 490 años) y después de exactamente 486,5 años (después de la mitad de la septuagésima semana), el ministerio de Jesús comenzó en el Lugar Santo, pero no en el Lugar Santísimo, que debería haber sido ungido según el versículo.

Si el reflejo de la profecía de las 70 semanas al final de todo el juicio, que comenzó con el final de las 2300 tardes y mañanas de Daniel 8:14, es correcto, entonces 69,5 semanas literales deben ser "determinadas", es decir, cortadas o incluidas, al final de los 2300 + 168 + 7 años. Entonces la purificación del santuario se completará y el Lugar Santísimo será ungido, es decir, consagrado nuevamente. En el mismo momento, la transgresión y el pecado deben de hecho haber sido finalizados, de una vez y para siempre.

En la tarde del 6 de abril de 2019, comienza el primer día del año judío con la primera luna creciente visible. El 6/7 de abril de 2019 es el comienzo del nuevo año judío, y de acuerdo con nuestra teoría del tiempo regresivo,[44] habremos vuelto al año antitípico de 1890, cuando Jesús pudo haber venido. El primero de Nisán en el año 1890 marcó el comienzo de un año de jubileo, si uno interpreta correctamente la declaración de Jesús en el templo en el año 29 d.C.

La Biblia da instrucciones claras para el día del comienzo del jubileo. ¡Es el día de la liberación de la esclavitud y la cancelación de la deuda!

Y contarás siete semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve años. Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación haréis tocar la trompeta por toda vuestra tierra. Y santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia. El año cincuenta os será jubileo; no sembraréis, ni segaréis lo que naciere de suyo en la tierra, ni vendimiaréis sus viñedos, porque es jubileo; santo será a vosotros; el producto de la tierra comeréis. En este año de jubileo volveréis cada uno a vuestra posesión. (Levítico 25:8-13)

El comienzo del jubileo es claramente un tipo para el fin de la transgresión y la remisión de los pecados, y sigue exactamente el final de la profecía reflejada de las 70 semanas. La orden de Trump ha encendido la cuenta regresiva de la bomba de tiempo debajo del trono del Papa Francisco.

Es interesante ver en las instrucciones bíblicas que, aunque la trompeta se escuchó en Yom Kippur, el conteo del año claramente comienza más tarde en el primer mes de Abib (Nisán), de lo contrario no se diría que Yom Kippur está en el séptimo mes. Por lo tanto, es mostrado correctamente en nuestra línea de tiempo: la séptima trompeta (el año 49) suena con el comienzo de las plagas el 20 de agosto de 2018 para el juicio ejecutivo divino. Las murallas de Jericó deben caer el próximo año, porque las siete trompetas de Jericó fueron trompetas de jubileo sonadas en el Yom Kipur antes del jubileo.[45]

El reloj de las trompetas con la séptima trompeta en el 20 de agosto de 2018.

Ese sería el año que comienza después del 20 de agosto de 2018, y de hecho en el 6/7 de abril de 2019. La sexta plaga pondrá fin al reinado del papa Satanás, que engañó a toda la tierra como ángel de luz. Entonces, el Lugar Santísimo habrá sido purificado por completo de él, y con la séptima plaga vendrá la caída de Babilonia el 6 de mayo de 2019, como es descrito en Apocalipsis 18, y se derrumbará como las murallas de Jericó. Poco después, Jesús vendrá nuevamente, porque la profecía de 1335 días de Daniel también debe cumplirse.

Después de todo esto, está claro que otro "profeta", como Guillermo Miller, está "sellado" a través del desciframiento de la segunda aplicación de esta sagrada profecía de las 70 semanas. Pero ¿cómo “sellaría” esta profecía reflejada la visión de Daniel misma por completo?

El sello de las 70 semanas

¡Hemos hecho un gran descubrimiento! La profecía de las 70 semanas predijo no sólo la victoria de Jesús sobre el pecado como el Mesías con Su crucifixión en la primavera del año 31 d.C. después de 69,5 semanas de años, ¡sino también la victoria de Su pueblo sobre el hombre de pecado después de un tiempo de angustia de 69,5 semanas literales esta vez!

Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. (Daniel 9:25)

Ahora que hemos analizado cómo los diversos propósitos de la profecía de las 70 semanas permiten su repetición, me gustaría arrojar más luz sobre el final de la profecía. Una vez más, quedará claro que Dios ha hecho muy prominentes "provisiones" para nosotros para que tengamos suficiente evidencia textual para aplicar la profecía dos veces.

En el año 70, debido a la continua insubordinación de los judíos contra Cristo como el Mesías y al mantenimiento de un servicio innecesario en el templo, Jerusalén junto con su templo debían ser destruidos por el "pueblo de un príncipe", los ejércitos romanos del general Tito.

…y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. (Daniel 9:26)

Un general (príncipe) del ejército (pueblo) romano fue así el destructor que vendría, y él vino e hizo su obra destructiva. ¿Qué les parece?, queridos amigos del tercer templo, léanlo de una vez por todas: es claro e inconfundible que ningún otro templo será construido hasta que el conflicto de los siglos (la guerra) entre el bien y el mal haya terminado. Jerusalén y el templo permanecerán desolados. La orden de Trump no cambia eso.

La última parte del último versículo todavía está en el futuro y habla del final de la profecía reflejada de las 70 semanas en sí:

Y por otra semana [el Mesías] confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. (Daniel 9:27)

¿Quién es el desolador, realmente? ¿Es cierto que la palabra indica al Papa Francisco, como hemos asumido hasta ahora?

Es inferido de la historia y de los versículos previos. El Mesías fue crucificado en el año 31 d.C. a mediados de la septuagésima semana de años. El sacrificio de la tarde se escapó de los sacerdotes ese día, y la cortina al Lugar Santísimo en el templo se rasgó por la mitad de arriba a abajo. El sistema de sacrificios había sido abolido porque el verdadero sacrificio, Jesucristo, había sido hecho, y así el servicio de sacrificio que apuntaba a Él ya no era necesario.

Según Daniel 2, el Imperio Romano continúa existiendo hasta el regreso de Jesús, como el hierro en los pies de la estatua de los imperios del mundo del sueño de Nabucodonosor. Aunque Roma se desintegró en diez imperios europeos (diez dedos de los pies), nunca fue destruida y aún trata de recuperar el antiguo poder de la unidad. El ecumenismo y los súper estados modernos como la Unión Europea y las Naciones Unidas son evidencia de esto. La mezcla inestable de arcilla y hierro en los pies representa la mezcla altamente peligrosa de estado con la iglesia que es reminiscente al estado romano pagano y posteriormente papal, que se está restaurando a través de los Estados Unidos mediante la abolición de la Enmienda de Johnson. Las Naciones Unidas, que ahora están abiertamente bajo el mando del Papa,[46] aclaran su reclamo de soberanía sobre toda la tierra, y el Papa Francisco como jesuita y papa es el comandante en jefe del Imperio Romano de hoy. En otras palabras, él es un general del ejército romano como Tito, sólo que él es mucho más poderoso.

El Papa Francisco abre la Asamblea General de las Naciones Unidas en los Estados Unidos en su aniversario

Él, el Papa Francisco, la larva angelical de Satanás, quien tuvo éxito en causar que los judíos y los romanos asesinaran a Jesús, será el desolador al final de las 70 semanas reflejadas, sobre quien "lo que está determinado" será derramado. "Lo que está determinado" ahora es identificado fácilmente, sabiendo que el desolador es Satanás. Al final de la purificación del templo en Yom Kippur, todos los pecados del pueblo son transferidos a Azazel, el macho cabrío, que representa a Satanás. Al final del Día de Expiación, era enviado al desierto, y eso también sucederá con Satanás, poco después del final de las 70 (69,5) semanas literales:

Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo. (Apocalipsis 20:1-3)

Antes de que Babilonia misma sea destruida en la séptima plaga (comenzando el 6 de mayo de 2019), el fin del gobernante babilónico debe venir, como lo que le sucedió a Belsasar cuando Ciro desvió las aguas del Éufrates que fluían bajo la muralla de la ciudad, y marchó sus ejércitos a través del cauce seco del río a dentro de la ciudad. El famoso Mene, Mene, Tekel fue escrito en la pared del gobernante de Babilonia esa noche, y él no la sobreviviría.

El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. (Apocalipsis 16:12)

El comienzo de la sexta plaga fue establecido por Dios para el 6 de abril de 2019, y ya había sido determinado el día de la muerte de Jesús en la cruz. "Lo que está determinado" pronto será derramado sobre el Papa Francisco, y como Gog de Magog, se pudrirá[47] en el valle de la muerte junto con sus seguidores. Este día marca el final del segundo período de 1260 días de los Dos Testigos, el final de los 1290 días posteriores al establecimiento de la abominación desoladora, a quien reconocimos como el Papa Francisco mucho antes de que se dirigiera a la ONU el 25 de septiembre de 2015, y más que eso, el final de las 70 semanas literales de la profecía selladora de Daniel, como ahora nos hemos dado cuenta.

Hemos hecho nuestra tarea. La profecía de las 70 semanas fue claramente preparada para una repetición, sin mencionar que sólo tiene sentido cuando se repita en la vida de los seguidores de Cristo en el fin del tiempo.

Las primeras siete semanas

La profecía de las 70 semanas comienza con siete semanas de años (49 años), que según la interpretación clásica equivalen al tiempo de la construcción del muro por Nehemías (3 años) y el restablecimiento del templo (46 años[48]). Sin embargo, los registros históricos del período desde Artajerjes hasta Alejandro Magno son muy incompletos.

De cualquier manera, podemos confiar en la Palabra de Dios y asumir que después de las primeros siete semanas de años el primer hito de la orden que salió fue alcanzado. Ahora echemos un vistazo al decreto original en forma abreviada:

Esta es la copia de la carta que dio el rey Artajerjes al sacerdote Esdras, escriba versado en los mandamientos de Jehová y en sus estatutos a Israel: Artajerjes rey de reyes, a Esdras, sacerdote y escriba erudito en la ley del Dios del cielo: Paz. Por mí es dada orden que todo aquel en mi reino, del pueblo de Israel y de sus sacerdotes y levitas, que quiera ir contigo a Jerusalén, vaya. Porque de parte del rey y de sus siete consejeros eres enviado a visitar a Judea y a Jerusalén, conforme a la ley de tu Dios que está en tu mano; y a llevar la plata y el oro que el rey y sus consejeros voluntariamente ofrecen al Dios de Israel, cuya morada está en Jerusalén (Esdras 7:11-15)

Todo lo que es mandado por el Dios del cielo, sea hecho prontamente para la casa del Dios del cielo; pues, ¿por qué habría de ser su ira contra el reino del rey y de sus hijos? (Esdras 7:23)

La orden incluyó la reubicación de todos los que estaban listos para ir a Jerusalén y la restauración de la casa de Dios, el templo, con todos sus servicios. Además, fondos fueron proporcionados.

Esta orden de Artajerjes forma el tipo para la orden de Donald Trump, y como ya hemos visto, no debemos suponer de ninguna manera que Donald Trump tiene la intención de proporcionar fondos para que los judíos construyan el tercer templo. No, la orden de Trump es más acerca de la reubicación de la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, y según algunos comunicados de prensa, eso requerirá un trabajo de construcción significativo que podría llevar algún tiempo. Algunas personas incluso hablan de años.

La Palabra de Dios sabe mejor las cosas. Podemos suponer que Donald Trump realmente moverá la Embajada de los Estados Unidos a Jerusalén dentro de las 69,5 semanas literales. Sin embargo, tenemos que ser cuidadosos y prestar atención a que es un reflejo de la profecía, por lo que es posible que las 7 semanas no estén al principio de la profecía, sino al final. Eso significa que hay dos fechas posibles para la apertura de la Embajada de los Estados Unidos o su inauguración oficial en Jerusalén. Si contamos los 49 días desde el principio como en la interpretación clásica, llegaríamos al 23 de enero de 2018 con el sol en el signo satánico de Capricornio. También sería el octavo aniversario de la publicación del mensaje de Orión en inglés. Si los 49 días deberían ser considerados en conteo inclusivo judío antes del 6 de abril de 2019, entonces la fecha límite sería el 17 de febrero de 2019; por el momento no encuentro nada especial acerca de esa fecha.

Dios sería muy misericordioso si sucediera el 23 de enero de 2018, porque entonces este imposible y demasiado temprano traslado de la embajada sería una sensación para muchos, incluso todavía en el tiempo de la gracia de Dios, que aún podría dar un impulso positivo y significativo al mensaje de preparación para los juicios ejecutivos de Dios. El Tiempo dirá cómo se cumplirá la profecía reflejada.

La embajada de los Estados Unidos en Tel Aviv apoya el movimiento LGBT.

Pero todavía tengo que desencantar a los seguidores de Trump. Como dije, no estamos interesados en la política y no criticamos las decisiones de los líderes políticos o religiosos. Nuestra labor es mostrar cómo las profecías de Dios se están cumpliendo y que se acerca el glorioso Reino de Dios.

Hubo tres ordenes que podrían haber sido el punto de partida de las 70 semanas de años en cuestión. Muchos protestantes (apóstatas) creen que Trump podría ser algo así como el antitipo de Ciro. Quizás algunos tenían tal pensamiento cuando combiné la orden de Trump con las 70 semanas. La verdad es que él es el antitipo de Artajerjes, y éste se llamó a sí mismo "rey de reyes" en el escrito de la orden anterior, un título que sólo le pertenece a Jesucristo. Leamos lo que un comentario de la Biblia tiene que decir sobre este título:

12. Rey de reyes. En los vers. 12-26 se cita el decreto mismo, escrito en arameo, tal como fue emitido por la cancillería persa. En su forma y en su contenido se parece mucho a los documentos de los caps. 4 a 6. Hoy día, tras el descubrimiento de documentos similares en Elefantina, aun los eruditos más críticos lo reconocen como auténtico. "Rey de reyes" era un título propio de los monarcas persas y se encuentra en todas las inscripciones persas de cierta longitud. El título fue empleado en primer lugar por los reyes asirios, quienes así expresaban que reinaban sobre muchos reyes vasallos, a los cuales retenían en sus respectivos tronos en los países conquistados. El título más tarde fue adoptado por los reyes de Babilonia (ver Dan. 2:37), y después por los reyes persas cuando se convirtieron en amos del mundo.[49]

Donald Trump es el antitipo de un rey que se atribuyó a sí mismo el título de Jesús, usado de manera blasfema por los enemigos de Dios y especialmente por los babilonios. El presidente de los Estados Unidos es el comandante en jefe de la segunda bestia de Apocalipsis 13. Él, como el "falso profeta" de un protestantismo que ha caído en las manos de Roma, enfrentará su caída junto con la primera bestia (el papado) en el regreso del verdadero Rey de reyes.

Y en su vestidura [Jesús] y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. (Apocalipsis 19:16)

Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo[Jesús], y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. (Apocalipsis 19:19-20)

Esa gran ciudad Babilonia caerá en la séptima plaga, y con ella todos sus reyes, incluyendo a Donald Trump. El tiempo está firmemente establecido: el 6 de mayo de 2019 llegará pronto.

Los siete truenos

Ahora podemos decir con certeza que la disposición del reloj de Orión de las plagas es correcta. Sin siquiera sospechar la orden de Trump, colocamos la sexta plaga de la escritura en la pared del papa Satanás exactamente al final de los 1290 y 1260 días, y así predijimos el final exacto de las 70 semanas reflejadas.

No siempre ha sido tan fácil para nosotros como he sugerido anteriormente. Los años en que el primer testigo—nuestro sitio web UltimoConteo.org—profetizó acerca de los 1260 días fueron años difíciles, y muchas piedras fueron arrojadas en nuestro camino ascendiendo al Monte Quiasmo. Sin embargo, la profecía debe cumplirse, incluyendo sus predicciones desagradables.

Guillermo Miller tuvo que sufrir su gran chasco y, sin embargo, no fue algo malo, sino que cumplió la profecía y fue él quien estableció las bases para todo el conocimiento disponible hoy en día. Sin su desciframiento del librito de Daniel 8 y 9, los dos testigos no podrían haber profetizado unos 170 años más tarde.

Aquí está la profecía que habla de su chasco:

La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como la miel. Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre. (Apocalipsis 10:8-10)

¡Oh, cuántas veces hemos explicado nosotros y otros lo que es este librito, y que su pieza central es la profecía de las 2300 tardes y mañanas de Daniel 8:14, que ahora entendemos mucho mejor! Fue dulce en la boca de Guillermo Miller cuando pudo proclamar la esperada segunda venida del Salvador en 1844. Cuando la fecha pasó, se hizo amargo en su estómago.

Ese pasaje de Apocalipsis 10 es bien entendido, pero no es ni el principio del capítulo ni de la profecía. Todo comienza muy solemnemente cuando Jesús mismo desciende del cielo como el poderoso Ángel:

Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces. (Apocalipsis 10:1-3)

El León de la tribu de Judá, vestido con la nube de la Segunda Venida y la cara del sol (el cristianismo), sostiene en Su mano un librito abierto. Como ya se destacó, no es todo el libro de Daniel, sino sólo los capítulos 8 y 9, que representan una profecía coherente (que consta de dos visiones), a saber, las 2300 tardes y mañanas que Daniel no entendió inicialmente, y que luego le fueron explicadas en el capítulo 9 con la profecía de las 70 semanas. Ahora Jesús lo había abierto para Guillermo Miller, es decir, el Espíritu Santo le había dado la comprensión de la profecía contenida en él.

Esto nos lleva a una profecía muy misteriosa, que hasta hoy casi nadie entiende: la profecía de los siete truenos, que a Juan no se le permitió escribir.

Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas. (Apocalipsis 10:4)

Este mandato para sellar los siete truenos debería recordarnos de una orden similar dada a Daniel:

El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. (Daniel 12:9)

Si se dan cuenta que el libro de Daniel debe ser estudiado junto con el libro de Apocalipsis, ciertamente pueden ver el contexto. Nadie negaría que ahora estamos en este "tiempo del fin", y que el capítulo 12 de Daniel se entiende completamente. Al continuar leyendo, encontrarás que luego vienen las profecías de los 1290 y 1335 días, en las que ya estamos.

Ahora que el tiempo del fin ha llegado con seguridad, podemos empezar a descubrir que significa el extraño juramento de Jesús que Juan oye:[50]

Entonces el ángel que yo había visto de pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano derecha al cielo, y juró por Aquél que vive por los siglos de los siglos, quien creo el cielo y las cosas que en el hay, y la tierra y las cosas que en ella hay, y el mar y las cosas que en el hay, que ya no habrá más demora. (Apocalipsis 10:5-6 NBLH)

Lo que muchos suponen es una prohibición para cualquier profecía del tiempo o el fin de todo el tiempo profético, porque en algunas versiones de la Biblia como la RV1960 dice “el tiempo no sería más”, es una palabra que también puede significar implícitamente "demora" según la concordancia de Strong. E inmediatamente en la siguiente oración, Jesús continúa diciendo:

sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. (Apocalipsis 10:7)

En otras palabras, significa que, desde la séptima trompeta en adelante, un "misterio debe ser consumado". Debemos leer atentamente: ¡No dice que el misterio será revelado recién entonces, sino que alcanzará su cumplimiento final, y sin OTRA DEMORA!

¿De qué misterio habla Jesús aquí? Es simple: del misterio de los siete truenos. Jesús acababa de pedirle a Juan que sellara las palabras que los truenos habían hablado.

Hemos sabido por mucho tiempo, y lo hemos demostrado en detalle, que el séptimo ángel suena la trompeta durante todo el período de las plagas hasta la primera resurrección de los muertos en Cristo en Su segunda venida. La trompeta del séptimo ángel abarca todo el ciclo de las plagas del reloj de Orión, que fue mostrado más arriba.

Entonces los siete truenos, si su misterio finalmente será consumado con las siete plagas, debe ser la demora de la que habló Jesús. ¡Es lo que ya no se repetirá, en la séptima trompeta! Los siete truenos deben ser un ciclo de plagas percibido como truenos del cielo (Orión), pero no las verdaderas plagas, porque Jesús interpuso una demora.

Aquí hay un reflejo de la escena del juramento de Daniel 12. Allí, Jesús se paró en un río entre dos testigos a cada lado del río, y los tres años y medio hablados o 1260 días del juramento, se aplicaron a ambos testigos, a quienes luego identificamos como los dos testigos de Apocalipsis 11. Por lo tanto, los siete truenos de las plagas retrasadas deben aplicarse a un testigo, mientras que los siete truenos con las siete plagas reales se aplican al otro. Es por eso que Jesús levanta sólo una mano; sólo habrá una demora de las plagas en la forma de los siete truenos.

Pero ¿qué tiene que ver todo esto con Guillermo Miller, quien claramente cumplió la profecía del librito que se hizo amargo en su estómago?

Aquellos que han prestado mucha atención habrán entendido que la profecía de las 70 semanas fue intercalada, y algunas partes pertenecieron al tiempo de Artajerjes hasta Jesús, mientras que otras partes apuntan a nuestro tiempo con Trump y los testigos de Dios. Esa fue la parte que Guillermo Miller entendió y predicó, y, por supuesto, el resto de las 2300 tardes y mañanas hasta 1844, cuando comenzó el rango profético del segundo Miller y el ciclo del juicio de Orión. Otras partes de la profecía pertenecieron a ambos períodos de tiempo, como que saldrá la orden para restaurar a Jerusalén.

Lo mismo ocurre con la profecía como un todo del capítulo 10 de Apocalipsis. Se trata de dos períodos de tiempo, y se trata de dos "profetas"... el primer Miller con su librito, y el segundo Miller con sus siete truenos: el ciclo de las plagas de la primera proclamación del tiempo del primero de los dos testigos.

Ambos hombres sufrieron una desilusión: Guillermo Miller en el año 1844, que él había determinado a través de Daniel 8:14 y la profecía de las 70 semanas del capítulo 9, y John Scotram con su primer ciclo de plagas, que comenzó el 25 de octubre de 2015 y debería haber terminado con la Segunda Venida de Jesús el 24 de octubre de 2016. Ambos hombres tuvieron que soportar pacientemente una "demora".

Es por eso, que las palabras de Jesús tienen la intención de consolar. El arcoíris sobre Su cabeza abarca el marco de tiempo desde la desilusión del primer Miller hasta la del segundo, prometiendo que Dios no destruirá la tierra por medio de un "diluvio" hasta que no sea permitida más una demora y los siete truenos tendrán su cumplimiento final en las terribles plagas que comienzan el 20 de agosto de 2018.

Muchos otros detalles de la profecía respaldan este punto de vista. El capítulo 10 sigue el camino quiástico ascendente del Apocalipsis, directamente después de las primeras seis trompetas, pero la séptima trompeta suena recién después de que los dos testigos han dado su testimonio al final del capítulo 11. Nuestra comprensión de que había una preparación para tocar las trompetas (nuestro ciclo de trompetas de la primera proclamación del tiempo), antes del concierto de las trompetas, encaja exactamente en este esquema donde cada una de las primeras seis trompetas juegan un papel. Sin embargo, la séptima trompeta de la primera proclamación del tiempo nunca sonó, pero en vez de ella y de las supuestas siete plagas, fueron los siete truenos que los impíos escucharon y no entendieron. Mucho de lo que escribimos en ese tiempo tiene un gran significado para las verdaderas plagas, porque esos son los eventos que evocaron la ira de Dios.

Pronto, después de las seis trompetas sonoras, no habrá más demora ni siete truenos, sino que los siete ángeles de las plagas de Apocalipsis 16 irán a realizar su obra al primer sonido de la trompeta del séptimo ángel.

El ángel en Apocalipsis 10, que no es otro que Jesús mismo, "puso su pie derecho sobre el mar, y su pie izquierdo sobre la tierra". A menudo nos hemos preguntado qué significaba eso. Entre otras cosas, creímos que podría haber sido el alcance del clamor de medianoche de Guillermo Miller, con la tierra representando a América y el mar a Europa, como es común en las profecías de Apocalipsis. Pero después de estudiar más profundamente, descubrimos que su mensaje también había llegado a otros continentes. Hasta ahora, no nos habíamos dado cuenta de que la profecía involucraba a ambos "Milleres", y que el juramento de Jesús con la demora es válido y reconfortante para ambos hombres: Guillermo Miller era un granjero que cultivaba la tierra en América del Norte, y John Scotram, un alemán de Europa que había vivido durante nueve años en la isla de Mallorca cerca del mar cuando Dios lo llamó a Paraguay. Los pilares de fuego de los pies de Jesús estaban delante de ambos hombres cuando Él les anunció una demora que tendrían que experimentar por orden divina, para probar la fe del mundo. ¡Oh, cuán maravillosa es la obra del Espíritu Santo para aquellos que Lo dejan habitar en sus corazones!

¿Es entonces invalida nuestra declaración anterior, que la Lista de Gran Sábados son los siete truenos? ¡En ninguna manera! Ésta recibe un significado aún más profundo:

La lista comienza en realidad con el fuerte clamor de medianoche de Guillermo Miller en el triplete de los años 1841, 1842, 1843. Fue el tiempo en que él trabajó más intensamente de todos los años, aunque su mensaje ya había comenzado antes. El año 1844 fue el primer año después de ese triplete de años, y fue entonces cuando aconteció su gran chasco.

Al final de la lista están los dos tripletes de años que llamamos codones de doble terminación: 2010, 2011, 2012 y 2013, 2014, 2015, con los siete truenos comenzando en el otoño de 2015. El tiempo principal de predicación de ambos hombres se mostró así a través de los tripletes de años en la LGS. Guillermo Miller predicó intensamente durante tres años, y John Scotram seis, hasta que ambos se desilusionaron en el primer año después de su más laborioso triplete de años. Como sabemos, para John Scotram era el año 2016.

La Lista de Gran Sábados, con sus siete períodos entre los tripletes, abarca la obra de ambos hombres que finalmente culminó en los siete truenos. Si lo deseas, puedes llamarlo "delineación de eventos que ocurrirían bajo los mensajes del primero y segundo ángel".

No era lo mejor para el pueblo conocer estas cosas, porque su fe tenía que ser necesariamente probada. En la secuencia de Dios verdades más maravillosas y avanzadas serían proclamadas. Los mensajes del primer y segundo ángel tenían que ser proclamados, pero no sería revelada otra luz antes que estos mensajes hayan realizado su trabajo específico.[51]

Entonces el mensaje del tercer ángel abarcaría el arco de 1844 a 2010, cuando el mensaje de Orión iluminaría al mundo como el mensaje del Cuarto Ángel. Sin embargo, la gente sólo escuchó truenos, por lo que era necesaria una demora para salvar a más personas.

La consumación del misterio

Lo que Jesús le comunicó a Juan para los dos “Milleres” se aplica a ambos hombres:

Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes. (Apocalipsis 10:11)

Y entonces no habrá más demora.

El apedreamiento de los dos testigos

La vida de Jesús culminó en la cruz:

Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. Y decía esto dando a entender de qué muerte iba a morir. (Juan 12:31-33)

La mitad de la última semana de las setenta semanas de años vino el 25 de mayo del año 31 d.C., y con esta fecha el juicio de este mundo. Cuando haya llegado la mitad de la última semana de las setenta semanas literales, lo que había sido determinado en aquel juicio del mundo será derramado sobre el desolador.

Sin embargo, debemos recordar que la profecía continúa durante un período no sólo de 69,5 semanas, sino de 70 semanas completas.

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad… (Daniel 9:24)

En el tiempo de Jesús, quedaban otros 3,5 años para que la profecía llegara a su fin. Desde la primavera del año 31 d.C. hasta el apedreamiento de Esteban en el otoño del año 34 d.C., el evangelio de Jesús fue predicado en toda Jerusalén. Pero, aunque el Mesías fue crucificado y resucitó allí, y con Él muchos testigos de Su resurrección, el pueblo no creyó.

Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos. (Mateo 27:51-53)

Tres años y medio de gracia le fueron concedidos al pueblo de Israel, durante los cuales tuvieron la oportunidad de aceptar a Jesús como el Mesías a través de la predicación de los apóstoles, antes de que Su propio pueblo finalmente rechazara al Cristo que les fue enviado, y lo expresaron en el apedreamiento del hombre que había visto el cielo abierto. Con Jesús y Esteban, mataron a dos testigos que los hubieran salvado si los hubieran escuchado.

Esteban enfureció a los judíos cuando trató de explicarles que Dios ya no estaba viviendo en su templo, sino en el santuario celestial, al cual los dos testigos actuales de Jesús señalan...

si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano, como dice el profeta: El cielo es mi trono, Y la tierra el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; ¿O cuál es el lugar de mi reposo? ¿No hizo mi mano todas estas cosas? ¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros. ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? Y mataron a los que anunciaron de antemano la venida del Justo, de quien vosotros ahora habéis sido entregadores y matadores; vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles, y no la guardasteis. Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él. Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él. Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo. Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió. (Hechos 7:48-60)

Esteban les hizo entender que la profecía de las 70 semanas había sido predicada por los profetas quienes la entendían. Pero la gente había cometido el pecado contra el Espíritu Santo al no escucharlos, e incluso matándolos junto con el Mesías mismo.

En el momento de su muerte, apedreado por las masas de aquellos que estaban enfurecidos contra la verdad, Dios le concedió un honor especial. Se le permitió ver los cielos abiertos y vislumbrar el trono de Dios. Por lo que había visto, exclamó por encima de los gritos y el granizo de piedras de la muchedumbre israelita, un detalle importante en el plano del reloj de Orión. En un sentido figurado, se le permitió proclamar: "El centro del reloj de Dios es el trono a la diestra[52] del Padre: Alnitak." Mirando hacia el futuro a través del velo, muy adentro de la Nebulosa de Orión, vio primero lo que se le permitió ver de nuevo al segundo Miller en el Espíritu casi 2000 años después.

Ambos experimentaron algo similar: Entonces, el pueblo gritó a gran voz, y se taparon los oídos, y corrieron hacia él unánimemente, y lo echaron de la ciudad (fuera de la iglesia), y apedrearon a Esteban y silenciaron a John Scotram.

Los dos testigos en la calle

¿Qué piensas tú? ¿Escuchará Dios a Esteban y no les tomaría en cuenta este pecado? ¿No cumplirá Dios Su promesa a las almas debajo del altar?[53] ¿Es Dios un mentiroso?

No, la solución al enigma de los sellos mostró que los sellos se están cerrando en el orden opuesto al que se abrieron:

El sello séptuple

Dios ejecutará una terrible venganza contra aquellos que asesinaron a Su Hijo y a Sus profetas. Ellos también serán resucitados poco antes de la venida del Hijo del Hombre para convertirse en testigos de Su segunda venida.

Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. (Mateo 26:63-64)

En las últimas horas antes de Su crucifixión, Jesús, al igual que Esteban más adelante, atrajo la atención del sumo sacerdote y de los "eruditos" presentes a Su lugar especial en el reloj sagrado de Dios. Él vengará las almas de los mártires, que fueron asesinados por hombres que especialmente injuriaron al Espíritu Santo al rechazar a Su persona en la tierra o a Su persona en Orión. Él les concederá una muerte lenta durante siete años de escasez en la tierra calcinada en el invierno atómico después de un fuego cósmico. Cuanto más cerca estaba una persona a la luz que rechazó, y cuanto más cerca estaba a la calidez del Dios amoroso que despreció fríamente, tanto más tiempo tendrá que pasar en la oscuridad y en el frío del pozo del abismo. Dios es justo, y los cielos declaran Su justicia.[54]

Pablo, quien como Saulo todavía aprobaba el apedreamiento de Esteban, se convirtió en ese mismo año y fue enviado a los gentiles en tierras aledañas y lejanas. El Mesías había abandonado a Su pueblo y a Jerusalén para siempre. Durante tres años y medio, Lo habían dejado muerto en las calles de Jerusalén, no queriendo ver o reconocer Su resurrección. Luego resucitó espiritualmente entre los gentiles a través de la predicación llena de vida de Pablo, y las 70 semanas de años que fueron determinadas para Su pueblo terminaron. Al mismo tiempo Dios eligió Su pueblo de aquellos que estaban dispuestos a ser llamados a salir de su "Babilonia".

Las 70 semanas literales tampoco son cumplidas por completo con la destrucción del desolador después de 486,5 días, el 6 de abril de 2019 (hora de Paraguay). Esta vez, faltan 3,5 días literales. Sin embargo, dado que la profecía en Daniel 9:27 termina con la destrucción del desolador, los 3,5 días tienen que cumplirse antes de eso. Sería erróneo suponer que la reflexión de la profecía va más allá del 6 de abril de 2019. Aquel que tiene sabiduría, calcule el tiempo de la segunda venida de Jesús, porque también los 1290 y los 1335 días de Daniel 12 deben cumplirse. Esta es la profecía que conduce a la "bendición".

Cualquiera que conozca la Biblia no tendrá que pasar mucho tiempo buscando el antitipo de los tres años y medio en que el evangelio de Cristo, que testifica de Él, fue rechazado en Jerusalén, y al principio y al final de los cuales dos de los testigos de Dios murieron: Jesús y Esteban.

Los dos testigos de Apocalipsis 11, cada uno con sus propios tres años y medio antes de la segunda venida de Jesús, tenían que repetir el mensaje de Esteban, quien estaba lleno del Espíritu Santo y vio los cielos abiertos y a Jesús a la diestra del Padre. Por lo tanto, ellos tendrán sus propios tres días y medio durante los cuales deben estar muertos en una calle de una determinada ciudad.

Cuando hayan acabado su testimonio,[55] la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. (Apocalipsis 11:7-10)

¿Quién puede dudar que estos tres días y medio literales en las cuales las escrituras salvíficas e inspiradas de los dos testigos sufrirán, que habían profetizado del regreso de Jesús y fueron "asesinados" por la persecución de la bestia del pozo del abismo, reflejan exactamente lo que sucedió en las calles de Jerusalén con las buenas nuevas de la resurrección de Jesús? No importa dónde mueran, ellos yacerán a donde su Señor fue crucificado.

No sabemos si nosotros, como autores de estos dos testigos, tenemos que dar nuestras vidas como Esteban, y/o después de que la FCC abolió la Ley de Neutralidad de la Red el 15 de diciembre de 2017[56]—un par de días después de la orden de Trump en Jerusalén—nuestros sitios web serán cerrados y luego "resucitarán" milagrosamente. Pero sí sabemos que este es el primer paso claro a la persecución de la verdad, y hacia el decreto que nadie pueda comprar o vender sin que tenga la marca de la bestia.[57] Aquellos que todavía operan sitios web que promueven las leyes de Dios, que no se conforman a las leyes de tolerancia de la ONU y los "valores" de Satanás Francisco, no tendrán voz por mucho tiempo más, y no podrán seguir haciendo ningún llamado al arrepentimiento. Pronto, la mercancía de la "verdad" no se venderá más en el mercado del tiempo de angustia de las 70 semanas, y será cada vez más difícil "comprarla". Todo se está cumpliendo.

¿Es justo que los dos testigos después de tres días y medio resuciten y tomen su lugar en el Cielo, análogamente a cómo Jesús estuvo en el vientre de la tierra y resucitó?[58]

Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. (Apocalipsis 11:11-12)

¿Quién puede estimar cuántos secretos Dios quiso revelar a Sus "profetas" si no hubieran desdeñado a Su Espíritu Santo en la lluvia tardía? ¿Cuán fuerte habría sido el llamado a la salvación y de salir de Babilonia en toda la tierra, si el pueblo Adventista del Séptimo Día no hubiera copiado a los judíos? ¿Cuántas personas podrían haberse salvado si 20 millones de entendidos[59] hubieran proclamado a Jesús en Orión a la diestra del Padre, antes de que se cerrara la puerta de la misericordia? En cambio, bombardearon con piedras al último Elías.

¿Qué castigo le asignarías a este pueblo?

El verdadero templo

Esteban repitió antes de su muerte: "Pero el Altísimo no habita en templos hechos con manos". Sin embargo, Él tiene una ubicación central para Sus profecías de tiempo, y durante miles de años esa fue Jerusalén. El verdadero templo de Dios es siempre donde Él decreta que las puestas de sol indican el nuevo día.

Ya mencioné que Dios abandonó el antiguo templo hacia el este de acuerdo con Ezequiel 10. Ya hemos señalado a menudo ese cambio en los escritos del primer testigo.[60] Encontramos evidencia de que el templo más modesto, que John Scotram construyó en su granja, es el lugar donde la voz de Dios proviene de Orión para el mundo.

¿Nos daría Dios el honor no sólo de ser Su portavoz durante los años transcurridos desde 2010, sino que ahora también al final de todas las profecías y al comienzo del reflejo de las sagradas 70 semanas, también le demostraría a todo el mundo que Él, siendo el Tiempo mismo, reubicó el centro de Sus profecías de tiempo a la Granja Nube Blanca?

Moisés y Elías aparecieron en el Monte de la Transfiguración con Jesús. Ellos son tipos para nuestro tiempo de mártires que, como Moisés, aún deben morir antes de llegar a Canaán, y de los 144.000 que atravesarán el tiempo de las plagas hasta ser arrebatados como Elías.

Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd. (Mateo 17:5)

¿Es posible que Dios haga una declaración similar ahora, y diga por última vez a todos?: "Este es mi pueblo amado, en quien tengo complacencia, escúchenlos.”

Dios tendría que organizarlo de modo que la precisión absoluta del cumplimiento de Sus profecías de tiempo sólo se lograría si Su zona horaria divina se hubiera movido lejos al este, a Paraguay, sin que las profecías mismas fueran afectadas.

Anteriormente, mostramos un ejemplo de un posible cumplimiento perfecto de la profecía de "paz y seguridad", comenzando el 13 de mayo de 2018 en el mundo occidental, pero después de la puesta del sol del 13 de mayo en Jerusalén. La diferencia entre el comienzo del día de acuerdo con la Biblia y del sistema papal, a menudo ha llevado a la confusión, pero vale la pena pensar en ello.

La unidad de tiempo de la profecía de las 2300 tardes y mañanas son medio días por definición (mañana = día y tarde = noche), y como ya hemos notado, Dios no eligió este lenguaje inusual por casualidad. Nada en Su Palabra se basa en un capricho; ¡todo tiene un propósito!

Las primeras 69,5 semanas de día por año (486,5 años) se cumplieron con una precisión de medio año, es decir, precisa a la estación de las fiestas, como nos lo muestra la interpretación clásica de esta profecía. De acuerdo con las Escrituras, Jesús fue bautizado en el otoño del año 27 d.C., y crucificado en la Pascua exactamente tres años y medio (media semana) después, en la primavera del año 31 d.C.

De hecho, sabemos la hora exacta del día en que Trump firmó su orden acerca de Jerusalén. Podías seguirlo en vivo; el discurso de Trump y la ceremonia de firma tuvieron lugar el 6 de diciembre de 2017 a las 13 h en la Casa Blanca en Washington, D.C. En Paraguay, eso ya fue dos horas después, a las 15 h, pero aún durante el día antes del atardecer. En Jerusalén, sin embargo, ya eran las 20 h de la noche del 6 al 7 de diciembre de 2017.

Si tomamos ahora nuestros 486,5 días y calculamos el final de estos días para Jerusalén con el conteo inclusivo judío según la zona horaria de Jerusalén—como fue obligatorio—ya no llegaremos al día del 6 de abril de 2019, sino a su noche. Eso seguiría siendo el 6 de abril de 2019 según el calendario gregoriano, pero ya sería el 6/7 de abril de 2019 según el calendario judío. Algunos podrían considerar que este "error" de medio día es insignificante, pero uno no debe pasar por alto el hecho de que Dios es el Tiempo, y Él es muy preciso con Sus profecías de tiempo. ¡Recuerda que los 168 años y los 7 años son sólo una extensión de las 2.300 tardes y mañanas! ¡Las unidades de tiempo todavía son precisas a medio día, tardes y mañanas!

¿Cómo resuelves el problema? Con la partida de Dios—como es descrito en la Biblia y en nuestros escritos—desde Su santuario en Jerusalén hacia el este... hasta Paraguay, al templo que podría ser una obra de mano humana más humilde, pero construida con todo su corazón, y con todo lo que él y su esposa tenían. Incluso seguimos la orientación y las medidas del templo de Ezequiel hasta donde fue posible. Ahora nos es permitido saber: ¡la profecía de las 70 semanas se cumple perfectamente desde Paraguay!

El propósito final de la profecía de las 70 semanas ahora es revelado a aquellos que son entendidos:

… y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. (Daniel 9:24)

Dios selló la visión de Daniel en el lado opuesto al primer Miller en la línea de tiempo con la obra del segundo Miller, y la profecía de los dos testigos acerca de dos veces 1260 días, que finaliza junto con la profecía de las 70 semanas antes del atardecer del 6 de abril de 2019.

Él ungió Su nuevo Lugar Santísimo, el pequeño templo del remanente del remanente en Paraguay con el Espíritu Santo,... y Su sello es: el Tiempo.

El templo en la Granja Nube Blanca ungido por el Tiempo

2.
Hay muchos estudios bíblicos que detallan la profecía de las 70 semanas, por ejemplo, en el Cyberspace Ministry
4.
Apocalipsis 8:10 - El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. 
5.
Génesis 1:16 - E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 
6.
Hemos demostrado que los textos de la cosecha de Apocalipsis 14:13-19 son exactamente paralelos a los textos de las trompetas. Cada texto de la cosecha (y cada texto de trompeta) está acompañado y confirmado por señales celestiales. Se puede encontrar un resumen de todas las señales y eventos terrenales en Señales y prodigios en el cielo
7.
Las últimas tres trompetas son acompañadas por tres "ayes". 
8.
Apocalipsis 6:9-11 - Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.  
9.
Apocalipsis 9:5 - Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. 
10.
Apocalipsis 9:4 - Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. 
11.
Ver también el video del hermano Robert. 
12.
Todo esto es descrito en detalle en ¡La quinta trompeta suena fuerte y claro!  
14.
En el video, la conjunción de Mercurio y Venus parece tener lugar el 3 de marzo de 2018, pero en este sitio el cielo del mes la fecha oficial de la conjunción astronómica es dada para el 4/5 de marzo de 2018. 
15.
1 Tesalonicenses 5:3 – que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 
16.
Ver al pastor Andrew Henriques y su esposa comenzando en 1:23:00 h de su video
18.
Lucas 21:28 – Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca. 
20.
Colosenses 2:16-17 – Por tanto, nadie los juzgue en asuntos de comida o de bebida, o respecto a días de fiesta, lunas nuevas o sábados. Todo ello es solo una sombra de lo porvenir, pero la realidad pertenece a Cristo. (RVA 2015) 
21.
Ezequiel 3:5 – porque no eres enviado a un pueblo de habla misteriosa ni de lengua difícil, sino a la casa de Israel; 
22.
Lucas 1:17 – E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto. 
23.
Malaquías 4:5-6 – He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición. 
24.
Job 38:32 – ¿Sacarás tú a su tiempo las constelaciones de los cielos, O guiarás a la Osa Mayor con sus hijos? 
25.
Ver Génesis 49. 
26.
Salmos 19:4-5 – Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol; Y éste, como esposo que sale de su tálamo, Se alegra cual gigante para correr el camino. 
27.
28.
Romanos 11:17 – Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, 
29.
2 Tesalonicenses 2:3– Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,  
30.
Ni una sola iglesia organizada, ni siquiera los judíos mesiánicos, está limpia de la impureza de las herejías de Babilonia. Todas ellas tienen un pacto con Satanás (Papa Francisco) de una forma u otra. “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;” (Apocalipsis 18:4) 
31.
He analizado todo esto extensamente en El gran final
32.
Por favor, vean el quinto video de mi sermón de la Santa Cena
33.
34.
El mensaje del tercer ángel de Apocalipsis 14 comenzó en 1846 cuando la verdad del sábado fue restaurada a una denominación cristiana, los Adventistas del Séptimo Día. Ese año fue también el año del comienzo del Reloj del Juicio de Orión
36.
Los primeros 1260 días. 
37.
Estos puntos están incluidos en los Apéndices A y B, que no están disponibles para el público. Han sido retenidos por orden de Dios y están disponibles sólo para los miembros de este movimiento, porque debe acontecer exactamente como la gente nos dice siempre en tono de reproche: nadie anuncia el día de la venida de Jesús, excepto Dios Padre únicamente. Entonces, este conocimiento está reservado para aquellos a quienes Él, Dios Padre, ha elegido con Su sello. 
38.
Apocalipsis 8:6 – Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. 
39.
Cualquiera que entienda inglés no debe perderse este video de Lyn Leahz
40.
Ciro en Esdras 1:1-4 537 a.C., Darío I poco después en Esdras 6:1-12, 520 a.C., y el tercero a través de Artajerjes en su séptimo año, 458/457 a.C. (Esdras 7:1-26). 
41.
Para encontrar todos estos datos estrictamente en la Biblia, ver la Presentación de Orión
42.
Ver por ejemplo los muchos diagramas en Los siete años de escasez 
43.
Comentario Bíblico Adventista Tomo 4 (878) sobre Daniel 9:24. 
44.
Esta teoría fue desarrollada y fundamentada en el artículo Los siete años de escasez. 
45.
Josué 6:4-5 (NBLH) – Siete sacerdotes llevarán siete trompetas de cuerno de carnero delante del arca. Al séptimo día ustedes marcharán alrededor de la ciudad siete veces, y los sacerdotes tocarán las trompetas. Y sucederá que cuando toquen un sonido prolongado con el cuerno de carnero, y ustedes oigan el sonido de la trompeta, todo el pueblo gritará a gran voz, y la muralla de la ciudad se vendrá abajo[a]. Entonces el pueblo subirá, cada hombre derecho hacia adelante.  
46.
Hemos escrito varios artículos y noticias sobre el tema de la influencia del Papa Francisco en las Naciones Unidas. Su discurso ante la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre de 2015 marcó el comienzo de los 1290 días de Daniel 12 con respecto al establecimiento de la abominación desoladora. El Papa Francisco estaba en un lugar donde no debería estar. 
47.
Ezequiel 39:11 – En aquel tiempo yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente del mar; y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón-gog.  
48.
Juan 2:20 – Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?  
49.
Comentario Bíblico Adventista, Tomo 3 (368) sobre Esdras 7:12. 
50.
Ya aborde este tema hace años. En ese momento, los Adventistas del Séptimo Día me instaron a hacer una declaración sobre cómo llegué a realizar una profecía de tiempo. Gran parte de lo que escribí en ese momento ya era muy correcto, pero el entendimiento ha aumentado. 
51.
Una cita abreviada de Elena G. de White de sus comentarios sobre pasajes de la Biblia. 
52.
Está a la izquierda viéndolo desde nuestro punto de vista, porque las tres personas se sientan en Sus tronos frente a nosotros. 
53.
Apocalipsis 6:9-11 – El quinto sello. 
54.
Salmos 50:6 – Y los cielos declararán su justicia, Porque Dios es el juez. Selah.  
55.
Debería leerse correctamente: "Y cuando estaban a punto de terminar su testimonio..." es decir, los últimos 1260 días aún no han expirado por completo cuando son asesinados. 
57.
Apocalipsis 13:16-17 – Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.  
58.
Identificamos un posible escenario y una posible fecha para este evento en nuestro testamento. Más tarde aprendimos que no se nos permitió nombrar esa fecha en público, debido a la maldición sobre Ezequías, quien no debió mostrar todos sus tesoros a los babilonios. No queremos cometer el mismo error que cometió ese piadoso rey de Judá, que heredó el reloj de sol de su padre y se le permitió experimentar una gran señal profética de tiempo regresivo. En Su sabiduría, Dios nos impidió divulgar la verdadera fecha de la muerte de los dos testigos, que se puede encontrar en el Apéndice B, una revelación que está reservada sólo para los 144.000 sellados por Dios. 
59.
Daniel 12:3 – Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.  
60.
Ver, por ejemplo, la serie advertencia final 
A- A A+
¡Visita a nuestro Canal de la Granja Nube Blanca donde te damos las noticias de hoy ayer!
Ver ahora...
¡Únete al movimiento!
¿Crees en el Tiempo? ¡Muestra tu apoyo y únete al ejército del Señor haciéndote miembro hoy!
Utiliza el sello de Orión...
¿Dónde está tu corazón?
No dejes que la polilla y el orín corrompan tus tesoros. ¡Ponlos en el Cielo!
Dar una donación ahora...
El libro del legado
¡Escala el Santo Monte del Tiempo leyendo nuestro libro en formato PDF!
Descargar el libro ahora…
El libro Último­Conteo
Todos nuestros estudios de los primeros siete años en un compacto libro en formato PDF. Un viaje por el universo del tiempo de Dios. ¡Una lectura obligada para los adventistas del gran sábado!
Descargar ahora...
El DVD de Último­Conteo
Todo el sitio de Último­Conteo en un DVD compatible con Windows. Un regalo que puede salvar vidas.
Descargar el DVD ahora...
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...