Sección 1: Los herederos

 

Preámbulo

Comenzaremos con una advertencia razonable: algunas cosas no pueden ser suavizadas, y el tema de esta primera sección de este testamento es una de ellas. La programación del mundo condiciona a la gente a alejarse de todo lo que trae dolor, ya sea físico, emocional, espiritual o incluso dolor existencial, pero el sufrimiento humano debe acercarnos a Dios. El dolor de la conciencia, por ejemplo, conduce a una persona al arrepentimiento, pero aquellos que tienen el hábito de huir de cualquier cosa que se siente como una "energía negativa" terminan huyendo de lo único que puede salvarlos.

Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; (1 Pedro 1:13)

Este testamento es para aquellos entre los vivos que quieren conocer la verdad cualquiera fuese el costo, y para aquellos entre los muertos que vivieron según la verdad presente que tenían. Si no encajas en una de esas categorías, entonces este testamento no es para ti, y no debes agobiar tu felicidad leyendo más.

Este es nuestro último gran trabajo escrito. Es nuestra última voluntad y testamento. La primera sección, la sección 1, define a los grupos involucrados. Afirma quiénes somos: los testadores. Indica cómo firmaremos esta última voluntad y testamento al final. Especifica quiénes son los beneficiarios, quiénes son los únicos herederos legítimos de este legado e incluso excluye a un grupo específico que no tiene derecho a él. Esto es de interés especial, porque una persona querrá saber si él/ella cumple los requisitos o no. Esta sección revelará quiénes son realmente los 144.000 de Apocalipsis.

La sección 2 explica el testamento mismo—el sempiterno pacto que Dios hizo con la humanidad— y demuestra que somos realmente los titulares del pacto y que tenemos la capacidad testamentaria (la capacidad legal) de hacer esta última voluntad y testamento. Ningún otro grupo puede transmitir lo que tenemos para los herederos.

La sección 3 describe el legado que es transferido a los herederos. Incluye el vasto tesoro de piedras preciosas espirituales, materiales preciosos, perlas y todo tipo de joyas, y—lo que sabemos será especialmente reconfortante para los herederos— el reloj de su Padre Original, el único en su género, el Reloj de todos los relojes, cuyo tic tac reconfortante y campanadas agradables los llevarán de regreso al hogar al que pertenecen. Ese reloj tiene un grabado personalizado sólo para ellos. Estos dones divinos son dados para su consuelo y mantenimiento espiritual como los herederos, en la forma como el oro, el incienso y la mirra fueron usados para proveer para Jesús y Su familia mientras estuvieron en Egipto.

La última sección, la sección 4, se basa en las señales de Elías para mostrar cómo el Notario divino atestigua las firmas de los testadores y sella el testamento con el sello oficial del Notario. Esta sección identifica quién es el Notario, y cómo Su sello incluye características de seguridad que son imposibles de falsificar. A pesar de la incertidumbre por todos lados, los que tienen esta última voluntad y testamento pueden estar seguros de que ha sido certificada para su aceptación en la corte más alta del universo y proporciona lo que se necesita para obtener, no sólo las provisiones para el resto del peregrinar de los herederos en la tierra, sino también su herencia celestial.

Sección 1: Los herederos

Llega un punto de crisis espiritual en la vida cuando una persona se encuentra sola, herida y vulnerable, y lo que necesita es el bálsamo de algo familiar, reconfortante y digno de confianza, en un mundo que ha abandonado las leyes de Dios y repentinamente se ha vuelto extraño, frio y amenazante. Tal vez uno se siente lentamente entrando en conciencia, como si se despertara de un coma o del sueño de la muerte, preguntándose quién es, dónde está, cuánto tiempo ha transcurrido y qué sucedió mientras estaba inconsciente. Todo ha cambiado a su alrededor, y ya no tiene el consuelo y la protección de aquellos que alguna vez se preocuparon por él, más de lo que él se dio cuenta, y él sólo desea tener todo de vuelta.

Tal persona ha experimentado un evento de la vida. Necesita consejo. Él necesita ayuda, pero sabe que esto es más grande y más personal que cualquier cosa que cualquier persona alguna vez pudiera entender. Él clama a Dios, porque sabe que sólo hay UNO que puede ayudarlo: el Gran Consolador mismo. PERO ¿DÓNDE ESTÁ ÉL? ¿Dónde se encuentra Él en un mundo donde el Espíritu Santo ha sido afligido y se ha retirado?

Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador. Y alabé yo a los finados, los que ya murieron, más que a los vivientes, los que viven todavía. Y tuve por más feliz que unos y otros al que no ha sido aún, que no ha visto las malas obras que debajo del sol se hacen. (Eclesiastés 4:1-3)

Entendemos las razones por las cuales una persona puede enfrentar esa experiencia. Es por eso que planeamos con antelación para las necesidades de estos, al escribir este testamento. Pero no sólo somos nosotros; mejor dicho, Dios planeó con antelación para ellos, y nos habló y nos instruyó en lo que respecta a su cuidado, para que, como sabios cuidadores, pudiéramos guardar el consejo especial que Él ha dado, sólo para aquellos en su momento de necesidad aguda. Hemos sido los recipientes del Espíritu Santo, llevando el mensaje de la lluvia tardía al mundo, y Su consuelo y consejo es lo que legamos ahora. Es el legado del Espíritu Santo y nuestro para los que vienen después, para su tiempo de necesidad.

A menudo, los herederos no aprecian plenamente a los que les dejan una herencia, así como el hombre carnal no aprecia inmediatamente el amor de Dios. Lo ven en una luz negativa, sin darse cuenta de que Su corrección ha sido por su propio bien. Sólo a la luz de la cruz, cuando el pecador se da cuenta del costo total de seguir su propio camino y ve demasiado tarde que Dios estaba suplicando sabiendo que Él—el corazón del amor infinito— tomaría ese costo sobre Sí mismo por ellos. Al hacer el máximo sacrificio en la cruz, Jesús dejó una herencia a Sus herederos espirituales que debería despertar la más profunda devoción a la justicia y el mayor aborrecimiento hacia el pecado. Es entonces que el amor se despierta en el corazón del penitente, pero el alto precio ya ha sido pagado.

Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive. De donde ni aun el primer pacto fue instituido sin sangre. (Hebreos 9:16-18)

El costo se siente. La presencia del Benefactor ya no honra a la familia humana. Sin embargo, la tragedia es convertida en victoria por el poder de Dios, y nuestro Señor resucitado cuenta a los quebrantados de corazón como Suyos, y da el don del Espíritu Santo en manos de los pecadores perdonados como la garantía de su posesión eterna.

Que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. (Efesios 1:14)

Como herederos del don de Dios por medio de Jesucristo, hemos trabajado con diligencia y hemos luchado contra toda posibilidad para apoderarnos de Su fe, como está escrito:

Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)

A medida que nos acercamos al fin de nuestra obra en la tierra, es apropiado que dediquemos el fruto de nuestro trabajo a los herederos que quedan después de nosotros, como lo hizo Cristo con la herencia incorruptible. Como el consuelo de sostener las posesiones terrenales familiares de un ser querido, y la seguridad económica de recibir una herencia en tiempos de crisis—si bien nada podría compensar la pérdida del amado que se ha marchado— estas páginas están aquí para satisfacer sus necesidades y para proveer para su mantenimiento espiritual en el tiempo de angustia. Ellas representan las arras del pago terrenal de la herencia celestial.

Muchos de los que se despiertan podrían preguntarse qué le ha pasado al mundo. Si podemos responder en pocas palabras, es básicamente el peor escenario posible: el mundo se ha alineado bajo el gobierno de Satanás y se ha apartado completamente del fundamento de la Ley de Dios. Como resultado, todo el infierno se ha desatado (en el sentido literal de la expresión), y esperamos que pronto, la justicia haya sido erradicada del mundo para todos los propósitos prácticos. Los últimos mártires habrán muerto, la misericordia de Dios se habrá acabado, y la copa de Su ira se habrá llenado hasta la plenitud. No habrá más suelo fértil para que la semilla del evangelio se arraigue. Hombres y mujeres de fe se despertarán ante los horrores de sus peores pesadillas: un mundo que está completamente desprovisto de Dios y totalmente intolerante a cualquiera que se resista a la embestida del libertinaje. Por eso hicimos preparaciones cuidadosamente para ellos, para ayudarles dejando este legado.

Los requisitos de elegibilidad

Requisitos de eligibilidad En este tiempo de crisis espiritual, es importante que los herederos estén claramente identificados. Muchos estarán confundidos, porque esperaban despertar ante la sonrisa amorosa de Jesús, y no encontrarse en un mundo cruel y lleno de odio. Algunos habrán creído que estaban caminando con el Señor, pero se encontrarán en circunstancias que los harán sentirse perdidos, sin brújula. ¡Podemos imaginar por qué podrían sentirse de esa manera! Por eso hemos preparado este testimonio como una guía para ellos.

Nadie necesita ser informado de que las cosas han salido terriblemente mal—cualquiera puede ver eso por sí mismo—pero estamos aquí para ayudar a los herederos de este movimiento a encontrarse a sí mismos y recuperar su propósito: a entender lo que salió mal y cómo manejarlo correctamente. En primer lugar, debemos ayudarles a confirmar que son herederos elegibles del sempiterno pacto. Jesús expuso los criterios básicos en términos muy simples en el libro de Apocalipsis, donde Él da consejos específicos a cada una de las siete iglesias, las cuales están representadas por candeleros.

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro… El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. (Apocalipsis 1:12-13, 20)

Cada una de las siete iglesias representa una condición espiritual que describe una clase de personas. Cada persona puede hacer una auto evaluación para determinar a qué clase pertenece, respondiendo a la siguiente pregunta: "¿Cuál de las siete iglesias representa mi condición espiritual?" Esta determinación es importante, porque Jesús da consejo personalizado dependiendo de cada caso. No importa que uno se sienta como si estuviera en tinieblas, lo importante es que siga la luz rápidamente, sin vacilar.

El reloj esta haciendo tictac La urgencia se debe al inminente cierre de la gracia ante el sonido de la sexta trompeta, que abordaremos más detalladamente un poco más adelante. Lo importante en cuanto a una persona identificarse con este legado, es si él/ella está leyendo esto después de que la puerta de la gracia ha cerrado, o antes. El tema del arrepentimiento se aplica a aquellos que están leyendo esto antes de que la gracia haya cerrado, de ahí la urgencia. Los que leen este testamento después de que la gracia se haya cerrado tienen una urgencia diferente: no para el arrepentimiento (que ya debieron haber hecho, puesto que ya no es posible), sino porque necesitan desesperadamente guía y fuerza para no caer.

¿Estás leyendo esto antes de la sexta trompeta del 3 de junio de 2018, o después? Si es antes, entonces los párrafos siguientes sobre el arrepentimiento son especialmente aplicables.

Jesús está con Su pueblo en medio de ellos. Ellos son comisionados para dar SU luz al mundo, y Él les da el consejo y la reprensión que ellos necesitan para hacerlo. Él conoce a cada uno, y Él es serio cuando pide arrepentimiento. ¡Escucha Sus palabras a la iglesia de Éfeso! Después de reconocer sus puntos positivos y señalar sus errores, Él dice:

Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. (Apocalipsis 2:5)

Recuerda, el candelero representa a la iglesia, por lo que, si quita el candelero, eso significa que tales no son contados como herederos de Su herencia. La iglesia de Éfeso es sólo un ejemplo: cualquier iglesia (la de Éfeso o cualquier otra) describe la condición espiritual de una persona, entonces esa persona debe arrepentirse y apartarse de su pecado, o perderá la luz y permanecerá en tinieblas y no será elegible para los beneficios descritos en este testamento.

Vayamos un poco más lejos con la iglesia de Éfeso como el ejemplo. Los que trabajan pacientemente y tienen buen discernimiento, pero han perdido su relación con su Primer Amor, son caracterizados por Éfeso. Si no se dan cuenta de su condición y se arrepienten, entonces no serán elegibles según los términos de este pacto.

Instrucciones de auto evaluación

Por favor, estudia las siete iglesias de Apocalipsis 2 y 3 por tu cuenta.

¿Qué iglesia(s) describe la crisis espiritual que enfrentas hoy?

A medida que una persona sigue el consejo de Jesús y se arrepiente en las áreas que Él identifica, entonces su condición espiritual cambia, y se transfiere a una de las otras iglesias, que describe su NUEVA condición espiritual. Dos de las siete iglesias no tienen reprensión ante los ojos de Jesús, y debe ser el objetivo de cada heredero de salvación ser parte de ellas: Esmirna y/o Filadelfia. Jesús no les reprende. Simplemente las anima a permanecer fieles y aferrarse fuertemente a lo que ya les ha dado.

Personas de la iglesia Estas dos iglesias, Esmirna y Filadelfia, representan la condición espiritual de personas individuales para las cuales Jesús no tiene reproches, y aquellos que se arrepienten de su condición representada por las otras iglesias, se convierten en parte de una de estas dos iglesias. Por lo tanto, todos aquellos QUE VENZAN se caracterizarán en última instancia por una de las dos iglesias irreprensibles.

Cada futuro heredero querrá hacer su tarea para identificar las áreas de su vida a donde Jesús le llama a la reforma. Aquellos que han seguido Su consejo hasta que permanezcan sin reprensión ante Sus ojos serán salvos. Estas son preguntas importantes para que cada persona responda, porque si una persona no ha hecho su parte para cumplir con los requisitos para recibir este legado, entonces no tendrá parte en él. Es sólo para aquellos que pertenecen a Esmirna y/o Filadelfia. Para ayudar a los herederos, resumiremos brevemente los requisitos para unirse a ambas iglesias calificativas y debe ser la prioridad más alta de los herederos hacer esto, porque su identidad como heredero necesita ser confirmada antes de que este testamento sea ejecutado, como es explicado más adelante.

La iglesia de Filadelfia

La esperanza de todos los fieles ha sido siempre ver al Salvador en toda Su belleza y participar en la gloria de Su reino eterno. Ese es el privilegio de los que pertenecen a la iglesia espiritual de Filadelfia.

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. (Apocalipsis 3:7-13)

Nosotros caminamos entre los de Filadelfia. La llave de David[1] es uno de los tesoros contenidos en este legado. Atravesamos la puerta abierta, y es por eso que estamos aquí hoy y tenemos este legado para dejar como herencia. Nuestro caminar de fe nos ha dado la experiencia de la iglesia de Filadelfia—el amor fraternal— que es un amor que preferiría sacrificar su propia existencia que ver a un hermano perdido perecer para siempre. Es el tipo de amor que Jesús mostró al entrar en el sempiterno pacto con la humanidad, firmado con Su propia sangre, significando Su compromiso incluso si es en daño suyo. David pregunta:

Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo?... El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia; (Salmos 15:1, 4)

Ese es el amor fraternal que respalda el legado que estamos dejando. Implica un juramento, que hemos hecho a daño propio, como lo hizo Jesús. Sólo cuando una persona ha desarrollado ese tipo de amor por hermanos errantes puede pertenecer a Filadelfia.

Jesús promete guardar a tales de la hora de la tentación—el año de las retribuciones y las plagas— que vendrá sobre todo el mundo, para probar a los que moran en la tierra. Eso puede significar cosas diferentes dependiendo del contexto. A aquellos de nosotros que alcanzamos la experiencia de Filadelfia por la fe, Dios puede literalmente librarnos de pasar por las plagas. (Eso se explicará hacia el final de esta primera sección, y verás muy vívidamente cómo Él confirma eso.) Nosotros, y los que estaban con nosotros en el Monte Quiasmo[2], demostramos el carácter de la iglesia de Filadelfia cuando declaramos oficialmente[3] nuestras intenciones en nombre de hermanos perdidos:

POR LO TANTO, POR LA PRESENTE DECLARAMOS OFICIALMENTE, para que todo el mundo lo lea, QUE EL MIÉRCOLES 19 DE OCTUBRE DEL 2016, NOSOTROS SOLICITAMOS QUE JESÚS – quien ya había cesado Su intercesión, y ya había dejado el Lugar Santísimo, y ya estaba en camino a la Tierra – SE ABSTUVIERA DE VENIR TODAVÍA, Y PARA QUE EL PADRE ENVIE EN SU LUGAR OTRO GRAN DERRAMAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO para que el fuerte pregón que la Iglesia Adventista del Séptimo Día debió haber sonado pueda repetirse durante una hora celestial, que es siete años terrestres.

Aquellos que participaron en esa decisión, o al menos han acogido el espíritu de nuestra experiencia después de ese hecho, y han permanecido en la fe califican para ser un miembro de la iglesia de Filadelfia, con una advertencia importante que será incluida en la próxima sección.

Aquellos que se identifican con la iglesia de Filadelfia por haber guardado la palabra de Su paciencia pidiendo el aplazamiento de la Segunda Venida de Jesús, permanecen en este mundo, todavía cautelosos de los peligros de perder la corona que es suya. Ellos han jurado (o pedido) en daño suyo, pero la promesa a los que vencen es que tendrán un lugar permanente en la Ciudad Santa, y serán sellados con el sello que es descrito allí.[4]

Mientras estabas descansado, esto es lo que sucedió

Hay una verdad importante y fundamental que te ayudará a entender todo con más claridad: Dios diseñó el "Plan A" de cómo la Iglesia Adventista del Séptimo Día debería haber cumplido la profecía del fin del tiempo—un plan que nosotros, como su remanente, seguimos hasta el final, mientras que la propia iglesia hizo naufragio de su fe. Entonces suplicamos a Dios como se mencionó anteriormente, y Él respondió con el Plan B. Dios sabía todas las posibilidades por adelantado; no fue una sorpresa para Él, pero al mismo tiempo Él no impide el libre albedrío; Él nos permite hacer elecciones, y como reyes y sacerdotes ante Dios, se nos permitió hacer nuestra petición ante Él.

Lineas de tiempo alternativas Una vez que hayas comprendido que había dos alternativas, dos realidades alternas, cualquiera de las dos podría haber sido elegida por la humanidad (y particularmente por la antigua Iglesia de Dios, la Iglesia Adventista del Séptimo Día), entonces puedes comenzar a entender las cosas en su contexto apropiado. Algunas cosas habrían sido la realidad en el Plan A, mientras que otras cosas son la realidad en el Plan B, pero en ambos casos, la Palabra de Dios sigue siendo verdadera, porque Él es omnisciente.

Lo que he descrito de nuestra experiencia en la iglesia de Filadelfia fue hecho por la fe, de acuerdo con la línea de tiempo del Plan A, donde seguimos las intenciones de Dios para la Iglesia Adventista del Séptimo Día hasta el final. A lo largo del camino, escuchamos trompetas sonando en tonos suaves y plagas siendo derramadas en pequeñas gotas—porque eran sombras de eventos de una realidad que no se materializó por completo debido al fracaso de la Iglesia Adventista de cooperar con Dios en terminar la obra según los métodos y los horarios de Dios, y con Sus instrumentos. Vimos y vivimos por la fe lo que habría sucedido si la Iglesia hubiera sido fiel, y al final, Dios recompensó nuestra fe al entregarnos el sempiterno pacto a nosotros, el remanente fiel del remanente, aunque éramos muy pocos.

Mientras teníamos nuestra mirada en Jesús y seguimos el cambio de planes, experimentamos algo así como un cambio de paradigma en una nueva realidad con diferentes líneas de tiempo. En la nueva realidad, las trompetas están sonando muy fuerte y las plagas seguramente serán derramadas sin reservas. Comprender la existencia del Plan A y del Plan B te permite ver el panorama general de una manera armoniosa. En su precognición, Dios había estado haciendo provisiones para el Plan B todo el tiempo, en el caso de que Su pueblo lo pidiera, y nosotros lo hicimos. En la segunda parte de este testamento, verás cómo todo esto está escrito en las Escrituras.

Así tenemos dos proclamaciones de tiempo: la primera, anunció la venida de Jesús de acuerdo con la línea de tiempo del Plan A, y la segunda proclamación, anuncia la venida de Jesús de acuerdo con la línea de tiempo del Plan B. La primera proclamación se refería a una realidad que no se materializó plenamente para muchas personas, mientras que la segunda proclamación, que se basa en la primera, pertenece a la realidad actual con la intención de alcanzar a más personas.

Dos proclamaciones de tiempo

Desafortunadamente, el mundo ya ha pasado el punto de inflexión en su camino hacia la autodestrucción al abandonar el diseño de Dios para el matrimonio, que es el fundamento de toda la sociedad humana. Al elevar el matrimonio entre personas del mismo sexo y todas sus corrupciones asociadas por encima del diseño de Dios, el mundo se está socavando a sí mismo, y eso significa que más tiempo trae sólo una mayor oscuridad, al ritmo actual de las cosas. En el principio, Dios creó todas las cosas buenas, pero Satanás (a través de la serpiente en el Edén) introdujo el pecado y ha estado trabajando desde entonces hacia el dominio total (la destrucción) del planeta, y casi lo ha alcanzado. La oscuridad está en todas partes, y la luz de la verdad está casi extinguida. La naturaleza y la vida misma están colgando de un hilo. Los dos últimos candeleros que irradian su luz en el mundo son de los que estamos hablando, Filadelfia y Esmirna, y están juntamente representados por este testamento. Por eso es imperativo que los herederos de este legado se identifiquen con una de estas dos iglesias, para que este testamento sea de beneficio para ellos.

Las responsabilidades asociadas con este legado son grandes. Sus herederos son la última esperanza contra la oscuridad predominante. Si son negligentes, Satanás ganará el Conflicto de los Siglos, y la oscuridad al final envolverá todo el universo. Por eso hemos preparado todo este consejo. No hay otra opción; si este Plan B no se materializa, la oscuridad presente terminará en la muerte eterna no sólo de la tierra, sino también del número incalculable de seres de los reinos celestiales.[5] Es una gran responsabilidad, y para recibir este legado, los herederos tendrán que ser conscientes de la responsabilidad.

La iglesia de Esmirna

Para ser clasificados con la iglesia de Esmirna, uno tendría que seguir el consejo en el mensaje a ella, además de arrepentirse de los pecados que Jesús reprendió en Sus mensajes a las otras iglesias. El consejo a la iglesia de Esmirna es el siguiente:

Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. (Apocalipsis 2:8-11)

En primer lugar, uno debe entender que su Consejero— Jesucristo, de quien el Espíritu Santo es el representante–estuvo muerto y vivió. Esa fue una experiencia que Él pasó y que entiende, y es importante que cada persona la entienda también, y que sepa que Él ha caminado ese camino antes. Él sabe lo que enfrentarán aquellos de la iglesia de Esmirna. Él sabe cómo algunos han trabajado para Él. Él conoce la tribulación y la pobreza de las almas que algunos han experimentado en este mundo, así como la riqueza de su experiencia espiritual con Él. ¡Si una persona está en esta iglesia espiritual, Jesús le asegura a esa persona que Él la conoce! Oh, qué consuelo, en contraste con los que escucharán las palabras "¡No te conozco!"

A medida que nosotros, los testadores, escribimos estas palabras, podemos dar nuestra seguridad de que entendemos, porque nosotros mismos nos identificamos mucho con esta iglesia. También hemos hecho obras, que resultaron en los sitios UltimoConteo.org y GranjaNubeBlanca.org, que representan la primera y la segunda proclamación de tiempo, respectivamente. En el curso de nuestras obras, también hemos sufrido la tribulación y la pobreza en términos del número de almas en nuestro movimiento, lo que hace muy difícil realizar nuestro trabajo. Sin embargo, hemos sido motivados a compartir la riqueza de las bendiciones espirituales que tenemos, y que imparte fervor a nuestro trabajo a pesar de la aparente infructuosidad.

Quienquiera que pertenezca a la iglesia de Esmirna también se habrá empleado para Cristo, trabajando y dando, sólo para ser perseguido y dejado sin recompensa. ¡Jesús conoce las obras de aquellos que se han vaciado de sí mismos en el servicio a Él, satisfaciendo las necesidades más profundas de los demás con sacrificio!

En cuanto a nosotros, la cumbre de nuestra experiencia entre los dos sitios web mencionados anteriormente fue nuestra decisión, que finalmente nos llevó a la necesidad de dejar este legado. La terminación de este legado y la firma de este testamento con nuestra propia sangre—siendo fieles hasta la muerte— representaría la finalización de nuestra obra en la tierra.

Nos identificamos mucho con la iglesia de Filadelfia en el contexto de la primera proclamación de tiempo, pero eso no significa que Filadelfia sea nuestro tipo en todos los aspectos en el contexto de la segunda proclamación de tiempo, donde la fe está cada vez más dando paso a la vista. El sacrificio de Filadelfia fue un punto de inflexión. Tenía como propósito darnos la oportunidad de construir un nuevo cuerpo de creyentes, y como tal, nosotros que estuvimos involucrados en esa decisión nos embarcamos con el Señor en una misión de salvación, cualquiera fuese el costo para nosotros.

No sabiendo con certeza lo que los años siguientes depararían, pusimos todo en el altar de sacrificio, e incluso si no lo comprendíamos en ese momento, eso incluía el precioso privilegio de ver a Jesús venir sin probar la muerte. Lo que hubiera sido el caso en la realidad alternativa que habría existido si la Iglesia Adventista hubiera sido fiel, no es necesariamente el caso ahora. Nuestra experiencia actual ahora se alinea mucho con la iglesia de Esmirna, y eso es para el consuelo de aquellos que también se identifican con la iglesia de Esmirna.

Diez días de tribulación

El Señor nos ha enseñado cosas profundas acerca de Su amor sacrificial. Esto comenzó a ser más personal en nuestra última Cena del Señor en tiempos de paz, como se indica en el artículo El Último Elías. Entonces nos dimos cuenta de que la persecución física estaba pisándonos los talones. También está pisándole los talones a muchos otros—especialmente de aquellos, por ejemplo, que viven en países donde no se puede decir la verdad sobre asuntos relacionados con la Ley de Dios para el matrimonio, sin repercusiones de las autoridades.[6]

Recordando la primavera de 2012, cuando nuestro pequeño grupo internacional vino a Paraguay para participar de nuestra primera Cena del Señor juntos, todo lo que teníamos era el ciclo de juicio del Reloj de Orión y la Lista de Gran Sábados; no sabíamos casi nada comparado con lo que sabemos ahora, y esperábamos que las bolas de fuego iniciaran los eventos finales. Estábamos listos para dar nuestras vidas en el evento de las bolas de fuego si esa era la voluntad de Dios. Resultó ser que Dios tenía mucho trabajo para que nosotros hiciéramos, el cual puedes ver en nuestros sitios web en retrospectiva. Pero eso está a punto de ser comparado con la persecución real a manos del mundo perverso, como ser arrestados y torturados hasta el punto de retractarnos de las cosas que hemos escrito, y finalmente ser ejecutados.

El 27 de mayo de 2017, el aniversario de la resurrección de Jesucristo,[7] el Señor nos reveló que eso podría esperarnos a nosotros como Sus seguidores.

Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. (Juan 15:20)

El hermano Gerhard incluso había escrito hace algún tiempo sobre el último de los mártires en el artículo de los Dos ejércitos, y una vez más nos damos cuenta de cuán precisamente el Señor nos ha guiado en nuestros estudios pasados y esfuerzos al escribir. Nosotros, los testadores, podríamos ser los últimos mártires referidos en el artículo de los Dos ejércitos, pero la persecución está llegando a muchos más que solo a nosotros. Todos los miembros potenciales de la iglesia de Esmirna necesitarán estar listos para dar todo—incluyendo su vida—en defensa del Padre. Eso es lo que se requiere para ser contado entre los de la iglesia de Esmirna.

El quinto sello habla del número de mártires completando su cuenta:

Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. (Apocalipsis 6:11)

Eso significa que hay un número definido y un fin definitivo para la sangre que fluye de los mártires. Por eso es tan urgente arrepentirse en cualquier área que se necesite antes del 3 de junio de 2018, y ser contados entre las iglesias de Esmirna y/o Filadelfia antes de que ya no sea posible cambiar de posición. Después de que los cuatro vientos sean soltados, la muerte llevará a multitudes a la tumba como consecuencia de la guerra mundial, y los registros celestiales de los hechos de sus vidas se convertirán para siempre en “archivos de sólo lectura”.

En cierto sentido, Esmirna puede ser contrastada con Laodicea. Esmirna representa a los que compraron oro refinado en fuego, el colirio para los ojos y las vestiduras blancas, y se han hecho realmente ricos. Como tal, Esmirna representa a aquellos que tienen una fe de oro que ha sido refinada en el fuego y purificada. Esa es la fe que estamos entregando a los herederos de este legado. Cada individuo debe internalizar (estudiar) esta fe por sí mismo, y aquellos que se identifican con la iglesia de Esmirna como mártires deben demostrar que esta fe es de la calidad que incluso soportará la tortura y la muerte, habiendo sido examinada y purificada. Esa es la promesa de su valor; es más valiosa que la vida misma, porque incluye la victoria sobre la muerte.

En un sentido diferente, la iglesia de Esmirna también está relacionada con la iglesia de Filadelfia. Ambas se encuentran cara a cara con la sinagoga de Satanás. El Papa Francisco es Satanás, y los que dicen que son judíos, pero no lo son, son la Iglesia Adventista del Séptimo Día junto con otras iglesias previamente protestantes, que han sido todas secuestradas por el Papa Francisco. La sinagoga de Satanás causa la tribulación de la iglesia de Esmirna, en contraste con lo que se dice a la iglesia de Filadelfia:

He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. (Apocalipsis 3:9)

Esto traza una línea divisoria en términos de tiempo. Esmirna representa un punto en el tiempo anterior a Filadelfia, en relación con la historia de la sinagoga de Satanás. Primero la sinagoga de Satanás (especialmente la Iglesia Adventista) persigue al pueblo de Dios en Esmirna, pero más adelante reconoce el favor divino hacia Su pueblo en Filadelfia. Esa transición podría relacionarse con el momento en el que se ha alcanzado el número de mártires del quinto sello, que podría culminar en la muerte de los testadores de este legado. En el Plan A nos identificamos más con la iglesia de Filadelfia, pero a medida que cambiamos nuestro paradigma a la realidad actual, nos encontramos en su lugar tipificados por la iglesia de Esmirna, y en esta realidad, la iglesia de Filadelfia vendrá más tarde.

La iglesia de Esmirna es el tipo de todos los que—como nosotros— esperan enfrentar tribulación y muerte. Si una persona está también en esta clase, debería estar interesado en saber cuánto tiempo durará la tribulación. ¿Ya tienes una idea? En la carta a Esmirna, Jesús indica cuánto tiempo durará el sufrimiento.

No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 2:10)

Algunos de nosotros seremos echados en la cárcel, y probados. Como los autores de este mensaje, seremos especialmente probados. Nuestra fe será probada, y seremos juzgados ante el mundo. Tendremos que dar una respuesta por nuestra fe ante los reyes y gobernantes. En menor grado, lo mismo sucederá con otros que pertenecen a la iglesia de Esmirna.

Pero Jesús tiene algunas palabras de consuelo para aquellos que serán severamente probados y perseguidos. Esta severa tribulación durará diez días. Serán diez días largos, pero es reconfortante saber que tiene un fin definido, y que serán sólo diez días. Es un gran honor sufrir por Jesús, pero no somos dignos de sufrir de la misma manera o incluso la misma duración. Él nunca pecó, pero nosotros nacimos en pecado y por haber ofendido en cualquier punto, hemos tenido que reconciliarnos con toda la Ley. Jesús fue tomado y muerto en menos de 24 horas, pero como diez es el número de la Ley, estamos frente a diez días de tribulación. A través de nuestra fe en Jesús, debemos ser irreprensibles frente a toda acusación que Satanás pueda traer contra nosotros con respecto a la Ley de Dios.

¿Has pensado en el significado más profundo de por qué fue el 27 de mayo de 2017 que Jesús nos reveló que tendríamos que ser fieles hasta la muerte como la iglesia de Esmirna? ¿Podría ser que este evento esté relacionado con un aniversario diferente, para el que ya tenemos una fecha?

El ciclo de trompetas II[8] ya indica que un acontecimiento muy importante ocurrirá muy cerca de esta fecha, un año después. Es la sexta trompeta del 3 de junio de 2018, que da inicio al año de retribuciones[9] que incluye las plagas de la séptima trompeta.

La sexta trompeta del ciclo de trompetas II será la contraparte de los acontecimientos relacionados con la sexta trompeta del ciclo de trompetas I, cuando estábamos en la búsqueda del cumplimiento del Plan A. En ese momento, el hermano John, el último Elías, hizo su desafío del Monte Carmelo para ese mismo día. La contraparte a ese desafío viene en realidad, en la sexta trompeta del ciclo II.

Ese es un punto crítico, cuando Jesús como nuestro Mediador arrojará el incensario y cesará Su obra de intercesión. Si una persona entra en conciencia en ese momento, tendrá que tener mucho cuidado de no rechazar ningún rayo de luz del Espíritu Santo, porque no habrá más vuelta atrás, no habrá más arrepentimiento. Si una persona se aleja de la luz en ese momento, se quedará en la oscuridad eterna. Es por eso que estamos dejando este legado, para iluminar el camino de los que vienen después, para que no tropiecen en esta guerra crítica entre la luz y la oscuridad.

Pero volviendo a la tribulación de la iglesia de Esmirna, si hay en realidad una conexión entre el momento en que Dios revela esta luz y la sexta trompeta, un año más tarde, tenemos que entender por qué hay una discrepancia de varios días entre el aniversario de la resurrección de Cristo y la sexta trompeta. ¿Podría tener eso algo que ver con los diez días?

Evaluemos la hipótesis anterior poniendo los diez días en una línea de tiempo que conduce a la sexta trompeta, para obtener una mejor imagen de cómo se vería la secuencia de eventos.

Los diez días de Esmirna

¿Lo ves? ¡Los diez días de tribulación (conteo inclusivo) empezarían exactamente en el aniversario del sufrimiento de Jesús![10] La mesa de la cena, que el Señor nos instruyó adquirir en preparación para nuestra última observancia de la Cena del Señor en tiempos de paz,[11] tiene mucho más significado ahora. Estando formada por dos grandes vigas de madera rústica, es de hecho la mesa de nuestra cruz, en el sentido de que representa las dos vigas robustas de una cruz. En esa mesa, el pequeño remanente probablemente comerá y beberá su última Cena del Señor en esta tierra, el próximo año el jueves por la noche, el 24 de mayo, en memoria del Señor. Este aniversario se encuentra incluso en el mismo día de la semana como en el año de la crucifixión, como lo fue en 2012 cuando empezó nuestro ministerio como grupo.

La mesa bajo los dos candeleros La mesa fue colocada en nuestro templo bajo los dos candeleros —uno para la iglesia de Esmirna y otro para la iglesia de Filadelfia—representadas por los dos candeleros que están delante de Dios.

Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. (Apocalipsis 11:4)

Estas son las dos iglesias que están involucradas en este testamento: la que ha antecedido, para depositar este legado y firmarlo con sangre, y la otra que se levantará y lo recibirá como herencia. ¿Ves cómo la Palabra de Dios alumbra incluso el valle más oscuro de sombra de muerte?

Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. (Salmos 23)

En nuestro juicio más severo, Jesús nos anima recordándonos que Él ha seguido este camino delante de nosotros. Estamos escribiendo estas cosas en esta primera sección de este testamento para que los herederos de este legado, que están luchando por orientarse en medio de la crisis, puedan entender un poco acerca de quién les ha dado este legado y lo que significa para nosotros, así como para ellos, y sobre todo, ¡lo que significa para Cristo!

Sodoma y Egipto

En términos proféticos, el Apocalipsis habla de la Esmirna de nuestra experiencia en la ciudad donde Él también sufrió y murió:

Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. (Apocalipsis 11:8)

Hablaremos más ampliamente de los dos testigos en la próxima sección de este testamento, que trata especialmente sobre este tema, pero por ahora basta con reconocer que Jesús ha recorrido este camino antes, es decir, el camino de nuestra experiencia, no el camino literal en Jerusalén. El versículo habla de ser "espiritualmente" llamada Sodoma y Egipto, y el lugar donde el Señor fue crucificado.

Al tomar y matar a Sus mensajeros, la ciudad responsable estará al mismo nivel de perversión de Sodoma, que habría abusado de los ángeles del Señor que fueron enviados en una misión para rescatar a las almas. Alcanzará la impiedad de Egipto, la cual dijo: "¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehová, ni tampoco dejaré ir a Israel.”[12]

Pero Jesús, que está vivo para siempre, nos recuerda que Él ha pisado este camino antes que nosotros, y es glorificado para siempre. Él estará con nosotros y seguirá allí después de que cualquiera haya muerto. No nos dejará ni nos abandonará. ¿Entiendes por qué fue en el aniversario de Su resurrección y no en el aniversario de Su muerte que Él reveló este camino que debemos pisar? Volveremos a eso.

El Comentario Bíblico Adventista da una idea de los motivos del enemigo y qué tipo de tratamiento se podría esperar durante estos diez días de intensa tribulación:

Diez días. Esta expresión ha sido interpretada de dos maneras. Aplicando el principio de día por año para computar los lapsos proféticos (ver com. Dan. 7:25), como un período de diez años literales, el cual se ha aplicado al período de la implacable persecución imperial de 303-313 d. C. Diocleciano y su cogobernante y sucesor, Galerio, dirigieron en esa década la más encarnizada campaña de aniquilamiento que el cristianismo jamás sufriera a manos de la Roma pagana. [Este fue un intento de borrar el cristianismo quemando las Escrituras, destruyendo los edificios de la iglesia y encarcelando a los líderes.][13] Creían, como sus predecesores Decio y Valeriano, que el cristianismo había crecido tanto en Poder y popularidad dentro del imperio, que a menos que fuese rápidamente exterminado, dejaría de existir el modo tradicional de vida romano y el imperio se desintegraría. Por eso iniciaron una política destinada a exterminar a la iglesia. El primer decreto de Diocleciano contra los cristianos fue promulgado en el año 303; éste prohibía la práctica del cristianismo en todo el imperio.

La persecución comenzó dentro del ejército y se extendió por todo el imperio. Las autoridades romanas concentraron su crueldad en los clérigos cristianos, pues creían que, si se destruía a los pastores, la grey sería dispersada. Los horrores de esta persecución son descritos vívidamente por el historiador eclesiástico Teodoreto (Historia eclesiástica i. 6), quien describe la reunión de los obispos de la iglesia en el Concilio de Nicea varios años después del fin de la persecución (325 d. C.). Algunos asistieron sin ojos, otros sin brazos porque les habían sido arrancados, otros con el cuerpo terriblemente mutilado en diferentes formas. Por supuesto, muchos no sobrevivieron a este sombrío tiempo de aflicción. En el año 313, unos diez años después del comienzo de estas persecuciones, Constantino promulgó un decreto que concedía a los cristianos plena libertad para practicar su religión.

Allí se pueden ver algunos ejemplos de los efectos de algunos de los métodos históricos de tortura. También muestra quién será el blanco de la persecución más vehemente: los líderes. Ellos querrán matar a los líderes en la expectativa de que el resto se dispersará después. No hay forma de suavizar esto. Parece muy sombrío: los herederos podrían estar completamente solos espiritualmente, cuando despierten para leer esto.

Nuestra preocupación es principalmente por ellos. La situación para nosotros, terrible como podría ser, al menos será seguida por el reconfortante alivio de una obra fielmente completada:

No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 2:10)

Si aquellos que son de la iglesia de Esmirna (como nosotros) son fieles hasta el punto de morir, ellos recibirán una corona de vida. Si somos fieles, estaremos en el cielo. Esto es enfatizado nuevamente:

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. (Apocalipsis 2:11)

Si los miembros de la iglesia de Esmirna son fieles hasta la muerte, definitivamente tendrán vida eterna. Hemos puesto nuestras vidas en el altar, y si somos fieles hasta el final, seremos inmunes de allí en adelante a la segunda muerte. No habrá más cuestionamientos para nosotros; nuestras pruebas y tentaciones habrán terminado y no tendremos que preguntarnos si nuestro sacrificio ha sido aceptable o si nuestra vida eterna—que antes habíamos puesto sobre el altar—todavía necesitaría ser dada para el plan de salvación. Si somos fieles hasta la muerte, recibiremos la vida eterna para siempre. Jesús nos anima con esas palabras.

SIN EMBARGO, y esto es una gran advertencia, la promesa anterior es sólo una garantía de que NUESTRA PARTE en el plan de salvación habrá terminado fielmente. Si el Conflicto de los Siglos no se gana en favor de Dios, el pecado y el reinado de Satanás se extenderán por todo el universo finalmente y quitarán toda vida. Nuestros herederos que vienen después de nosotros tendrán el peso de la crisis en sus manos, sin ningún contexto ni tiempo para prepararse. Es por eso que estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para guiarlos. Ellos también deben permanecer fieles a Dios para vindicar Su nombre, cualquiera fuese el costo. Ellos serán los últimos de la última generación.

El caso especial

Repasemos brevemente la situación. Aquellos que eran parte de la experiencia de la cumbre del Monte Quiasmo eran miembros de la iglesia de Filadelfia en la realidad alternativa del Plan A, pero el cambio al Plan B los transpuso a la iglesia de Esmirna en la realidad presente, en virtud de su decisión sacrificial. Al mismo tiempo, la nueva realidad abrió las puertas de la iglesia de Filadelfia a un nuevo grupo: aquellos que serían salvos en el Plan B, como lo permite la segunda proclamación, y que viven hasta el final para recibir al Señor en toda Su gloria. Este nuevo grupo iba a ser la cosecha de almas como el fruto del sacrificio que fue hecho en el Monte Quiasmo.

La nueva oportunidad de cosecha se abre en el ciclo de las trompetas de la segunda proclamación del tiempo. La perspectiva de la cosecha, sin embargo, sigue siendo muy sombría. Nos enfrentamos a crisis tras crisis. El último pueblo fiel de Dios está contado para la matanza, y la cosecha de almas ya languidece. Con la persecución tan pesada, es poco probable que la cosecha, pequeña como es, pueda sobrevivir en absoluto. La iglesia como una mujer embarazada ha llegado al punto de dar a luz, pero no puede dar a luz a un niño vivo, y ella misma se está muriendo (de ahí esta última voluntad y testamento). Este no es sólo un evento de la vida, sino que son varios eventos agravados. Isaías lo describe así:

Como la mujer encinta cuando se acerca el alumbramiento gime y da gritos en sus dolores, así hemos sido delante de ti, oh Jehová. Concebimos; tuvimos dolores de parto, pero fue como si diéramos a luz viento. Ninguna liberación hemos logrado en la tierra, ni han podido nacer los habitantes del mundo. (Isaías 26:17-18 RVA2015)

¿Estás empezando a entender lo que el sacrificio en el Monte Quiasmo conlleva, cuando pedimos a Dios por más tiempo, para dar a luz a una nación de almas, para traer la salvación a muchos? Nuestra experiencia es como la de Raquel, tratando de dar a luz a su segundo hijo:

Mujer cuando da a luz

Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde Dios había hablado con él, Bet-el. Después partieron de Bet-el; y había aún como media legua de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto. Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo. Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín. Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino de Efrata, la cual es Belén. Y levantó Jacob un pilar sobre su sepultura; esta es la señal de la sepultura de Raquel hasta hoy. (Génesis 35:15-20)

Somos el remanente del remanente de la mujer pura de Apocalipsis 12, tratando de dar a luz hijos de Dios en un mundo dominado por el dragón. En épocas pasadas, la mujer encontró descanso en el desierto a donde huyó, pero ahora el dragón ha extendido su cola escamosa alrededor del globo entero. Puede que vivamos sólo el tiempo suficiente para saber que estamos dando a luz, pero no suficientemente largo para nutrir el fruto de nuestro vientre.

Un evento de la vida es[14] "un acontecimiento importante que cambia el estado de una persona o sus circunstancias, tales como dar a luz, el matrimonio, el divorcio, la muerte del cónyuge, la pérdida de trabajo." ¿Cuántos de esos eventos se están agravando ahora mismo, ¡en el sentido espiritual!? La Biblia habla de todas esas cosas. Por todos lados, alguien experimenta uno o más eventos de la vida, incluso Dios mismo.

El mundo entero está en medio de crisis espirituales; ha abandonado a Dios, y la más grande luz de la verdad que el mundo haya conocido todavía no es suficiente para hacer que las almas nazcan espiritualmente, pero todos los nacidos son contados para la matanza. Es una cosecha infructuosa, lo que demuestra que Dios realmente ha llegado al final de Sus posibilidades de salvar almas. ¡Aquí es cuando Jesús puede dejar de interceder, porque no hay nadie por quien interceder! Este es el final. La luz del mundo se ha apagado. El fin de la misericordia no es arbitrario: es el resultado "natural" de la cesación del arrepentimiento entre la humanidad. Satanás está trabajando para destruir a los últimos que están aferrados a Dios, y la crisis podría llegar al punto máximo con la muerte de los últimos mártires que están dejando atrás este legado.

Cuando cayó la Iglesia Adventista del Séptimo Día—el último bastión del protestantismo— el mundo entró en caída libre moral. A través del silencio y la aprobación tácita, esa Iglesia entró cada vez más en línea con el mundo hasta que abrazó abiertamente y ahora promulga el programa papal. Ahora está bajo el control de Satanás: es la sinagoga de Satanás, que dice ser el Israel espiritual, pero no lo es. La que una vez fue la iglesia remanente de Dios, ya no lo es, y es su culpa que la oscuridad prevalezca en el mundo de hoy. Deberían haber sido un faro de luz constante para disipar las tinieblas, y dar la bienvenida a la segunda venida de Cristo bajo las circunstancias menos desfavorables del Plan A, pero debido a su conducta vergonzosa, las cosas son tan malas como son.

Estas cosas conmocionarán terriblemente a algunos, pero estén seguros de que los entendemos. Esto nos lleva de nuevo a la puerta abierta de la iglesia de Filadelfia, que fue abierta como resultado de la decisión de sacrificio en el Monte Quiasmo. Si continuamos el texto de Isaías mencionado anteriormente, encontramos otra clase de individuos que pueden pertenecer a Filadelfia:

Tus muertos volverán a vivir; los cadáveres se levantarán. ¡Despierten y canten, oh moradores del polvo! Porque tu rocío es como rocío de luces, y la tierra dará a luz a sus fallecidos. (Isaías 26:19 RVA2015)

Dios necesita un ejército, pero el mundo se ha oscurecido. Ellos han matado a Sus siervos, y ese es un acto que merece una justa contramedida por parte de Dios. Está plenamente justificado para realizar la resurrección especial de aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel, como Elena de White profetizó:

Sobrevino un tremendo terremoto. Abriéronse los sepulcros y los que habían muerto teniendo fe en el mensaje del tercer ángel y guardando el sábado se levantaron, glorificados, de sus polvorientos lechos para escuchar el pacto de paz que Dios iba a hacer con quienes habían observado su ley. {PE 285.1}

Esto también es descrito por la árida escena de Ezequiel 37:

La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. (Ezequiel 37:1-2)

No se trata de una muerte reciente, sino de almas que murieron hace mucho tiempo. Aquí es donde una persona puede comenzar a responder si son o no elegibles para recibir este legado, si están despertando del sueño de la muerte, sin conocimiento previo de estas cosas. Algunos resucitarán para ver a Aquel a quien han traspasado, mientras que otros resucitarán debido a su fidelidad bajo el mensaje del tercer ángel. Elena de White relató una visión sobre este tema, referente a una mujer fiel que había muerto:

Vi que ella estaba sellada y que resucitará a la voz de Dios y estará con los 144.000. Vi que no necesitábamos llorarla; ella descansará en el tiempo de prueba; y todo lo que debemos lamentar es nuestra propia desgracia por estar privados de su compañía. Vi que su muerte era para bien. {SVC 82.5}

La voz de Dios es la que habla desde Orión, que levantará a algunos de los muertos antes de la venida de Jesús. Esta es la resurrección especial que viene antes de que Jesús regrese para levantar a los justos de todas las edades pasadas. El profeta Daniel habló de esto de la siguiente manera:

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. (Daniel 12:2)

El Comentario Bíblico Adventista hace clara la posición histórica de los Adventistas sobre este versículo:

Serán despertados. Una resurrección especial precede al segundo advenimiento de Cristo. "Todos los que hayan muerto en la fe del mensaje del tercer ángel" se levantarán en esa ocasión. Además, los que contemplaron burlonamente la crucifixión de Cristo y los que se opusieron más violentamente al pueblo de Dios serán sacados de sus tumbas para ver el cumplimiento de la promesa divina y el triunfo de la verdad (CS 695; Apoc. 1:7).[15]

Esta resurrección especial es la bendición pronunciada después de los mensajes de los tres ángeles:

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen. (Apocalipsis 14:13)

A los fieles que se levantan en la resurrección especial se les da esa bendición especial, una bendición con la que Elena de White a menudo consoló a los afligidos de su época.

Ahora una persona puede determinar su elegibilidad por sí misma. Si se despierta del sueño de la muerte después de un número incalculable de largos años, entonces para calificar como heredero de este legado, sólo necesita haber perdido su vida bajo el mensaje del tercer ángel, mientras que todavía guardó el sábado fielmente y todos los diez mandamientos. Si es así, entonces es recibido en la iglesia de Filadelfia, y en el ejército de Dios, y recibe el legado que ha sido preparado para él.

Huesos secosDe hecho, es una bienvenida agridulce. Dios necesita a tales para que su ejército resista al poder del enemigo en el peor y más oscuro período de la historia de este mundo. Él tiene un propósito y una misión para los herederos en esta tierra, que deben ser logrados antes de que Él pueda traer la recompensa celestial. La experiencia de la resurrección especial podría haber sido más agradable si la Iglesia Adventista hubiese cooperado con Dios, pero ahora la situación ha tocado fondo. A pesar de lo mal que ya pueda parecer, en realidad es aún peor. El Conflicto de los Siglos en sí mismo está en su momento más intenso y el resultado depende de la fidelidad de cada heredero como soldado en el ejército de Cristo.

Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. (Ezequiel 37:10)

Los herederos deben entender su obligación de ser fuertes y permanecer fieles durante el año de retribuciones y de las plagas, sin intercesión de lo alto. Deben comprender su obligación de resistir la marca de la bestia y permanecer fieles a Dios. Elena de White describió esta crisis de la siguiente manera:

Al ver lo que debemos ser para heredar la gloria, y ver luego cuánto sufrió Jesús para obtener en nuestro favor una heredad tan preciosa, rogué que fuésemos bautizados en los sufrimientos de Cristo, para no atemorizarnos frente a las pruebas, sino soportarlas con paciencia y gozo, sabiendo que Cristo sufrió a fin de que por su pobreza y sufrimientos nosotros pudiésemos ser enriquecidos. Dijo el ángel: “Negaos a vosotros mismos; debéis avanzar con rapidez.” Algunos de nosotros hemos tenido tiempo para llegar a la verdad, para avanzar paso a paso, y cada paso que hemos dado nos ha fortalecido para tomar el siguiente. Pero ahora el tiempo está casi agotado, y lo que hemos tardado años en aprender, ellos tendrán que aprenderlo en pocos meses. Tendrán también que desaprender muchas cosas y volver a aprender otras. Los que no quieran recibir la marca de la bestia y su imagen cuando se promulgue el decreto, deben tener ahora decisión para decir: No, no queremos honrar la institución creada por la bestia. {PE 67.1}

¡Sí, la batalla es feroz, y los herederos deben ser valientes! Dios los necesita en Su servicio, y ha provisto para sus necesidades a través del legado que estamos dejando para ellos. En una parte posterior de este testamento, se explicará cómo Dios les ha dado raciones diarias del Espíritu Santo para sostenerlos a través de esta emergencia, e incluso una doble porción para la parte más intensa de la lucha.

Es hora de partir

Jesús nos dio Su ejemplo preparando a Sus discípulos para Su propia muerte. Todo comenzó con el rechazo en Capernaúm aproximadamente un año antes de Su crucifixión.

[Mateo 16:]13. Viniendo Jesús…es probable que el viaje a Cesarea de Filipo ocurriera a mediados del año 30 d. C., en el verano durante el medio año cuando Jesús se retiró del ministerio público y se dedicó principalmente a instruir a sus discípulos. Esta fase del ministerio de Cristo duró desde cuando fue rechazado en Capernaúm, aproximadamente por el tiempo de la pascua (ver com. Juan 6:66) en la primavera, hasta la fiesta de los tabernáculos en el otoño (ver com. Juan 7:2).[16]

Del mismo modo, también comenzamos a entender un año antes que puede que tengamos que sufrir de una manera similar. Entonces Jesús comenzó a hablar de Su muerte abiertamente con Sus discípulos un poco menos de un año antes.

[Mateo 16:]21 Desde entonces. La conversación de los vers. 13-20 era una introducción apropiada al tema que Jesús presentó aquí por primera vez: la descripción de sus inminentes sufrimientos, su muerte y su resurrección (ver com. vers. 13). No puede saberse si las instrucciones y la conversación de los vers. 21-28 ocurrieron en seguida después de lo relatado en la sección anterior, o algún tiempo después. Es posible que hubiera transcurrido otro corto lapso entre los vers. 23 y 24 (Mar. 8:34; DTG 384). Sea como fuere, parecería que toda la conversación que se registra en los vers. 14-28 ocurrió en la región de Cesarea de Filipo (ver com. vers. 13; cf. DTG 379, 387). En este momento, es probable que ya estuvieran a fines del verano (agosto-septiembre) del año 30 d. C. (ver com. vers. 13).[17]

Eso es lo que estamos haciendo a través de la publicación de este testamento un poco menos de un año antes. Nosotros no diseñamos estas cosas por nosotros mismos, sino que el Señor nos ha estado guiando. Hay incluso una pista más en el hecho de que Jesús reveló nuestro posible destino en el aniversario de Su resurrección. ¿Encontraste lo que significa?

En primer lugar, Jesús nos conduce a anhelar ser resucitados poco después de nuestra muerte, así como Él fue resucitado poco después de Su muerte. No dejará a Sus fieles servidores muertos por mucho tiempo. Esto es ilustrado por la resurrección y ascensión de los dos testigos de Apocalipsis 11. Jesús nos comunicó nuestro destino en el aniversario de Su resurrección para que pudiéramos ver el aspecto positivo de nuestra propia resurrección y ascensión y no desanimarnos por la experiencia negativa de la muerte. Cada nube oscura tiene un lado positivo. La muerte es como un sueño profundo, donde el siguiente momento consciente es el momento de la resurrección.

Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. (Apocalipsis 11:11-12)

Esta experiencia está asociada con los dos testigos antropomorfizados, y por lo tanto podría estar relacionada con los que estaban directamente conectados con el trabajo de escritura. De hecho, podría ser que les espera una resurrección única e inmediata a los fieles siervos de Dios que están dejando este legado para ti.

¿Podrá ser así realmente? ¿Cómo podemos estar seguros? ¿Ha hablado Dios desde el cielo para asegurarnos estas cosas? ¿Qué señal nos muestra Él? Si has visto las señales de Elías, entonces sabes que hay una señal en el cielo asociada con la sexta trompeta, confirmando cuándo ocurrirán estos eventos de los que estamos hablando, pero hay más.

Recuerda, en la serie de videos del hermano John, él introdujo las señales en el cielo que están asociadas con las trompetas que están sonando ahora. Él mostró cómo por medio de "conmover los cielos", los cielos declaran que la sexta trompeta es el lanzamiento del incensario y el fin de la gracia (minuto 39:13).

Al mover en tiempo inverso mientras observa el altar (Tauro) y sus alrededores, él muestra la representación celestial de Orión como Jesús, tomando a Mercurio como el incensario, llenándolo con el fuego del altar a medida que pasa a través de la conjunción del sol sobre Tauro, y lanza el planeta ardiente hacia abajo, al horizonte de la tierra. ¡Qué imagen! ¡Qué Dios!, que colocó esta "película" en los cielos para acompañar Su Palabra escrita en ¡la fecha exacta que ésta predice!

A la luz de la experiencia de Esmirna que potencialmente espera al equipo del ministerio del Cuarto Ángel en Paraguay, se puede ver lo significativo que es que Jesús arrojará el incensario y terminará Su obra de intercesión para despojarse de Sus ropas sacerdotales y vestirse con Sus vestiduras reales. Cuando el mundo cruza esa línea para matar a Sus mensajeros, como cuando los judíos apedrearon a Esteban, Él se levantará y actuará.

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. (Daniel 12:1)

El otro lado de la señal de la sexta trompeta

Pero la señal de la sexta trompeta tiene otro lado, que nos da ánimo a nosotros y a ustedes. La señal del arrojamiento del incensario fue vista con el tiempo corriendo hacia atrás, pero también hay un mensaje en la señal cuando se ejecuta la misma secuencia en la dirección hacia delante.

Tenemos el planeta Mercurio, del cual se dice: "Lleva el nombre de la deidad romana Mercurio, el mensajero de los dioses". Para los romanos, el nombre del planeta mismo significa el mensajero de los "dioses", pero nosotros sabemos que hay un solo Dios verdadero, y John Scotram es Su mensajero para esta hora. En una interpretación divina, Mercurio representa al hermano John y a su nueva familia. Al ver los cielos representar la historia de nuevo en la dirección hacia delante del tiempo, vemos a Mercurio—el mensajero—elevándose de la tierra, representando al hermano John y a su familia en el ministerio ascendiendo desde la ciudad de Asunción (ascensión). Mercurio se eleva a través de Tauro, el toro del sacrificio o altar, que representa el sacrificio completo. Habiendo sido fieles hasta la muerte, se les da la túnica blanca del Sol de Justicia como una vestidura de luz cuando Mercurio está en conjunción con el sol. ¡Continuando hacia arriba, Mercurio sube hacia la mano derecha de Orión (Jesús)! (¡Mira el video anterior de nuevo, y esta vez presta atención a cuando Mercurio sube!)

Así, la señal de la sexta trompeta es una "película" celestial de nuestra ascensión, y muestra que nuestras vidas están en la mano de Jesús:

y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. (Juan 10:28)

Eso hace eco a la promesa de Esmirna para aquellos que son fieles hasta la muerte, y muestra que incluso la muerte no puede detener las siete estrellas en Su mano.

En cuanto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi mano derecha, y de los siete candeleros de oro: Las siete estrellas son los ángeles [mensajeros] de las siete iglesias, y los siete candeleros son las siete iglesias. (Apocalipsis 1:20 RVA2015)

En este sentido, las siete estrellas en Su mano representan a las siete personas aquí que han dedicado toda su vida a la tarea de enviar los mensajes marcados en el cielo por las siete estrellas literales de Orión. Estas siete personas han estado peleando la buena batalla de la fe contra sus malos rasgos de carácter, y si son asesinados, literalmente ascenderán a Jesús como muestra la señal de la sexta trompeta, y como Apocalipsis 11 menciona en relación con los dos testigos, que será explicado en la segunda sección.

¿No es esa una imagen maravillosa y vivida la que Dios ha dado en los cielos? Ahora ya sabes por qué se dice que los cielos son conmovidos:

desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. (Lucas 21:26)

Cuando se conmueve algo, significa que lo mueves hacia adelante y hacia atrás. ¡La señal de la sexta trompeta tiene un mensaje en ambas direcciones! Elena White describió la conmoción de los poderes del cielo de la siguiente manera:

El 16 de diciembre de 1848, el Señor me dió una visión de la conmoción de las potestades del cielo. Vi que cuando el Señor dijo “cielo” al anunciar las señales indicadas por Mateo, Marcos y Lucas, quería decir el cielo, y cuando dijo “tierra” se refería a la tierra. Las potestades del cielo son el sol, la luna y las estrellas [o los planetas, es decir estrellas movibles]. Gobiernan en los cielos. Las potestades terrenas son las que gobiernan en la tierra. Las potestades del cielo se conmoverán a la voz de Dios. Entonces el sol, la luna y las estrellas [los planetas] se desquiciarán de su asiento. No se aniquilarán, sino que se conmoverán a la voz de Dios. {PE 41.1}

Ahora también sabes por qué se dice que el remanente da gloria al Dios "del cielo" en Apocalipsis 11:13—ellos dan gloria al Dios que hizo los cielos y puso allí estas señales y prodigios. Él sostiene los mundos en Su mano, y del mismo modo tiene a Sus siete mensajeros en Su mano para siempre.

Cuándo y cómo Dios elija hacerlo, la ascensión del hermano John y su equipo en la sexta trompeta del ciclo de trompetas II está relacionada con el Desafío del Monte Carmelo y el sacrificio en el altar. Fue entonces cuando el hermano John desafió a la Iglesia Adventista y a todo el mundo cristiano sobre el tema del matrimonio, y ahora ellos habrán respondido al desafío matando a los siervos de Dios por hablar contra el matrimonio homosexual y las cosas relacionadas con él. Entonces las señales de la conmoción en el cielo se convertirán rápidamente en un sacudimiento real en el mundo, ya que comienza a desmoronarse sin el fundamento seguro del matrimonio a la imagen de Dios.

Ascensión de Elías El último Elías mensajero de Dios, que también tenía el poder de detener la lluvia y volverla a iniciar—en el sentido de la lluvia tardía—habrá terminado su obra y subido al cielo. Entonces los "Elíseos” antitípicos tendrán que seguir la obra solos hasta que sea terminada, con una porción doble[18] del Espíritu. Es entonces cuando el mensaje del Cuarto Ángel estará en manos de los herederos espirituales. Irá a aquellos por quienes la iglesia de Esmirna se sacrificó para salvar, a aquellos que brotarán a la vida de la semilla del evangelio de la sangre de los últimos mártires.

Además de la resurrección y/o la ascensión de Sus mensajeros mismos, Dios también ha dado una promesa más general a todos los que mueren por su fe en este mensaje:

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen. (Apocalipsis 14:13)

Para nosotros, está claro cómo nuestras obras, nuestros escritos, deben seguir teniendo un efecto después de nosotros, a través de los herederos de este legado. Sin embargo, la bendición es más amplia y se aplica a todos los que mueren en la fe de este mensaje.

Generalmente, este texto es asociado con el primer marcador de tiempo en el reloj de Orión. Tenemos una base clara para entender el texto porque Elena de White declaró que la resurrección especial se aplica a aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel, que se refiere especialmente a la verdad del sábado de 1846 que está marcada en el ciclo de juicio del reloj de Orión por la primera estrella, Saiph. Elena de White profetizó que tales personas resucitarían en la resurrección especial para estar con los 144.000 para ver a Jesús viniendo en los momentos finales de la historia de la tierra, como hemos dicho anteriormente.

Para aquellos (pocos) que mueren bajo el mensaje del Cuarto Ángel, sin embargo, debe conferir una bendición ligeramente diferente. El mensaje del Cuarto Ángel comenzó en 2010 con la publicación de la presentación de Orión, y el mensaje se ha ampliado desde entonces. Cualquiera que haya muerto creyendo en este mensaje ha muerto bajo el mensaje del Cuarto Ángel y recibirá una bendición correspondiente, de manera similar a como los que murieron en la fe bajo el mensaje del tercer ángel son bendecidos.

Eso no excluye a aquellos que no aprendieron sobre el mensaje del Cuarto Ángel, aun si mueren (murieron) desde que comenzó en 2010, asumiendo que fueron fieles bajo el mensaje del tercer ángel. Simplemente caen en la categoría de aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel, porque está basado en su fe individual. Cada uno que murió mientras vivía conforme a la fe que tenía, recibirá la bendición que corresponde a su fe—ya sea la resurrección especial para los que están bajo el mensaje del tercer ángel o una bendición diferente para aquellos bajo el mensaje del Cuarto Ángel. El versículo de la bendición de Apocalipsis 14:13 se extiende a ambos mensajes, y se aplica a ambos, pero la bendición para los que mueren bajo el mensaje del Cuarto Ángel debe ser diferente, de la siguiente forma.

Si uno compara las circunstancias de la resurrección de los dos testigos y las circunstancias que rodearon a la muerte y resurrección de Jesús mismo, se puede deducir que aquellos que han muerto en fe bajo el mensaje del Cuarto Ángel serán resucitados y llevados al cielo junto con los representantes de los dos testigos mismos, como otra clase de primicias—no de la obra de Jesús esta vez, sino de la obra de la humanidad a través del mensaje del Cuarto Ángel. Esto estaría separado de la resurrección especial de aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel, porque ellos están en una relación diferente con la promesa. En cambio, está más relacionado con la resurrección de los dos testigos, así como la toma de Elías en el torbellino, ya que el movimiento del Cuarto Ángel es el movimiento de Elías. Al explorar este tema, no queremos decir más de lo que ha sido revelado claramente sobre este asunto o especular sobre lo que será la experiencia de individuos específicos. El tiempo pronto hará que todas las cosas queden claras, pero basta con que los versículos están ahí para animar a aquellos a quienes pertenece la promesa, tanto a los que mueren bajo el mensaje del tercer ángel, como a los que mueren bajo el mensaje del Cuarto Ángel.

Claramente debe ser un estímulo para aquellos que están enfrentando la muerte bajo el mensaje del Cuarto Ángel saber que estarán con el Señor muy pronto, pero explicamos estas cosas para alentar a aquellos que permanecen en la tierra también. La resurrección y ascensión de los mensajeros del Cuarto Ángel servirá como confirmación de que este testamento fue válido y es eficaz, y que ellos, como un tipo de "precursor", han vencido la marca de la bestia, al igual que la resurrección de Jesús significó Su victoria sobre la tumba y la certeza de la salvación y la eventual resurrección de todos los fieles. Aquellos que vienen después pueden estar seguros de que también pueden obtener la victoria sobre la bestia y su imagen.

Pero también significa algo con respecto a aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel, que serán resucitados en la resurrección especial. La noticia de la victoria de Jesús sobre la tumba fue predicada por otros que también fueron resucitados, pero no ascendieron inmediatamente. Históricamente, el texto de Isaías 26 ha sido aplicado a los santos que salieron de las tumbas cuando Cristo resucitó, pero Él nos ha enseñado que tiene una segunda aplicación para la resurrección especial, como ya hemos explicado. La pregunta restante es: ¿cuándo tendrá lugar la resurrección especial?

Hubo un extraño terremoto que desvió un río y abrió varias tumbas aquí en Paraguay el 25 de mayo de 2017,[19] el aniversario de la muerte de Cristo. Eso es un presagio de la apertura de las tumbas para la resurrección especial que debe suceder en relación con los diez días de tribulación un año más tarde en 2018. Si sucede en la víspera del aniversario de la crucifixión, tal vez podríamos incluso tener una breve oportunidad para reunirnos y alentarnos mutuamente antes de nuestras últimas pruebas, de la forma en que Jesús fue fortalecido por un ángel en el jardín de Getsemaní antes de Su sacrificio. No sabemos todos los detalles con seguridad, pero las Escrituras por lo menos indican que la resurrección especial podría estar conectada con los diez días de sufrimiento y muerte de la iglesia de Esmirna.

Esto ha resuelto el antiguo misterio de quiénes serán los 144.000—los santos redimidos que estarán sin culpa delante de Dios, que estarán viviendo sobre la tierra cuando Jesús regrese. Debido a las vacantes dejadas por los ausentes Adventistas del Séptimo Día de esta generación, los justos que murieron bajo la fe del mensaje del tercer ángel ahora tienen que ser resucitados para llenar las filas del ejército de Dios. Ni las Escrituras ni el Espíritu de Profecía dicen que los 144.000 nunca gustarán la muerte, sino simplemente que vivirán en la tierra cuando Jesús venga. Ellos son los "santos vivos" en el tiempo de Su venida. De hecho, el Espíritu de Profecía da ejemplos claros de algunos individuos que habían muerto en la fe del mensaje del tercer ángel, sin embargo, estarían "con los 144.000", como Elena White misma.

Esto también resuelve el misterio en cuanto al propósito de la resurrección especial, para la cual incluso el White Estate no tiene una respuesta sólida, sólo especula en cuanto a la razón de ella.[20] Pero ahora puedes entender cómo el último Elías vuelve el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a sus padres, incluso cuando ya no quedan corazones maleables. Es a través de la resurrección especial. Las terribles circunstancias exigen que se demuestre la fidelidad de los padres pioneros en esta generación, y los hijos nacidos de este movimiento son los que han caminado en la fe de esa generación. Esos serán los únicos aptos y capaces de recibir este legado y apropiar estos bienes a la necesidad actual.

Para cerrar esta primera sección, resumamos los requisitos de elegibilidad una vez más. Básicamente todos caerán en una de las siguientes categorías:

  • Los justos entre aquellos que han resucitado en la resurrección especial (es decir, aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel) son elegibles, y compondrán la mayoría de los herederos sobrevivientes de este legado.

  • Aquellos que creen y siguen viviendo fielmente bajo el mensaje del Cuarto Ángel también son herederos elegibles, aunque no estuvieran entre la resurrección especial.

  • Aquellos que creen y mueren (como mártires o de otra manera fielmente) bajo el mensaje del Cuarto Ángel son elegibles para las provisiones de este legado mientras vivan.

  • Todos los demás son inelegibles.

  • La Iglesia Adventista del Séptimo Día y aquellos que se niegan a dejarla son explícitamente desheredados, por orden de Dios.

Todo arrepentimiento (aplicable a aquellos que no forman parte de la resurrección especial) debe hacerse inmediatamente, antes del 3 de junio de 2018. Aquellos a quienes Dios ha rechazado, que ya han afligido al Espíritu Santo (es decir, la Iglesia Adventista del Séptimo Día y aquellos que se niegan a dejarla, la sinagoga de Satanás) son específicamente desheredados por este testamento.

Esperamos que esta primera sección del testamento haya dado a los grupos involucrados el consejo inicial que necesitan mientras enfrentan su evento de la vida y haya puesto en claro la responsabilidad de los herederos de honrar a Dios en medio de las trágicas circunstancias de la situación existente con respecto al Conflicto de los Siglos. Esta primera sección ha introducido el tema, explicado las circunstancias, hecho al lector consciente del legado, identificado a los testadores, clasificado a los herederos, y dado la dirección inicial con respecto a la obra final de Dios en la tierra.

Aquellos que tengan interés en este legado deben continuar a la sección 2 donde el testamento será explicado en detalle.

1.
Ver el artículo La llave de David
2.
La experiencia de la cumbre está documentada en la serie de cuatro partes titulada El sacrificio de Filadelfia, y el Monte Quiasmo está definido en Los siete años de escasez, que es la última parte de esa serie. 
3.
Por favor lee la Declaración Oficial que hicimos en la cumbre para entender correctamente la presente sección. 
4.
Para una comprensión más profunda del sello, por favor lee La hora de la verdad
5.
Ver Nuestra alta vocación para entender las consecuencias del fracaso. 
8.
Este es el ciclo de las últimas siete trompetas de Apocalipsis según el calendario del plan B. Es detallado en Los siete años de escasez
9.
El año de retribuciones es introducido en las últimas partes de La promesa de Elías
10.
Ver la serie de artículos Luna llena en Getsemaní
11.
La mesa de la cena es mencionada en la primera parte del sermón del hermano John, Señales en el cielo
12.
Éxodo 5:2 
13.
Traducido del Comentario Bíblico Adventista en inglés sobre Apocalipsis 2:10. 
14.
Dictionary.com [inglés] 
15.
Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día, Tomo 4 (904), sobre Daniel 12:2. 
16.
Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día, Tomo 5 (418), sobre Mateo 16:13. 
17.
Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día, Tomo 5 (423), sobre Mateo 16:21. 
18.
La porción doble se explica en la tercera sección de este testamento. 
20.
Ellen G. White Estate: Resurrección Especial [inglés] 
A- A A+
¡Visita a nuestro Canal de la Granja Nube Blanca donde te damos las noticias de hoy ayer!
Ver ahora...
¡Únete al movimiento!
¿Crees en el Tiempo? ¡Muestra tu apoyo y únete al ejército del Señor haciéndote miembro hoy!
Utiliza el sello de Orión...
¿Dónde está tu corazón?
No dejes que la polilla y el orín corrompan tus tesoros. ¡Ponlos en el Cielo!
Dar una donación ahora...
El libro del legado
¡Escala el Santo Monte del Tiempo leyendo nuestro libro en formato PDF!
Descargar el libro ahora…
El libro Último­Conteo
Todos nuestros estudios de los primeros siete años en un compacto libro en formato PDF. Un viaje por el universo del tiempo de Dios. ¡Una lectura obligada para los adventistas del gran sábado!
Descargar ahora...
El DVD de Último­Conteo
Todo el sitio de Último­Conteo en un DVD compatible con Windows. Un regalo que puede salvar vidas.
Descargar el DVD ahora...
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...