La herencia

 

Una de las partes más básicas de la vida es la apreciación de las cosas buenas. Todo el mundo quiere disfrutar de la vida y experimentar la felicidad, y eso proviene de buenos regalos. Jesús también sabía eso, cuando habló de que nuestro Padre nos da buenas dádivas:

¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? (Mateo 7:9-11)

Pedid, y se os dará… (Mateo 7:7)

Con una promesa como esa, ¿por qué es tan difícil alcanzar la felicidad? ¡Muchos han pasado toda su vida en busca de la felicidad, pero nunca la han conseguido! Parece que todo el mundo la quiere, ¡pero nadie sabe cómo alcanzarla!

La herencia descrita en este artículo es el gran regalo del Padre que es para la felicidad duradera de Sus hijos— tanto en esta vida, como en la vida futura.

Cuando Lucas escribió su relato, incluyó un detalle diferente que da luz sobre la naturaleza de los regalos que Dios se deleita en darnos:

Pues si ustedes, siendo malos, saben dar buenos regalos a sus hijos, ¿cuánto más su Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que le pidan? (Lucas 11:13 RVA 2015)

¡Jesús sabía lo que necesitamos para nuestra mayor felicidad! A menudo pensamos que nuestra falta de dinero, posesiones, o hacer nuestra voluntad es la razón por la que no somos felices. Sin embargo, ese tipo de cosas tienen un efecto de corta duración sobre la felicidad de una persona, pero ¡las cosas del Espíritu Santo son los mejores regalos!

Buenos regalos

Entonces, ¿cuáles son las cosas del Espíritu Santo, y cómo nos beneficiamos de ellas? El Espíritu Santo es una Persona, y no es encontrado en objetos inanimados, sino en personas. Así que los mejores regalos son las personas, ¡si tienen el Espíritu Santo en ellas! ¿Y cómo nos beneficiamos de las personas llenas del Espíritu Santo? Debemos comunicarnos con ellas. Ahí es cuando el Espíritu puede hacer Su obra, ya sea para dar consuelo (Él es nuestro Consolador), o para aprender (Él es nuestro Maestro), o cualquier otra cosa buena. Cuando hablamos con alguien que tiene el Espíritu Santo, Dios nos da esos buenos regalos. Recuerda lo que Jesús dijo acerca de Sus palabras, como Aquel de quien el Espíritu Santo es el Representante:

Estudiando la palabra de Dios.

El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. (Juan 6:63)

Las palabras pronunciadas por alguien que tiene el Espíritu Santo es la manera en que Dios da vida espiritual y cosas buenas. Uno debe tener comunión todos los días con el Espíritu Santo, para que Sus palabras también sean buenos regalos del Espíritu para otros.

Las palabras son poderosas. Muchos han sufrido al oír y creer en palabras negativas y degradantes que les han dicho. Muchos más ni siquiera saben lo engañados que están, debido a las palabras sutiles pero mentirosas. Sin embargo, ¡las palabras del Espíritu Santo, tienen aún mayor poder para traer sanidad y gozo, y anularán el efecto que causan las palabras dañinas! Las palabras de Dios son verdaderas, y pueden salvar a una persona del engaño. Cualquiera sea la condición, hay esperanza, ¡si uno tiene palabras del Espíritu Santo![1]

Mientras que las palabras habladas pueden parecer más poderosas, ¡las escritas son más duraderas y también pueden dar los buenos regalos del Espíritu Santo muy bien! Es por eso que escribimos, y es por eso que la Biblia fue escrita—para que la gente pueda encontrar esos regalos cuando los necesitan, incluso si en ese momento se encuentran solos. Pero debemos recordar siempre que es mejor dar que recibir. ¡Nunca pierdas la oportunidad de compartir las palabras del Espíritu Santo!

Encontrando familiares

Tan pronto como viene uno a Cristo, nace en el corazón un vivo deseo de hacer conocer a otros cuán precioso amigo ha encontrado en Jesús; la verdad salvadora y santificadora no puede permanecer encerrada en el corazón. Si estamos revestidos de la justicia de Cristo, y rebosamos de gozo por la presencia de su Espíritu, no podremos guardar silencio. Si hemos probado y visto que el Señor es bueno, tendremos algo que decir a otros... {MGD 305.3}

El mundo rápidamente se está haciendo hostil a aquellos que quieren seguir y servir a Dios. El Espíritu Santo se está convirtiendo en un Extraño en la tierra, debido a las multitudes que lo han rechazado por última vez. Sin embargo, aun en un tiempo en el que ya nadie vendrá a Cristo, es todavía importante compartir con los demás. Aquellos que aprecian al Espíritu Santo anhelarán la compañía de un oído comprensivo. ¿Con quién deben hablar? ¡Las preciosas perlas que se les han dado no son para todos! Recuerda las palabras de Jesús:

No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen. (Mateo 7:6)

Aquellos que no tienen aprecio por los buenos regalos del cielo, no se beneficiarán al hablarles. Ellos sólo serán usados por Satanás para tratar de hacer caer a los justos. Al igual que Jesús, debemos descubrir quién es realmente nuestra familia:

Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. (Mateo 12:47-50)

Las relaciones familiares, a menudo son algunos de los vínculos más fuertes que una persona tendrá. Cuando Jesús llamó a Sus discípulos Su familia, por sobre Su propia madre, Él les estaba mostrando que tenían otra familia aún más cercana que sus parientes biológicos. ¡La familia del cielo está ligada por lazos más estrechos y más fuertes que incluso los parientes biológicos! Ellos tienen el vínculo del Espíritu Santo.

Así es como Jesús podría decir que nuestra relación con Él es más importante que cualquier otra relación:

Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. (Lucas 14:26)

La palabra "aborrecer" es una mala traducción para una palabra que significa simplemente "amar menos". Así que Jesús dice que debemos amarlo a Él más, que incluso las relaciones más cercanas de nuestra familia inmediata. Esa es una declaración fuerte, pero la hemos visto manifestarse una y otra vez. Muchos creerían en este mensaje, pero tienen familia que no está de acuerdo, y esto los coloca en un lugar donde deben tomar esa decisión: deben elegir seguir a Jesús, o seguir a sus familiares. Debido a que los lazos familiares son tan fuertes, muchos se alejan de Jesús y de la verdad, en lugar de ofender a sus familiares. Unirse a la familia espiritual de la fe requerirá sacrificio, pero ¡definitivamente vale la pena al final!

No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada [división]. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; (Mateo 10:34-37)

Jesús mismo es nuestro galardón de "sobremanera grande.”[2] Su gloria llena la herencia descrita en esta sección del testamento. Él está más cerca de lo que alguien alguna vez pudiera estar, porque Su Espíritu Santo mora en nosotros. Los estrechos vínculos de nuestras familias terrenales son sólo un tipo de la cercanía de Su Espíritu que une a la familia del cielo.

Los discípulos de Jesús amaban Sus palabras, porque amaban la verdad, y Jesús es la Verdad. Y Él los llamó Su familia porque eligieron actuar en la verdad que Él les enseñó. Aquellos que aman la Verdad tomarán una acción decidida, y no permitirán que nada se interponga entre ellos. Todos los que quieran entrar en el cielo deben tener un deseo de defender la verdad. Debemos elegir hacer lo que es correcto, incluso si no se siente como que es posible, y ¡Dios proporcionará la fuerza![3] A medida que una persona actúa cada vez más en su deseo de seguir la verdad, se fortalece y crece el vínculo espiritual con su verdadera familia, quienes también comparten el mismo amor por la verdad.

Uno debe recordar siempre que su verdadera familia no son sus parientes terrenales, ¡sino los que comparten una experiencia similar de fe! La familia terrenal está unida durante décadas, ¡pero la familia celestial estará unida por toda la eternidad! Ese lazo de unidad es mucho mayor. Cuando nos comunicamos con personas acerca de la verdad que es tan preciosa para nosotros, será evidente cuando hayamos encontrado un verdadero miembro de la familia y un compañero heredero de los generosos dones de la herencia que este testamento transmite.

A medida que las cosas empeoran en el mundo, y el Espíritu Santo deja a los que no lo aman, separarse de los incrédulos será necesario, incluso si son parientes. En cambio, será necesario asociarse con otros de la misma fe, que han respondido al Espíritu Santo. Es un tiempo difícil el que nos espera, y los hijos de Dios necesitarán el apoyo mutuo, con quienes puedan comunicarse libremente sobre las cosas espirituales, o estarán en grave peligro de perder su fe.

Una línea de esperanza

El mensaje del Cuarto Ángel es el mensaje del Espíritu Santo. Él ha guiado en todo lo que el movimiento ha hecho, y se dice que las obras de los que mueren en el Señor los seguirán:

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen. (Apocalipsis 14:13)

Las obras que han sido hechas por los testadores bajo la dirección del Espíritu Santo, fueron hechas para el beneficio de aquellos que las heredarán. Fue Dios quien planificó satisfacer las necesidades de aquellos que se encontrarían en la situación de mayor crisis del mundo. ¿Qué deben hacer los justos cuando Jesús ya no intercede y la gente del mundo se ha degradado por completo? ¿Cómo permanecerán en pie los justos? En la Sección 1 de este testamento, se explica que muchos podrían ser resucitados de entre los muertos para completar el número de los que deben permanecer firmes durante ese tiempo. Ellos tendrían una gran necesidad de apoyo para cantar el cántico nuevo que nadie más podría aprender.

Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos. (Isaías 26:19)

Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:3)

¿Dónde encontrarán lo que necesitan para aprender la nueva canción? Muchos no tendrán casi tiempo para prepararse, ¡este será el momento de cantar! Siempre ha sido reconocido que la gracia se cierra cuando uno muere. En otras palabras, ya no hay más gracia para cubrir más pecado. Esto no cambia cuando son resucitados, porque se levantan cuando Jesús ha terminado Su intercesión por el pecado.

Sólo Dios conoce el fin desde el principio. Él sabía desde el principio que habría un año durante el cual los justos deben permanecer sin pecado, y que muchos de ellos podrían venir de generaciones anteriores del adventismo. ¡Él sabía que no esperaban ser resucitados de entre los muertos, sólo para permanecer en un planeta completamente perverso y rebelde por un año entero antes de que Jesús venga! Él sabía que tendrían mucho que aprender, y que la organización de la iglesia, que ellos creían les daría esa comprensión, caería en el mundo. Dios sabía estas cosas, y por lo tanto Él dirigió este ministerio para proveer por esas necesidades de antemano. Esas son las provisiones que son descritas en esta sección del testamento.

El salvavidas de la verdad para un mundo ahogandose en pecado. Para aquellos de nosotros que recibimos este mensaje antes, fue nuestro salvavidas que nos impidió ahogarnos en las aguas contaminadas de la iglesia y el mundo que nos rodeaba. Finalmente, aquí había un lugar donde podíamos encontrar agua pura para beber, incontaminada de la corrupción jesuita y de los errores doctrinales. Nos dio esperanza de ver a nuestro Señor, y nos mostró el camino de la justicia. Este mensaje era la vara de Dios y el cayado que nos infundía aliento.

Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. (Salmos 23:3-4)

La primera parte de la herencia descrita en esta sección ¡es la vara y el cayado! Jesús usa Su cayado para guiar y corregir a Sus ovejas y Su vara para protegerlas de los animales salvajes y para señalar el camino. El mensaje del Cuarto Ángel da la corrección de las ideas equivocadas, indicando claramente dónde se había extraviado la iglesia, y da protección revelando la verdad sobre la realidad celestial y las responsabilidades personales, para no estar indefenso ante los ataques del enemigo. Él usa Su cayado para atraer las ovejas hacia Él, y Su vara es un símbolo de Su autoridad. En Orión y el Gen de la vida, no sólo vemos Su autoridad al haber escrito Su mensaje en la Creación, donde el hombre no puede afectarlo, sino que también son como Él nos atrae a sí mismo. En Orión, Jesús es levantado de la tierra.

Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. (Juan 12:32)

La vara y el cayado de Dios no son solo bastones muertos, sino un mensaje vivo, en el cual está el Espíritu Santo. Eso lo convierte en un buen regalo, del cual te beneficiarás continuamente de maneras en que ni siquiera nosotros que lo legamos podemos conocer plenamente, porque es un mensaje siempre presente, que proporciona lo que necesitas en el momento en que lo necesitas. Es un mensaje de Tiempo, ¡siempre listo para satisfacer la necesidad actual! Es el mensaje de Jesús, y es vida:

El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. (Juan 6:63)

Pastoreando las ovejas

La iglesia—es decir, el pueblo de Dios, no una organización o denominación— debe ser el rebaño donde las ovejas de Dios están reunidas. Jesús tiene un redil, pero Sus ovejas no están todas allí todavía, así que Él debe traerlas al redil. Ellos vienen a este rebaño escuchando Su voz en Orión, donde Jesús los pastoreará.

Ovejas en otros rediles.

También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor. (Juan 10:16)

Las ovejas de Dios han habitado entre los otros rediles, que todavía siguen a los falsos pastores, pero cuando escuchan la voz de Jesús desde Orión, entonces Él las llevará a este rebaño. Hay un proceso de separación que Jesús hace, y es doloroso, pero necesario y bueno. Cuando Jesús es presentado en Orión, la espada de división hace su trabajo.

Cuando Dios envió este mensaje al mundo, Él lo envió primero a la Iglesia Adventista. Esto fue profetizado en Apocalipsis 11, donde es revelada la obra a realizar por el mensaje, describiendo lo que debe ser profetizado otra vez, después de la profecía anterior del Capítulo 10 que señaló el período del Juicio.

Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en él. (Apocalipsis 11:1)

El que debe profetizar otra vez debe venir con un artefacto para medir. El artículo sobre el último Elías explica cómo el hermano John voló al Nuevo Mundo para comenzar su ministerio con el estudio de la vara de medir ya en mano. Ese estudio tiene que ver con medir el templo, tal como lo indica Apocalipsis 11:1. ¡Así vemos que la vara de este mensaje tiene más de un uso! En primer lugar, como hemos mencionado antes, la vara es una herramienta para la dirección y la corrección de las ovejas. Dios quiso reformar a Su iglesia, y el mensaje de Orión le mostró donde estaban en error y en necesidad de arrepentimiento. En segundo lugar, la vara es una herramienta para medir. Usar esta caña de medir era una forma de juicio; se trata de "llegar a la altura" del estándar. El versículo siguiente nos da una idea de cómo debe ser usada:

Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. (Apocalipsis 11:2)

¡Lo que se le dijo que no midiera nos da una pista de lo que sí midió! Aquí, a Juan se le dice que no mida el patio. No fue porque Juan no debía conocer la medida, sino que el criterio de medición no se aplica a los "gentiles", que eran generalmente paganos, sólo a aquellos que dicen ser el pueblo de Dios. Esto nos dice que la medición es acerca de las personas, y, por lo tanto, es acerca de cómo "están a la altura" del estándar de Jesucristo. Su carácter es exhibido en este mensaje—a través del Gen de la vida, y de Orión, y si alguien lo desea, puede tenerlo como suyo. ¡Ése es el regalo de Dios en la lluvia tardía! Es Su cayado de consuelo y Su vara de autoridad en Su mano (en la Creación) para aclarar la naturaleza de Su carácter.

Así que esta vara de medir es usada para medir a las personas comparándolas con Jesús, nuestro Estándar de justicia. Pero al mismo tiempo, ¡también mide el tiempo! Es por eso que a Juan se le dio el tiempo de los gentiles, porque era también lo que habría medido si ellos tuvieran que ser contados. Al final, la vara de medir, que es este mensaje, mide el carácter de las personas representadas por el templo, el altar y los adoradores, y para cada uno de ellos es dado un tiempo específico. ¡La experiencia de este ministerio lo confirma, aunque no fue planeado de esa manera! Vemos ahora en retrospectiva que Dios guio el ministerio de acuerdo con el patrón en estos dos primeros versículos de Apocalipsis 11. Ellos dan algo así como un resumen de la obra que había que hacer.

La medición del templo, el altar y los adoradores, fue hecha para que se pudiera ver quiénes eran ovejas de Dios, y quienes no lo eran. Este es un conocimiento valioso, porque uno puede pasar todo su tiempo tratando de traer lobos, pensando que se podrían convertir, mientras que las ovejas verdaderas se dispersan. Vivimos en un tiempo decisivo. No es como fue para las generaciones pasadas, cuando el trigo y la cizaña crecían juntos. Ahora es el tiempo del juicio de los vivos, y por la manera en que uno responde a este mensaje, se puede ver si el Espíritu Santo todavía está trabajando con ellos.

Midiendo el templo, altar y los adoradores.

La primera fase fue medir el templo. Eso representa a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que era la casa de Dios. La primera parte del ministerio estaba dedicada casi completamente a ellos. Tenían una gran oportunidad de aceptar la verdad. Su experiencia les dio la comprensión que necesitaban para captar fácilmente el mensaje.

Pocos recibieron la verdad y tomaron la acción requerida para unirse al mensaje, pero los que lo hicieron, llegaron a ser los sacerdotes de Dios que vendrían de la iglesia adventista. Los sacerdotes son los que ministran en el altar. Así que el altar representa la siguiente fase de nuestro ministerio, que comenzó al final del ciclo de trompetas en nuestro ascenso al Monte del Tiempo, el Monte Quiasmo.[4] Durante esa fase, no muchos se unieron a la verdad, y el enfoque del ministerio se dirigió principalmente hacia aquellos que ya habían aceptado las responsabilidades de ser sacerdotes para Dios. Era un tiempo en que los sacerdotes fueron especialmente medidos y probados, si estarían dispuestos a ofrecer el sacrificio de Filadelfia. Esa fue la experiencia culminante para ese tiempo, y fue necesaria para que los adoradores tuvieran la oportunidad de ser medidos y tener el estándar que necesitan para vivir a la plenitud de la estatura de Cristo por la fe.[5]

Eso nos trae a la obra presente, que comenzó en la cumbre del Monte Quiasmo, y continuará hasta que se termine el trabajo de los testadores en esta tierra, y el legado descrito en esta sección se transmita a los herederos de este testamento. La iglesia fue medida para encontrar a los sacerdotes, y los sacerdotes fueron medidos para que pudieran dar un sacrificio aceptable para los adoradores, y los adoradores son medidos para completar el número de los fieles que todavía están fuera de la casa de Dios—fuera de este mensaje de la verdad. Al final, esta casa o familia, que está construida sobre la Roca de Jesús en Orión, será la única que resistirá la violenta tormenta que irrumpirá en la tierra cuando los cuatro vientos sean desatados. ¡Todo esto está incluido en el regalo de Dios!

El primer testigo en un tiempo de incertidumbre

A lo largo de este ministerio, Dios ha dado una gran abundancia de luz, la cual fue publicada en los sitios web del ministerio Adventista del Gran Sábado tal como fue recibida. La Sección 2 explicó cómo Jesús dio autoridad especial a los dos testigos, que representan el antiguo y el nuevo sitio web del movimiento. El aguacero de la lluvia tardía ha sido reunido en estas grandes aguas, que sirvieron para reanimar a los testadores del mundo seco y estéril. Estos dos sitios web, o libros, si prefieres, contienen muchas gemas y tesoros preciosos que serán especialmente valiosos, ¡para aquellos que viven en un mundo aún más seco y más estéril que cuando los testadores los juntaron!

El primer sitio web fue su salvavidas durante siete años, y alberga los tesoros que se recogieron en ese período, agrupados por su tipo.

El menú de ÚltimoConteo.

Primero, están aquellos que se relacionan con el propósito y el funcionamiento del reloj de Dios. Hay una serie sobre cómo funcionan las líneas del trono, cómo la historia se repite y artículos sobre cómo funciona el mismo mecanismo de reloj para dar el tiempo desde la creación hasta el nacimiento de Jesús y conduciendo a la eternidad. Tiene un guardia para proteger contra los elementos que buscan desestabilizar el inmutable ritmo semanal del sábado, escudos para proteger los componentes indicadores del tiempo, y un diente especial en el estilo de 1843 que encaja perfectamente en su lugar para extender las dulces influencias del reloj para llegar al fin del mundo con sus advertencias oportunas.

En ese momento, uno sólo ha entendido el reloj como señalando años. En la actualidad, sin embargo, se necesitan indicaciones para días específicos. La sección "Sombras del futuro" describe muchos componentes cuidadosamente diseñados que dan al reloj esa precisión adicional, junto con alarmas especiales. El marco estructural, que soporta el eje central, está hecho de madera hermosa y duradera de la más alta calidad, cuyo diseño fue un enigma durante siglos. Una luz indirecta como la de la luna llena guía el ojo hacia el eje propiamente dicho, de donde se extienden las manecillas, salpicadas de rubíes, para señalar los tiempos. Varias gemas son puestas a lo largo del reloj para la belleza y la precisión. A sus muelles eternos se les da cuerda con cuidado para asegurar que las ruedas del reloj nunca fallen[6] en entregar su provisión diaria del Pan y Agua de Vida. Todos los que estudian el reloj serán inspirados a alcanzar su alta vocación en nombre del Hacedor que ha incluido una guía ilustrada para entender el reloj, incluyendo su función de indicar el fin de una era e identificar a los culpables de la era. (¡En retrospectiva, vemos cuan magníficamente el reloj demarca la era!)

¿Sabes de otro reloj que sea bueno para el estudio y no sólo para leer la hora? Algunos relojes pueden tener algunos accesorios extra, ¡pero este reloj es una fuente inagotable de entendimiento! La tercera sección del sitio web, apropiadamente titulada, "El don de profecía", presenta muchos conocimientos proféticos que han venido de estudiar el reloj del Padre. Lejos de la fijación de fecha poco profunda, ¡el reloj de Dios en Orión es una mina de oro de conocimiento profético! Esclarece los sueños, a través de los cuales Él toma a Sus hijos de la mano y los anima día a día, y da sentido a cada matiz de luz divina que está contenida en los innumerables tesoros de la Palabra de Dios. Esta sección correlaciona experiencias edificadoras de la fe con la protección de Dios, como un ejemplo de la mayor tormenta de la vida que muchos vieron venir, pero no se prepararon para ella. Sin embargo, nosotros los testadores escuchamos la voz de Dios que fue predicha, la cual nos preparó para dar el fuerte clamor.

Con Su reloj, Dios llamó a los testadores desde donde estaban con respecto a la iglesia, y les dio Su perspectiva sobre ella, y sobre los asuntos que estaba tratando. Su reloj señala cómo ve la ordenación de la mujer, revelando su conexión con la ley de sodomía, por la cual la ira de Dios será derramada sobre la tierra. El reloj de Dios ayudó a Su pueblo a preparar su armadura para la última carrera de la batalla de Armagedón. La batalla fue intensa, pero el Espíritu Santo nos dio la llave para abrir una puerta especial en el tiempo, que nos permitió atravesar el fin del mundo. (Esta experiencia transformadora está documentada en el nuevo sitio web, de la cual se habla un poco más tarde.)

Los herederos de este legado tendrán el mismo apoyo mientras pasan por su propia hora más oscura de lucha intensa, enfrentándose a la dura realidad a su alrededor a la cual apuntaron las señales del fin. Pueden armarse de valor sabiendo que el Señor es una ayuda siempre presente, tan fiel como el tictac de Su reloj eterno, que da a las trompetas su sonido certero, y cuyas elaboradas campanadas traen melodiosa celebración a cada victoria. El reloj ha señalado llamamiento tras llamamiento para ser hecho, y advertencia sobre advertencia para ser dadas de que ha caído Babilonia. El reloj indica el tiempo para los fuegos determinados sobre ella, pero la seguridad pertenece a los dos campamentos de Jacob, ahora Israel.

La sección de noticias mundiales trae a la luz la importancia de ciertos acontecimientos, ya sea la señal de un eclipse solar (que es interesante a la luz del nuevo eclipse mencionado al final del gran final de la conmoción de los cielos) o un indicio no tan sutil dado en el itinerario de viaje papal que trajo a nuestra mente, la terrible persecución de los valdenses, guardadores del sábado, lo cual se está repitiendo y es la razón de este testamento. El reloj muestra que los que guardan el sábado en la actualidad, se quedaron dormidos al volante, y que la Ley Dominical que han estado esperando ya ha llegado, ¡a través de la muerte de su gemelo! Sin embargo, todo este drama ha pasado inadvertido para los adventistas, que evidentemente no se preocupan por la Ley de Dios, sino sólo por la ley dominical. De hecho, cuando su presidente, al igual que los de todas las demás iglesias, fue encontrado besuqueándose con líderes mundiales para llevar a cabo su agenda oculta, vimos que la iglesia estaba en problemas serios. Sí, la novia de Dios—no definida por los límites organizados, pero Su cuerpo, esparcido por todas las denominaciones que se han corrompido, ha sido secuestrada por el papa y ¡sólo los cuatro ángeles de Orión podrían frustrar el intento de violación del diablo, dándole a la gente una oportunidad para escapar! Sin embargo, Babel ha ascendido, y en este tiempo presente, aquellos que una vez fueron respetados como ejemplos en la iglesia serán vistos como los traidores contra Dios que realmente son.

¡No hay mejor medio para prepararse para la terrible persecución que se avecina, contra los que defienden el matrimonio de la manera que Dios lo diseñó, que el mensaje del reloj del Padre! ¡Pero los adventistas no deben temer por su iglesia, porque ha estado trabajando durante mucho tiempo para estar completamente de acuerdo con el movimiento de la ONU para la igualdad de género![7] Los fieles oprimidos, sin embargo, pueden consolarse con el ejemplo de los dos testigos, cuya muerte es seguida por la resurrección.

Dios ha guiado a Su rebaño a través de muchos altibajos, y ha revelado gradualmente la condición extremadamente cruel que prevalece en la tierra. Pero la tierra aún será iluminada con la gloria de Dios, aunque sea sólo después de que la misericordia haya terminado. ¡Qué doloroso es ver las lágrimas de Dios fluyendo por un mundo que rechazó Su ayuda! Podrían haber reformado sus vidas, incluso en la sombra del tiempo en retroceso, pero en vez de eso rechazaron al Espíritu Santo que les habría ayudado a evitar el día del demonio.

El reloj de Dios representa el santo grial de todos los tiempos. El secreto de la fuente de la juventud está contenido en esta herencia. Aquellos que aprenden de ella pueden ser sellados para la vida eterna por Dios en su frente y en su mano, como buen trigo en el tiempo de la cosecha. ¡Pero el tiempo es esencial, y muy pocos reconocen la hora de la verdad! ¡El pueblo de Dios debe estar anclado en el Tiempo para reconocer que es el Señor quien ha dado el último conteo en el fin del mundo!

En el reloj de Dios, obtenemos una perspectiva celestial del gran conflicto, pero también es importante aprender las estrategias del enemigo a la luz de los planes de Dios, para que no nos tome por sorpresa con sus maquinaciones. Por lo tanto, Dios a veces deja brillar la luz del tiempo sobre los secretos del enemigo, tal como Él le dijo a Eliseo acerca de los planes del rey de Siria.[8] Este entendimiento se encuentra atesorado en la última colección de artículos llamada Tras líneas enemigas, en nuestro sitio web antiguo. Esto ha demostrado ser de gran ventaja para los testadores de Dios, como seguro lo será para los beneficiarios también.

Parece que fue hace una eternidad cuando el papa Benedicto XVI fue el papa activo, pero durante su mandato, se pusieron los cimientos para que el jesuita actual tomara el trono. El escudo de armas de Benedicto da un mensaje sobre sí mismo y su papel. En el marco del gran conflicto entre Cristo y Satanás, y el entendimiento que Dios ha dado a través de Su reloj, los símbolos del oso de San Corbiniano y el moro de Freising pudieron ser descifrados. ¡Aunque eso fue al principio de este ministerio, el significado descifrado de esos símbolos sigue siendo preciso y relevante hoy! ¡Dios estaba liderando en esos estudios, y no era sin un propósito! El papado ha sido siempre el instrumento de Satanás para preparar el trono, para que pueda recibir la adoración del mundo entero. Y por eso la tiara desaparecida era una característica intrigante del escudo de armas de Benedicto!

La resurrección de la bestia está representada en el simbolismo de un sello especial para el año papal de Pablo (que representa a Saulo el perseguidor en este contexto!). Este es un ataque directo contra los fieles, y ahora está dando lugar a un repentino y muy difícil tiempo de angustia, a medida que la bestia del abismo une a la gente con la cadena de Satanás. (Dios también tiene una cadena –como parte de Su gran final.)

Una de las revelaciones más significativas en estas líneas fue que ¡este papa jesuita es en realidad Satanás en persona! Incluso anunció su llegada por adelantado como Quetzalcóatl, ese dios sanguinario, la serpiente emplumada de los mayas, ¡que es extrañamente similar a la serpiente del Edén! Su imitación de los guardianes del tiempo de Dios revela su propósito de usurpar la posición de Cristo, si fuera posible.

Como se puede ver en la breve reseña de los títulos anteriores, todo el don del "antiguo testamento" de los escritos del ÚltimoConteo es mucho más que un libro. Es una historia, una historia en el tiempo, acerca de las transacciones maravillosas de Dios para llevar a Su pueblo a su hogar junto a Él. ¡Las palabras de esta historia están llenas de significado y ricas en experiencia! Se puede ver cómo Jesús conoce a los hombres tal como son—como los testadores con todas sus ideas preexistentes sobre las bolas de fuego o la ley dominical, por ejemplo— y caminó con ellos paso a paso, siempre acercándolos a Él en el proceso. No sólo corrigió sus ideas falsas, sino que refinó sus caracteres. Es esta experiencia la que por la presente transmiten a aquellos que la heredarán, la experiencia de tener a Jesús caminando al lado del alma luchando. ¡Los testadores quieren que su experiencia sirva para alentar a otros, que a pesar de lo que el hombre no pueda entender, Dios tiene una manera dar la armonía, al igual que Él lo ha hecho con los testadores! Que esto sea para su consuelo. ¡Al final, los fieles demuestran que la palabra del Señor es segura!

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. (Isaías 55:9-11)

El segundo testigo en el tiempo de angustia

Desde el momento en que los testadores se dieron cuenta de que podían pedir más tiempo para alcanzar más almas, sabían que sería bajo circunstancias terribles en la tierra. Esa expectativa está claramente sucediendo a medida que los sonidos de las trompetas son cada vez más fuertes y con mayores presagios. Cualquiera que no tenga la cabeza enterrada en la arena, puede atestiguar de que el mundo no es el mismo lugar que fue hace sólo unos pocos años. La migración humana ha cambiado el rostro de la sociedad en todas partes. El miedo al terrorismo se difunde por todas partes, mientras que los inocentes que buscan llevar a la gente a Dios son llamados "predicadores del miedo". Vemos a las naciones airadas amenazando la represalia nuclear de manera regular. El mundo nunca ha estado tan afilado entre la vida y la muerte. La imagen de los ángeles que sostienen los cuatro vientos (de lucha y guerra) representa bien la condición de las cosas en la actualidad.

¡Dios es ambos amor y tiempo!Entrar en una nueva fase de ministerio significó un nuevo sitio web, no como un reemplazo, sino para ofrecer una nueva perspectiva de las mismas verdades. Este es el segundo testigo que es incluido en este legado, y que complementa el primero, de una manera que incluso los autores nunca podrían haber imaginado de antemano. Será un compañero cercano para la compañía probada que lo hereda. Se remonta a la experiencia de los testadores durante los primeros siete años y habla con mayor claridad y sabiduría sobre el significado de esas experiencias en la visión general del plan de salvación. Los autores abrieron este nuevo sitio web con un artículo que expresa una tremenda revelación de la naturaleza de Dios que les ayudó a entender muchos misterios: que ¡Dios no es sólo Amor... sino también el Tiempo! Muchas personas repiten sin pensar que "Dios es amor" tanto que se olvidan de que Él también tiene otros atributos. Esta revelación les dio a los testadores cierto atrevimiento para pedirle a Dios lo que de otro modo hubiera parecido absurdo, pero sabían que Dios podía cumplir su totalmente inusual petición por más tiempo.

A medida que subieron el Monte Quiasmo, la montaña del Tiempo, hasta la cima donde ofrecieron el sacrificio de Filadelfia, encontraron muchas ricas bendiciones, profecías cumplidas y dolorosas pruebas. Al permanecer en la fe durante el día de los testigos, experimentaron muchas cosas comparables a lo que sus beneficiarios deben soportar, a medida que permanecen de pie como testigos durante el año de retribuciones. Así, el registro de la experiencia de los que fueron antes servirá para su estímulo y esperanza en su propia hora de decisión.

En este lado de la montaña, hay más certeza. Las trompetas son sonoras, y las señales en el cielo son inconfundibles. La primera trompeta empezó a sonar inmediatamente después de que este nuevo sitio web entrara en funcionamiento, incluso antes de que sus autores comprendieran todos los detalles del tiempo relacionado con el nuevo ciclo de reloj. Dios los guiaba paso a paso, con cada paso llevándolos a una luz más gloriosa que la anterior, hasta que tuvieran una base amplia y sólida sobre la cual construir. La segunda trompeta llegó como una clara confirmación de sus estudios, y se maravillaron de cómo el reloj del Padre sincronizaba las trompetas con tanta precisión, y sin embargo tan pocos correlacionarían su sonido. Siempre vigilando el reloj de las trompetas, que para ellos era tanto un consuelo como una meta, dijeron: "¡No pasará mucho tiempo hasta que suene la siguiente trompeta, terminemos nuestra obra para el Señor antes de que comience la siega!" El nuevo grabado especial del reloj, que se presenta a continuación como un regalo a los herederos, dará esa misma esperanza y consuelo a los beneficiarios que deben perdurar después de que los testadores se han ido.

Ahora es un momento de decisión, y uno debe estar preparado para tomar una decisión inteligente. Elías llevó a Israel a la decisión entre Dios y Baal, y la misma decisión es presentada hoy. De hecho, Jesús confirmó la promesa de Elías, cuando dijo que "Elías verdaderamente vendrá primero y restaurará todas las cosas".[9] Después de decir esto, dijo que Juan el Bautista era Elías. Sin embargo, ¡Juan ya había muerto y Jesús dijo que Elías estaba por venir y restaurar todas las cosas! Por lo tanto, la búsqueda del último Elías ha estado en curso durante siglos, a medida que cada generación busca entre sus líderes espirituales populares como candidatos potenciales. Pero si el descubrimiento es genuino, las especificaciones bíblicas para el último Elías deben estar claramente satisfechas. Además de restaurar todas las cosas (¡lo cual se cumple en este mensaje!), también debe advertir sobre las plagas:

He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. (Malaquías 4:5)

Las advertencias de Elías acerca de las plagas venideras son descritas en Apocalipsis como las trompetas, de modo que esto se cumple en el mensaje que Dios ha dado también. ¡Dios cumple todas Sus promesas! Pero si eso no es suficiente, Dios ha testificado por Su propia mano que este mensaje es el mensaje de Elías, confirmando así que John Scotram es el Elías moderno que cumple este papel. ¡Sólo Dios, que creó los cielos y la tierra, pudo confirmar los tiempos de cada una de las siete trompetas en el ciclo de las trompetas de Elías con señales en el cielo! Es Dios quien habla desde el cielo para confirmar quién es realmente el mensajero, que envió a esta última generación. El que se niega a creer aun ante esta evidencia del cielo, no escapará, sino que morirá durante los siete años de escasez.

La evidencia ha crecido tanto que toma volúmenes sólo para presentar lo que está en conmoción en los cielos. Un drama se desarrolla con vívidos detalles en el dosel del cielo, que muestra cada advertencia de las trompetas sonoras. Las brillantes inmensidades de los reinos celestiales realizan elegantemente su ballet en tiempo perfecto con el conjunto de trompetas—una actuación estelar en todos los sentidos de la palabra y una orquestación de proporciones astronómicas hechas posibles sólo por el Todopoderoso. ¿Se puede lanzar las numerosas piezas intrincadas de un reloj de pulsera en un recipiente y sacudirlo hasta que surja un reloj armado? Tampoco los cuerpos celestes que giran en sus interminables círculos podrían contar la historia detallada y coherente del Apocalipsis, a menos que hayan sido programados por Dios para esta misma hora.

Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos. (Hebreos 12:25)

Para los que creen, el don del mensaje de Elías no es sólo un tesoro precioso, sino un poderoso testimonio de que Dios ciertamente lo envió y habló a través de él. Estas son cosas que la fe del creyente puede captar en tiempos de prueba y tentación. Dios las ha provisto para aquellos que son llamados a permanecer en el día del Señor.

Desenvolviendo un nuevo ciclo de reloj

El próximo activo importante que debe ser dado a los herederos es el nuevo ciclo de reloj de Orión, ¡especialmente grabado por el Padre sólo para ellos y revelado ahora por primera vez! Puede que los testadores no estén aquí para presenciar los acontecimientos que predice, pero el grabado de él ya puede ser descrito. En la Sección 2, fue mencionado cómo el reflejo de las líneas de tiempo alrededor de Jesús señalan otra fecha: el 6 de mayo de 2019. Esa fecha, junto con el 6 de abril del mismo año, es el séptimo aniversario de las fechas en que los testadores primero se reunieron para dar testimonio para Dios como grupo. ¡Uno debería haber preguntado qué podría estar señalando Dios, con la fecha recién descubierta! ¿Podría ser la primera vislumbre del nuevo ciclo de reloj?

Ya sabemos que las plagas comenzarán con el sonido de la séptima trompeta el 20 de agosto de 2018, pero nunca ha habido una fecha confirmada para el fin de un nuevo ciclo de plagas. Una idea inicial podría ser poner el final del ciclo en la venida de Jesús, pero esto puede ser descartada fácilmente ya que hay eventos descritos en la séptima plaga que deben suceder antes de que Jesús venga. Uno podría intentar poner el final del nuevo ciclo en alguna fecha poco antes de la segunda venida de Jesús, pero todavía existe el problema de la falta de confirmación. Para saber si un ciclo de reloj es correcto, debe haber otro punto confirmado, al igual que lo fue con el ciclo de trompetas, como se explica en Los siete años de escasez. Sabíamos el punto de partida con seguridad, debido a los fuegos en Israel, y sabíamos cuándo sonarían las otras trompetas, basándonos en la duración del ciclo del reloj y la dirección propuesta, pero para confirmarlo finalmente (incluyendo la dirección), necesitábamos algo para alinear con otro punto del reloj, es decir, los acontecimientos de la segunda trompeta. ¡Siempre debemos tener al menos una confirmación independiente antes de "poner en marcha" un nuevo ciclo!

La línea de tiempo de las plagas.

Para el nuevo ciclo de plagas, todavía necesitamos esa confirmación independiente, incluso una vez que se propone una fecha de finalización. Con algunos candidatos iniciales que teníamos para la fecha de la séptima plaga, inicialmente consideramos si el 6 de abril de 2019 podría confirmar el ciclo alineándose con la sexta plaga. Pero, ¿es el significado de la sexta plaga también consistente con lo que se podría esperar en esa fecha? Necesitamos revisar el texto de la sexta plaga para verificar que corresponde, al final del período profético del segundo testigo. ¿Apoya esto el texto?

El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. (Apocalipsis 16:12)

Podemos entender el simbolismo de este texto de un par de maneras. Esta plaga es la preparación para la gran batalla de Armagedón, que es la batalla final entre Dios y Satanás antes de la Segunda Venida. Jesús viene del "oriente", es decir, de Orión.[10] Los Reyes del este, o Reyes de Orión, están representados por las tres estrellas del cinturón, o las estrellas del trono: Jesús (Alnitak), Dios Padre (Alnilam) y el Espíritu Santo (Mintaka).

En este contexto, el gran río Éufrates, como uno de los ríos del Edén, representa el río de la vida que fluye del trono de Dios. Este río es otro símbolo para el suministro de la verdad y la luz de Dios. ¿Es consistente decir que la luz de la verdad de Dios se "secará" al final del período profetizado de los dos testigos? ¡Absolutamente! Ya no fluirá agua refrescante del río de la verdad cuando se haya terminado el tiempo asignado para su profecía. Entonces los fieles deben permanecer sin la profeía de los dos testigos, que los han acompañado hasta ese momento. Sin embargo, ¡no significa que estén completamente solos! Hay una posesión muy importante que todavía conservarán, pero hablaremos de eso más adelante.

El secamiento del Éufrates es un simbolismo que nos recuerda a la caída de la antigua Babilonia, que es un tipo para las mismas circunstancias de las últimas plagas. Babilonia fue conquistada cuando el Éufrates fue desviado de la ciudad, y así fue que literalmente se secó, por lo que el ejército de Ciro podía entrar y conquistar la ciudad.

Mientras Ciro estaba haciendo su conquista, el rey Beltsasar estaba festejando y contaminando los vasos del templo de Dios. Eso significa que Satanás actuará contra el pueblo de Dios en la sexta plaga, quizás con un decreto de muerte, para silenciar y erradicar toda oposición a su reinado. Como lo hizo Beltsasar, él declarará por sus acciones que nada es demasiado sagrado para que él pueda tocar, ni siquiera los vasos vivos de Dios, que son la niña de Sus ojos. Pero al mismo tiempo, la gran ciudad de Satanás comenzará a caer. Los que tienen este reloj tendrán esperanza en medio de la tormenta, ¡porque estarán anclados en el Tiempo! ¡Los testadores también pusieron su fe en el Tiempo, y por este medio declaran enfáticamente que Él es un apoyo constante!

Por lo tanto, hay una buena evidencia de que el ciclo de plagas sería colocado correctamente si la sexta plaga se alineara con la fecha del 6 de abril de 2019. Pero aún hay más que investigar al respecto. Entendemos que el tiempo corre hacia atrás ahora, durante las trompetas. ¿Sigue así para las plagas también? ¡Intuitivamente debe ser así, porque tenemos que regresar a 1890 en la primavera de 2019! ¡Entonces comienza el 70o gran jubileo desde que Dios instituyó el ciclo del jubileo para los hijos de Israel! Sin embargo, nos gustaría ver alguna evidencia en el ciclo de que debería aplicarse en reversa. Esa evidencia viene cuando comparamos a cuáles plagas corresponden las líneas del trono en los textos de las plagas. Si siguiéramos el ciclo en dirección hacia adelante, las líneas del trono se alinearían con diferentes plagas que en la dirección inversa.

Las posiciones de las líneas del trono cuando el tiempo va hacia delante y hacia atrás.

Una rápida comparación de los textos relevantes para las potenciales plagas en las líneas del trono, revela qué plagas son el ajuste más claro para las líneas del trono.

Comparando los símbolos de las potenciales líneas del trono de las plagas.

Hay varias cosas interesantes que podemos aprender de esto. En cuanto a la segunda plaga, reconocemos que la sangre podría ser un símbolo apropiado correspondiendo a una línea de trono, ya que Jesús, el que fue herido, está en el centro del reloj. En la segunda plaga, sin embargo, no es la sangre vivificante del Cristo viviente, sino la sangre de un hombre muerto.

La quinta plaga menciona un trono, pero no es el correcto. ¡El trono de la bestia no es el trono que es representado en Orión! Los otros símbolos de las plagas de las líneas del trono en la dirección hacia delante, no tienen símbolos apropiados para las líneas del trono.

Todo eso cambia cuando miramos las plagas del trono en la dirección inversa. Los primeros símbolos son ríos y fuentes de aguas. Ríos y fuentes, o manantiales, están definitivamente relacionados con el trono de Dios:

Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. (Apocalipsis 22:1)

Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. (Apocalipsis 21:6)

El ángel vierte su copa sobre el reflejo terrenal de estas realidades celestiales asociadas con Jesús y el trono. ¡Cuando se dibujan en el reloj, las líneas incluso parecen un río que fluye del trono![11]

De manera similar, la sexta plaga también menciona un río—edénico—que está especialmente conectado al trono, ya que representa las verdades que fluyen de Dios a través del mensaje del Cuarto Ángel. Esto, además de los Reyes del este, que es una referencia a las tres estrellas del trono de Orión y los Reyes que representan, presenta un ajuste claro para el reloj en tiempo invertido.

Ahora que tenemos una buena base para decir que el ciclo de plagas debe correr en la dirección invertida, y que el significado de la sexta plaga corresponde muy bien con el final de los 1260 días del 6 de abril de 2019, estamos listos para hacer uso de nuestro descubrimiento previo.

La nueva fecha del 6 de mayo de 2019 es definida al final de los 1290 días, y se encuentra 30 días más allá del candidato a la sexta plaga del 6 de abril de 2019. ¿Podría esta nueva fecha ser el ancla para la séptima plaga? Si esta nueva fecha del 6 de mayo de 2019 marca la séptima plaga al final del ciclo, entonces podemos establecer el ciclo completo para todas las plagas.

La pregunta es: ¿un ciclo de reloj de plagas del 20 de agosto de 2018 al 6 de mayo de 2019, tendrá un marcador para la sexta plaga en el 6 de abril? ¡Es un criterio estricto! Cuando hacemos los cálculos, encontramos que realmente encaja. La sexta plaga está marcada por líneas de trono que serían del 4 al 7 de abril de 2019 y el 6 de abril cae perfectamente dentro de las líneas del trono. ¡El ciclo del reloj encaja!

El nuevo ciclo de las plagas.

Pero eso no es todo. También debemos confirmar, que poner la séptima plaga el 6 de mayo de 2019 es armonioso con el fin de los 1290 días. Sin embargo, primero veamos una cosa más, relacionada con la sexta plaga el 6 de abril de 2019.

Pisoteando la ciudad santa

Babilonia comienza a caer en la sexta plaga. ¡Es el fin del pisoteo de la ciudad santa que fue mencionado en Apocalipsis 11!

Y deja aparte el atrio de afuera del templo. Y no lo midas, porque ha sido dado a los gentiles, y ellos pisotearán la ciudad santa por cuarenta y dos meses. (Apocalipsis 11:2)

Por cuarenta y dos meses, "los gentiles" habrán estado haciendo el trabajo perverso de pisotear la ciudad santa. El Comentario Bíblico Adventista da un análisis útil sobre este versículo:

Entregado a los gentiles. Como sucedía con el atrio de los gentiles del templo de Jerusalén. Puede entenderse que "gentiles" se aplica a los que no son verdaderos adoradores de Dios, los que no han declarado que pertenecen al Israel de Dios.

La ciudad santa. Es decir, Jerusalén (Dan. 9:24; cf. Luc. 21:20). La entrega del atrio exterior a los gentiles significa, por extensión, que la ciudad santa es hollada. En cuanto al significado simbólico de Jerusalén, ver "hollarán".

Hollarán. Este pasaje es paralelo con la descripción de Dan. 7:7, 23, donde se describe la acción de la cuarta bestia que "hollaba con los pies" (ver com. Dan. 7:7-8, 25). Esa bestia actuaba particularmente contra los "santos del Altísimo" (Dan. 7:25), por eso es lógico entender que la "ciudad santa" representa al pueblo de Dios.

La conexión de los gentiles con la cuarta bestia (el Imperio romano pagano, como explicó el hermano John en el artículo Abriendo el pozo del abismo), de la que salió el cuerno pequeño (el papado romano[12]), es reveladora. El papado también está conectado con el período de 42 meses en Apocalipsis 13.

También se le dio [a la bestia: el papado[13]] boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. (Apocalipsis 13:5)

Sin embargo, en Apocalipsis 11, los 42 meses son para un grupo diferente, aunque relacionado. Son los medios modernos de “pisotear" que el papado usa para lograr sus propósitos malignos sin manchar su imagen.

Satanás se transformó en un ángel de luz,[14] y cuidadosamente oculta cualquier conexión con los malvados y las obras destructivas de su brazo derecho. Sabemos quién es Satanás, tenemos una serie de artículos dedicados a desenmascararlo, como si no fuera suficiente su estilo característico de escuchar a las multitudes que le canten en coro como si él fuera Jesús.[15] Pero ¿quién es el brazo vengativo del papa? ¡La Biblia quita el velo del engaño y apunta directamente a ellos con la línea de tiempo de los 42 meses!

El 6 de abril de 2019 es el último día de un mes hebreo (como es el 6 de mayo). Esto nos dice que los 42 meses deben referirse a los meses lunares, con el 42º mes concluyendo el 6 de abril. Contando hacia atrás al comienzo de los 42 meses es un ejercicio simple que apunta a un acontecimiento mundial importante ¡que habla por sí solo de quiénes son los sicarios del papa! Sucedió en la primera luna creciente hebrea –e islámica— del viernes por la noche, del 13 de noviembre de 2015. Pocas horas después de que el día de la luna nueva comenzó al atardecer, fue ejecutado un ataque terrorista coordinado "contra el estilo de vida francés (u occidental) y sus valores,"[16] y fue conocido como los "ataques de París". La Biblia señala a este acontecimiento, como el comienzo del período del pisoteo de "la ciudad santa" o del pueblo fiel de Dios.

No es insignificante que los ataques fueran en París, porque el cumplimiento clásico de Apocalipsis 11 también nos lleva de vuelta a París al tiempo de la Revolución Francesa.[17] Allí aprendemos algo sobre los valores a los que apunta este marco de tiempo. No son valores cristianos occidentales, sino valores franceses—los derechos humanos de la ONU que se han convertido en el estándar de "tolerancia" para el mundo (y la mayoría de los llamados cristianos). Sin embargo, el ataque en lugar de destruir los valores occidentales impíos, sólo sirvió para agitar el nido de avispas, aumentando la resolución y la energía de aquellos que los sostienen.

Esta es la naturaleza de los ataques terroristas violentos. Son ineficaces para lograr el propósito que se les atribuye, porque tales métodos no tienen un fundamento moral mejor que el que ellos atacan. Juntos, los atacados y los atacantes se encargan de pisotear la Ley de Dios, que es el fundamento del amor genuino, que es contrario a la falsa tolerancia promovida por los derechos humanos de la ONU. Estos últimos se basan en los mismos principios ateos que dominaban las mentes de los revolucionarios franceses y fueron adoptados por las Naciones Unidas en París, a finales de 1948, hace casi 70 años.

Por lo tanto, el cuadro bíblico es que los atacantes islámicos y los activistas ateos de los derechos humanos, son los agentes elegidos por el papa, y a sabiendas o no, hacen el trabajo sucio para él. Pero la lucha del pueblo de Dios es una batalla moral, no física. Las armas de su guerra son su ejemplo moral y las palabras de Dios solamente, y el salmo noventa y cuatro es su oración cuando recuerdan que es Dios quien recompensará:[18]

Jehová, Dios de las venganzas, Dios de las venganzas, muéstrate. Engrandécete, oh Juez de la tierra; Da el pago a los soberbios. ¿Hasta cuándo los impíos, hasta cuándo, oh Jehová, se gozarán los impíos? (Salmos 94:1-3)

¿Se juntará contigo el trono de iniquidades que hace agravio bajo forma de ley? Se juntan contra la vida del justo, y condenan la sangre inocente. Más Jehová me ha sido por refugio, y mi Dios por roca de mi confianza. Y él hará volver sobre ellos su iniquidad, y los destruirá en su propia maldad; Los destruirá Jehová nuestro Dios. (Salmos 94:20-23)

Al término de los cuarenta y dos meses, los impíos se reúnen en la sexta plaga contra los justos. Pero los fieles de Dios no serán vencidos, porque para el beneficio de ellos y el Suyo, Dios destruirá a Babilonia, junto con los hijos de Israel que lo traicionaron y se unieron a ella. Será un tiempo terrible para aquellos que han acogido el falso amor de la tolerancia al pecado. Sin embargo, el pueblo de Dios que ama la verdad más que la vida misma, será preservado a través de la séptima plaga que cae sobre los malvados.

Ahora veamos si la séptima plaga armoniza con el significado del período profético de 1290 días que finaliza el 6 de mayo de 2019.

Encontrando pan después de muchos días

La séptima plaga habla de Babilonia recibiendo el cáliz del vino del ardor de la ira de Dios, mientras que el final de los 1290 días (que viene del tiempo, tiempos y medio tiempo) es "el fin de estas maravillas". No hay conflicto entre estas descripciones; "estas maravillas" ciertamente pueden referirse a los "prodigios mentirosos"[19] de Babilonia contra los justos. Pero hay una conexión mucho más fuerte entre la séptima plaga y el final de los 1290 días el 6 de mayo de 2019.

Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallarás. (Eclesiastés 11:1)

Cuando las acciones de una persona son guiadas por el Espíritu Santo, puedes estar seguro de que una bendición las seguirá. Desde el principio, los miembros de este ministerio actuaron en la fe, en su mejor entendimiento. El Espíritu Santo no les dio toda la verdad a la vez, sino que los condujo paso a paso. Sin embargo, incluso aquellas cosas que no entendían bien, y lo que parecían ser errores, eran parte de Su dirección. Ellos estaban echando su pan espiritual sobre las aguas, y como un regalo que sigue dando, debe regresar con una bendición.

Consideremos, por ejemplo, la serie "Advertencia final" que escribieron en 2012. Mirando hacia atrás, parece un título irónico. ¿De verdad? ¿La advertencia final? En ese momento, ¡ellos creían que así sería! Esperaban que las bolas de fuego cayeran inminentemente y los movimientos rápidos finales siguieran en rápida sucesión. Pero después de soportar mucha burla y escarnio de aquellos que no tenían fe, continuaron dando muchas más advertencias a medida que su comprensión se desarrollaba. Habían echado su pan en las aguas del Internet, y la palabra de Dios dice que deberían encontrarlo de nuevo más tarde.

En esa serie, son dadas las líneas de tiempo de Daniel que terminaron en octubre de 2015—las líneas amarillas que hemos visto nuevamente en este testamento. Comenzaron el 6 de abril y el 6 de mayo de 2012 (para los 1290 y 1260 días, respectivamente). Ahora se entiende que Jesús estaba de pie en el tiempo al final de esas líneas de tiempo, y otro conjunto comenzó, continuando hasta el 6 de abril y el 6 de mayo de 2019. ¿Es sólo una cuestión de coincidencia que los mismos días se repiten? O ¿está Dios dando un recordatorio?

Regresa la antigua advertencia final.

¿Puedes ver lo que Dios hizo con esa serie? Los autores podrían haber pensado que el título se había hecho obsoleto, ¡pero Dios sabía mejor! Él sabía que un día, las mismas fechas volverían, haciendo que la "Advertencia final" fuera eso... una advertencia de siete años acerca del final del juicio en la sexta y séptima plaga del 6 de abril y 6 de mayo de 2019. Vemos el cumplimiento del proverbio acercándose después de siete años, porque el pan debe regresar. Esa es una muestra del pan que sostiene a los justos; ¡lo que arrojaron sobre las aguas desde el principio, volverá con una bendición para los que lo heredan!

¿De qué estaban advirtiendo realmente en esa serie? Se trataba del gran e impresionante evento de bolas de fuego que Elena White vio y describió brevemente.

¡El evento de las bolas de fuego vendrá en el tiempo programado después de todo!

Así que la advertencia todavía está vigente. ¡La palabra de Dios cumplirá el propósito por el cual Él la envió! El evento de las bolas de fuego no fue inmediatamente fácil de localizar en la Biblia. Los dos breves sueños[20] de Elena de White no dan mucha explicación ni contexto para el acontecimiento, y deja la puerta abierta para interpretarlos como un acto de Dios o como resultado de la actividad humana (o ambos, ya que los castigos de Dios son frecuentemente forjados a través de elementos humanos). Esa ambigüedad es lo que permitió, que el evento se esperara como el detonante en 2012, para iniciar el resto de los eventos finales. Pero con la simetría en el diseño de Dios, podemos ver que Él estaba mostrando que vendría el 6 de mayo de 2019, como la última plaga.

El gran acontecimiento de las bolas de fuego está reservado para el fin de los 1290 días, y ése es el mismo acontecimiento simbolizado más prominentemente en la séptima plaga:

Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande. (Apocalipsis 16:21)

Así que el significado de los acontecimientos armoniza, y ya hemos confirmado la dirección y las fechas del ciclo del reloj. Al final, podemos estar seguros de que el nuevo ciclo está correctamente colocado y funcionando en la dirección correcta.

Permíteme reiterar que este reloj ¡no es sólo un dispositivo que muestra el tiempo! Basta con revisar la experiencia del ciclo preparatorio de plagas. Lo que Dios enseñó de Su reloj durante ese tiempo fue nada menos que asombroso. Uno puede preguntarse qué más puede haber para aprender acerca de las plagas, pero cuando llegue el momento, el Espíritu Santo guiará. Es el reloj de Dios, y Él ha guardado lo que Su pueblo necesitará aprender de él, para sostenerlos en su tiempo de prueba. Dios ha grabado con amor las fechas de este último ciclo de plagas en Su reloj, para anclar la fe de Sus hijos a través de las siete últimas plagas.

Porque los brazos de los impíos serán quebrados; Mas el que sostiene a los justos es Jehová. (Salmos 37:17)

La vergüenza del orgullo

Llevemos nuestros pensamientos al período de la sexta y séptima plagas, y veamos que es un tiempo de intensa actividad. A medida que los fieles han soportado largos meses de juicio angustioso, la gran batalla de Armagedón amenaza por venir. Los dolores de parto se están sintiendo, y, sin embargo, hay esperanza en medio del dolor. Han sido fortalecidos al sujetarse firmemente a los cordones[21] de la fe, ya que el camino se hizo demasiado estrecho para confiar en la vista.[22] Los 144.000 deben permanecer por la fe hasta el final como testigos de Dios. Los cordones del tiempo que Dios dejó caer para nosotros todavía están allí para que ellos los agarren.

Sin embargo, estos no son los únicos que participan en una resurrección especial.

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. (Daniel 12:2)

¡No todos los que se levantan del polvo despiertan para los mismos propósitos! Ha habido varias resurrecciones a lo largo de los siglos; algunas eran personas individuales, como Moisés o Lázaro, y otras eran grupos, como los que fueron resucitados en la muerte de Cristo. Jesús le dijo a Caifás, el sumo sacerdote que lo declaró digno de muerte, que lo vería venir en las nubes del cielo:

Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. (Mateo 26:64)

Los hombres de esta clase vieron las maravillosas obras de Jesús en persona, pero por su orgullo se negaron a reconocerlo como el Hijo de Dios. Ellos serán levantados, no para dar un testimonio, sino para sentir la vergüenza de su derrota. Esta es la vergüenza a la que se refiere Daniel en el versículo anterior. ¿Se levantarían con los 144.000 en relación con la sexta trompeta? ¿Cuándo se cumpliría su propósito? Jesús da una posible la respuesta cuando habla en la sexta plaga:

He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. (Apocalipsis 16:15)

El tiempo para que estos reciban su vergüenza es durante la sexta y especialmente la séptima plaga. Por lo tanto, tal como lo explicamos en Los siete años de escasez, podrían ser levantados el 27 de abril de 2019. Este es el aniversario de la señal de Jonás, dada a una generación malvada y adúltera.[23] Pocos días antes de que termine el juicio del séptimo sello y comience la séptima plaga, ¡ellos serían convocados para ver y oír el veredicto pronunciado contra ellos![24] El recuerdo atormentador de su último encuentro con Jesús volverá con fuerza, ya que ellos están en vergüenza delante de Aquel a quien ellos condenaron.

Pero para los justos, Jesús no viene como un ladrón, porque conocen el tiempo de su visitación. Las profecías de los dos testigos dan su testimonio durante los siete años de la advertencia final. ¡Por lo tanto, todos los justos que viven durante ese tiempo están incluidos en esa advertencia! Aquellos que escuchen la advertencia velarán y guardarán sus vestidos, porque es su herencia.

Conoce Jehová los días de los perfectos, y la heredad de ellos será para siempre. No serán avergonzados en el mal tiempo, y en los días de hambre serán saciados. (Salmos 37:18-19)

Un tiempo de hambruna

He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. (Amós 8:11)

Cuando llegue la sexta plaga, el río Éufrates se secará. Hemos asociado desde hace mucho tiempo el mensaje del Cuarto Ángel con el Éufrates, ese cuarto río de doctrina pura que fluye del Edén.[25] Como vimos antes, esto se ajusta al marco de tiempo profético de los dos testigos, a quienes se les da el poder para profetizar acerca de 1260 días hasta el 6 de abril de 2019. Cuando a los dos testigos ya no se les permite dar la palabra de Dios, entonces el hambre se sentirá.

Es justo que aquellos que despreciaron el mensaje en tiempos de abundancia sean los que más sufran, cuando vean que es verdad. Buscarán, pero no encontrarán. Ellos tocarán, pero no se les abrirá.

Buscarán la palabra de Dios, pero no la encontrarán. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán. (Amós 8:12)

El Señor los llamó fervorosamente cuando todavía podía ser encontrado, pero ellos no tenían amor por Él:

Volveos a mi reprensión; he aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros [en el mensaje de Orión], y os haré saber mis palabras. Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, Sino que desechasteis todo consejo mío, mi reprensión no quisisteis, también yo me reiré en vuestra calamidad, y me burlaré cuando os viniere lo que teméis; cuando viniere como una destrucción lo que teméis [en la sexta plaga], y vuestra calamidad llegare como un torbellino [en la séptima plaga]; cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia. Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán de mañana, y no me hallarán. Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no escogieron el temor de Jehová, ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía, comerán del fruto de su camino, y serán hastiados de sus propios consejos. (Proverbios 1:23-31)

Ahora, mientras todavía hay un poco de tiempo antes de que la ira de Dios sea derramada sin misericordia, el consejo es dado:

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. (Isaías 55:6-7)

No es la voluntad de Dios que alguno perezca, pero cuando el Señor extiende Su brazo y es rechazado, no quedan más medios de rescate. Su brazo está ahora extendido y la hoz está en Su mano, pero cuando Jesús arroja el incensario en la sexta trompeta, no habrá más oportunidad de arrepentirse.

Hay una provisión especial que queda por describir, la cual está incluida en esta herencia. Apoyará a los fieles a través de su mayor necesidad, proporcionándoles un suministro de pan en tiempos de hambre.

Las raciones diarias para los sacerdotes

La última generación será una generación de sacerdotes para Dios. De eso se trataba el pacto:

Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. (Éxodo 19:5-6)

Esta santa nación de sacerdotes—los 144.000—sirve en el templo espiritual que Ezequiel vio representado en visión. En los planos y especificaciones de construcción se daban leyes sobre los sacrificios que serían ofrecidos durante el año y especialmente durante las fiestas.[26] Estas leyes del templo de Ezequiel hicieron enmiendas a las leyes Mosaicas existentes que habían sido practicadas por generaciones. Así, había diferentes números de animales que se ofrecían, y cada uno requería su propia cantidad de harina y aceite para acompañarlos.

A partir de esta información, se determinó la cantidad de harina y aceite que se ofrecieron en total durante la temporada de fiestas, y basados en la ración diaria para el sacerdote, para cuántos días era la provisión. Todo esto ha sido detallado y tabulado en la tercera parte de la serie de Sombras de los sacrificios. El resultado es una provisión para los sacerdotes que dura 1260 días: 636 días de provisión de los sacrificios de primavera y 624 días de provisión de los sacrificios de otoño.

Vimos cómo esto era una provisión especial para lo que ahora entendemos como los 1260 días de los dos testigos. Esta es la razón por la que tuvimos un segmento de 636 días seguido por un segmento de 624 días cuando los ángeles recibieron sus trompetas.

En la Sección 2, vimos cómo el juramento, hablado a los dos testigos, representó un segundo marco de tiempo. Dado que los dos marcos de tiempo de 1260 días son aplicables a los 144.000,[27] también debemos aplicar las porciones diarias a ambas líneas de tiempo. Sin embargo, es importante entender que a pesar de que el primer segmento de 636 días fue "movido" a la segunda línea de tiempo, las porciones en sí no se movieron, sino sólo el propósito designado de esos días. Las porciones son necesarias, o "consumidas", a lo largo del juicio de los vivos, excepto durante esos 7 días en el medio, ya que Jesús mismo estaba allí.

Estas raciones diarias de harina y aceite entregadas a los sacerdotes para la duración del séptimo sello, representan porciones diarias de la palabra de Dios y del Espíritu Santo, que son provistas para sostener a Su pueblo en un momento de emergencia. En los primeros estudios de los sacrificios, vimos cómo los sacrificios de las fiestas de primavera señalaron el tiempo de emergencia entre la muerte de Jesús, que puso fin al sistema de sacrificios y el derramamiento del Espíritu Santo en Pentecostés. Los discípulos necesitaban un sustento especial para su situación especial, que aquellos que no creían, no podían apreciar. Esto fue suministrado por esas 51 porciones diarias.

Los sacrificios de las fiestas de otoño apuntan a un tiempo de emergencia, cuando la intercesión termina antes de que Jesús regrese. Fue visto en el ascenso del Monte Quiasmo, cómo estas 372 porciones eran exactamente, lo que habría sido necesario para suplir la brecha, desde el final del ciclo de trompetas cuando el tiempo de la gracia hubiera sido cerrado, hasta el regreso de Jesús.

Con las porciones para el segundo testigo comenzando con el ciclo preparatorio de plagas, las 372 porciones que originalmente debían ser usadas allí, fueron dejadas sin usar. Volveremos a estas porciones no utilizadas más tarde, pero primero, necesitamos entender mejor el sistema de distribución de comida de Dios.

¡No desperdicies las sobras!

Una lección que Jesús enseñó a Sus discípulos cuando multiplicó los alimentos para dar de comer a la multitud, ¡era que las sobras no debían ser desperdiciadas!

Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada. (Juan 6:12)

¡Cuánto más valioso sea el alimento, más importante es asegurarse de que no se pierda nada! Dios es muy preciso y no desperdicia ni escatima. Además, Su provisión es divina y por lo tanto de suma importancia. Hay que tener cuidado de que no se pierda nada. No fue una cosa positiva que hubiera cestas de pan que quedaron después de que las multitudes comieron. Cada uno recibió su porción, pero algunos no querían la provisión divina. No reconocían su necesidadNo debe haber sobrantes de lo que Dios provee..

Las porciones del Espíritu Santo funcionan de manera similar, solo que es un sistema de distribución basado en la fe. Recibimos las porciones especiales del Espíritu Santo, porque creímos en Su palabra. El Espíritu Santo es como la comida del niño. Era una sola comida, pero esa porción única sirvió a miles. Del mismo modo, una sola porción del Espíritu Santo es suficiente para proveer a todos los que lo desean, porque el Espíritu Santo es omnipresente.

Sin embargo, si los cuatro autores, que son el primer punto en la cadena de distribución, dan sus vidas como testadores, ya no estarán consumiendo sus porciones ni estarán disponibles para ayudar en la distribución a otros. Esto significa que habrá porciones inutilizadas por el resto de los 1260 días del testimonio de los dos testigos. ¿Qué será de estas porciones no utilizadas? ¿Serán simplemente desperdiciadas? ¡No! ¡Ciertamente no! ¡Son demasiado preciosas para desperdiciar, y, por lo tanto, están incluidas en las provisiones de este testamento para que los beneficiarios las hereden!

Que no se pierda nada. El primer día que los testadores no estén vivos para necesitar su porción diaria más, sería el primer día que los herederos elegibles la recibirían, como la multitud que es satisfecha de la comida del niño.

No debemos desperdiciar tampoco las 372 porciones inutilizadas, aunque no quedan muchos días para cubrir antes de que Jesús venga, ¡más allá de lo que queda de los 1260 días! ¿Qué debemos hacer con las 372 porciones? ¿Tienes alguna idea?

Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. (2 Reyes 2:9)

El ministerio del antiguo Elías representa el ministerio del Cuarto Ángel. Cuando los testadores terminan su obra, entonces la obra del figurativo Eliseo comienza como el sucesor. ¡Así, los 144.000 que siguen los pasos del Elías moderno, son los Eliseos que piden una doble porción del Espíritu de Elías! Y la respuesta de Elías también se aplica a ellos:

El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no. (2 Reyes 2:10)

¡Aquellos que, creyendo, ven a los dos testigos en la señal de la sexta trompeta,[28] recibirán la doble porción! Recuerda, la sexta trompeta tiene un doble significado, confirmado por una señal doble en el cielo. Jesús arroja el incensario por una parte y resucita a Sus testigos por la otra. Esto es representado vívidamente en la señal celestial. Siendo una señal doble, señala el comienzo de una doble porción del Espíritu para los que creen: 372 porciones para las condiciones de emergencia, y lo que queda de las 1260 porciones de la obra del segundo testigo.

Sin embargo, las condiciones de emergencia para las cuales son dadas las 372 porciones, no necesariamente comienzan simplemente con la muerte de los testadores. Aquí es donde el Señor aparentemente les ha permitido pasar por una experiencia muy similar a lo que Él mismo experimentó, pero entendiendo la diferencia entre Su papel de cargar el pecado y el papel de ellos de ser perdonados por sus ofensas. Ellos mismos son simplemente receptores de la expiación de Cristo, y no pueden pasar por la experiencia idéntica de cargar el pecado como Él lo hizo.

La oración del Señor y la sinagoga de Satanás

Cuando nosotros los testadores, hicimos el sacrificio en el Monte Quiasmo para enfrentar un tiempo de angustia por el bien de los que no tuvieron la oportunidad de recibir el mensaje, pusimos en riesgo nuestras vidas. Fue un compromiso de someternos, incluso a la experiencia de Esmirna en el martirio. Nosotros caminaremos en los pasos de Jesús, como se nos ordene. Dios nos mostró esta estrecha relación, cuando en el aniversario de Su resurrección, durante nuestro servicio del sábado 27 de mayo de 2017, nos mostró la verdadera aplicación de los dos testigos de Apocalipsis 11 para este ministerio. Nos dimos cuenta de que, por nuestro sacrificio, en lugar de Filadelfia, nosotros nos habíamos sometido para cumplir el papel de Esmirna, si fuera necesario. Vimos que, en la sexta trompeta, podríamos ser llamados a dar la vida como un sacrificio voluntario, y que seriamos resucitados de nuevo en tres días y medio. Con ese sacrificio, la tribulación de Esmirna también sería la nuestra:

No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 2:10)

Los últimos días del equipo de Paraguay.

Como explicamos en la Sección 1, esos diez días son los últimos 10 días de la quinta trompeta antes de lo que podría ser nuestra muerte al principio de la sexta. Señalan el aniversario de la última cena de Jesús con Sus discípulos, la noche en que se sometió a ser tomado por Sus enemigos. Igualmente, para nosotros, en esa noche del 24 de mayo de 2018, tendríamos una última cena en memoria de nuestro Señor, y entonces seríamos tomados por nuestros enemigos para experimentar diez días de tribulación.

Exactamente lo que implicaría esa tribulación no es importante. Jesús ordena a Esmirna a no temer lo que deben sufrir. Pero ¿por qué diez días? Si nos fijamos en el contexto, obtenemos una pista del versículo anterior:

Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. (Apocalipsis 2:9)

¿Por qué menciona Jesús la sinagoga de Satanás? Hay una estrecha relación entre esta clase y los fieles, porque el único otro lugar donde son mencionados es en el ánimo que Jesús le da a la iglesia de Filadelfia:

He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. (Apocalipsis 3:9)

Esta clase de personas dicen ser "judíos" fieles, pero no lo son. En un contexto moderno, los judíos representan a los que tenían el pacto completo, a quienes Jesús fue enviado desde Orión: a los Adventistas del Séptimo Día. ¡Ellos dicen tener una religión pura, pero el testimonio fiel de Jesús es que no la tienen! Jesús hará que estos adventistas infieles finalmente reconozcan que Dios ha amado a los 144.000, mientras que a ellos mismos los vomitó de Su boca.

Sin embargo, el roce de Esmirna con estos adventistas orgullosos es antes de su humillación, y ellos son la razón dada por su sufrimiento, al igual que los judíos infieles y orgullosos que tomaron a Jesús. Este es nuestro tiempo de prueba. Especialmente durante ese tiempo, la oración del Señor estará en nuestros labios:

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén. (Mateo 6:9-13)

En nuestro ministerio, hemos buscado mostrar la santidad del carácter de Dios, y hemos dado la bienvenida a la venida de Su reino. En nuestra experiencia en Getsemaní, después de la Cena del Señor, seríamos llevados a un punto de decisión, para ceder nuestra voluntad a la Suya como lo hizo Jesús:

Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. (Mateo 26:39)

Esto debe hacerse en vasijas de barro que fueron contaminadas con el pecado, pero son limpiadas. Así como Cristo está haciendo la voluntad de Dios en el cielo, también debemos hacer la voluntad de Dios en la tierra. ¡Necesitaremos nuestro pan de cada día! Mientras vivimos, consumimos las porciones que Dios ha provisto para el ministerio de los dos testigos. Jesús fue dejado solo en la cruz para sufrir la carga del pecado sin ningún apoyo, pero no es así con nosotros. No podríamos soportar la carga solos, pero confiamos en Su porción de pan diario hasta el final. Él estará con nosotros hasta el final.

Así será para nuestros herederos. ¡Dependerán de su provisión de pan hasta el final!

Especialmente durante esos diez días, la necesidad de perdonar estaría en nuestros corazones. ¿Pero podríamos perdonar a aquellos que nos han maltratado maliciosamente? A través de cada uno de esos días de tribulación, nuestra porción diaria sería nuestra fuerza para soportar el sufrimiento, porque nuestros hermanos que fallaron no siguieron hasta el final para recibir el pacto en sus corazones. Dios nos ha perdonado una gran deuda, ¿y no perdonaremos también a nuestros deudores?

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. (Mateo 6:14-15)

Jesús no tenía pecados propios, pero sufrió un día por el pecado de otros desde la noche del jueves hasta Su crucifixión el viernes cerca de la tarde. Nosotros teníamos pecado, cumplimos los requisitos del nuevo pacto para ser limpiados de él, y recibimos la Ley escrita en nuestro corazón. Encontramos el santo grial. Entonces, como las primicias de la Filadelfia victoriosa, sufriríamos diez días hasta nuestra muerte en favor de todos los que no recibieron el pacto, pero que están arrepentidos, ahora que entienden. Diez días por diez mandamientos.

Aquellos que son levantados de sus tumbas para cantar el canto de la victoria, no alcanzaron ese estado cuando murieron. Cuando sean resucitados, su amor a la verdad moverá su fe para sujetarse de Jesús en Orión, donde ellos aprenderán todo lo que necesitan. Somos un ejemplo del poder de Jesús en este mensaje para llevar esa victoria a la realidad, y nuestros beneficiarios necesitarán evidencia poderosa para dar testimonio de esto. ¿Sobre qué colgarán sus esperanzas de que Jesús en Orión puede sostenerlos, ya que de repente son llamados a cantar un cántico que no habían conocido previamente? Nuestra sangre sellaría la evidencia de que Jesús ha escrito Su Ley en nuestros corazones; por la fe en esta obra de Jesús, los 144.000 estarían completamente equipados para permanecer sin culpa, mientras que la tierra está sujeta a un tiempo de angustia y tentación como nunca antes.

Cuando Jesús entró en Su hora de prueba, pidió a Sus discípulos que velaran con Él. Cuando los encontró durmiendo, aclaró que debían velar por su propio bien:

Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. (Mateo 26:41)

¡Esto se refiere a la tentación o prueba, de la que Filadelfia debe ser guardada y de la cual Él nos conducirá lejos mientras oramos la oración del Señor!

Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar á los que moran en la tierra. (Apocalipsis 3:10 RVA)

¡Que los discípulos de Cristo hoy no dejen de velar y orar durante ese tiempo, tanto para que permanezcamos fieles hasta la muerte, como para que ellos permanezcan fieles en la vida! El entendimiento que les faltaba a los primeros discípulos, que hizo que sus corazones estuvieran llenos de dolor, ahora está completamente disponible.

Vemos entonces que el tiempo de emergencia podría comenzar con nuestro arresto en la noche anterior al amanecer del 25 de mayo de 2018. ¡Es cuando las 372 porciones comenzarían a suplir la necesidad! Estas porciones mantendrán a los discípulos vigilantes y fieles. Los fieles vigilantes estarán en la tierra cuando el mundo esté pasando por su hora de tentación, pero serán librados de ella por medio de sus porciones del Espíritu Santo, que se duplicarán cuando nuestro testimonio sea sellado con nuestra sangre.

El tiempo de porciones dobles del Espíritu Santo.

La doble porción estará con los justos por lo menos hasta la sexta plaga, cuando el Éufrates estará figurativamente seco. La obra del Cuarto Ángel trae esa agua de vida al mundo, pero cuando su obra ha sido hecha para el pueblo de Dios, todo lo que queda es la reunión en la sexta plaga para el Armagedón en la séptima, y en ese escenario, la doble porción ya no sería necesaria.

Tuyo es el reino

El tiempo de la profecía vestida en cilicio llega a su fin cuando comienza la sexta plaga. Entonces, sólo lo que queda de las 372 porciones estará disponible. Hay una propiedad interesante de estas porciones que lleva un mensaje importante. Las porciones comienzan cuando los dos testigos son tomados.

Estas porciones son porciones especiales que comienzan con la perdida. Son para aquellos que permanecerán durante el tiempo de las plagas. Esta es una obra muy importante, y se debe hacer provisión para ello. Es un tiempo cuando los justos son cortados de todo apoyo terrenal. Estas porciones del Espíritu Santo están especialmente diseñadas para consolar.

El Antiguo Testamento contiene varias lamentaciones cuando alguien estaba pasando por un tiempo de aflicción especial por parte del enemigo, pero no tenía consolador.

Me volví y vi todas las violencias que se hacen debajo del sol; y he aquí las lágrimas de los oprimidos, sin tener quien los consuele; y la fuerza estaba en la mano de sus opresores, y para ellos no había consolador. (Eclesiastés 4:1)

Por esta causa lloro; mis ojos, mis ojos fluyen aguas, porque se alejó de mí el consolador que dé reposo a mi alma; mis hijos son destruidos, porque el enemigo prevaleció. (Lamentaciones 1:16)

El consuelo del Espíritu Santo en tiempo de aflicción es un regalo especial, y los malvados, que despreciaron a Aquel que sería su Consolador, sentirán su ausencia agudamente. Como ninguna otra vez en la historia, Su consuelo será necesario y deseado entonces, porque al ser rechazado por el mundo, Él se irá, y el mundo sentirá Su ausencia. Sólo permanecerá en el corazón de aquellos que en fe creen que el Espíritu Santo es dado para confortarlos durante estos 372 días.

El Espíritu Santo mora con el obrero consagrado de Dios dondequiera que esté. Las palabras habladas a los discípulos son también para nosotros. El Consolador es tanto nuestro como de ellos. El Espíritu provee la fuerza que sostiene en toda emergencia a las almas que luchan y batallan en medio del odio del mundo y de la comprensión de sus propios fracasos y errores. En la tristeza y la aflicción, cuando la perspectiva parece obscura y el futuro perturbador, y nos sentimos desamparados y solos: éstas son las veces cuando, en respuesta a la oración de fe, el Espíritu Santo proporciona consuelo al corazón. {HAp 42.1}

El papel reconfortante especial del Espíritu Santo durante este tiempo, fue prefigurado incluso en Génesis, ya que fue Noé quien proporcionó un lugar seguro para su familia en el arca durante el año del diluvio, como un tipo del año de retribuciones. Cuando Noé nació, esto es lo que su padre dijo:

y llamó su nombre Noé, diciendo: Este nos consolará de nuestras obras, y del trabajo de nuestras manos de la tierra, a la cual el SEÑOR maldijo. (Génesis 5:29 JBS)

La maldición de Dios es sentida cuando Su apoyo es retirado. Cuando Adán y Eva pecaron, Dios confinó Su apoyo perfecto al santuario del Jardín del Edén. El resto del mundo comenzó a envejecer y deteriorarse. Sin embargo, Su Espíritu seguía contendiendo con el pueblo hasta el diluvio.

Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne;… (Génesis 6:3)

¿Recuerdas cuándo Jesús habló más sobre el "Consolador”? ¡Sí, fue en la Última Cena con Sus discípulos! Además de los acontecimientos trascendentales de ese año, tal vez esperaba con ansia nuestro día, cuando en el aniversario de esa misma cena, seriamos quitados de nuestros seres queridos en la fe. En esos días de juicio, ya no podríamos comunicarnos. Pero Jesús enviaría al Consolador para proveer personalmente en nuestro lugar. Entonces ellos serán los únicos representantes del Espíritu Santo en el mundo. Estas porciones especiales son por lo tanto el más valioso de los tesoros de nuestro legado.

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. (Juan 14:16-17)

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. (Juan 14:26)

Cuando la ayuda es más necesaria, el Consolador estará allí para enseñar y ayudarnos a recordar las cosas que Él ya ha enseñado a través de este mensaje. Como él permanece en cada uno de los 144.000 vivos en ese momento, se comunicarán entre sí en sus pequeñas compañías y unos a otros se ayudarán a estudiar la palabra de Dios desde Orión.

El mensaje del Cuarto Ángel será para ellos un mensaje de consuelo, recordándoles cuán pronto terminará su peregrinación en este mundo perverso, y exactamente cuándo, sus agotados ojos finalmente verán al Señor venir en las nubes. La última cuenta regresiva a Su llegada real será el tema que absorberá la atención de los redimidos.

La gran reunión

La Segunda Venida, aunque será inimaginablemente maravillosa, no es todavía el final de la historia que se cuenta con estas porciones reconfortantes. Cuando aplicamos las 372 porciones a partir de la muerte de los dos testigos, descubrimos que ellas terminan después de la Segunda Venida.

¿Cómo puede ser eso? ¿Por qué los 144.000 necesitarían porciones aun después de partir de la tierra? La gran profundidad de significado detrás de este período de tiempo, sólo se puede ver cuando consideramod la misión de los 144.000.

Cuando Jesús resucitó de entre los muertos, primero se dio a conocer a María Magdalena antes de ascender a Su Padre.

Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. (Juan 20:17)

Jesús vivió una vida perfecta y dio un sacrificio perfecto, resucitando de entre los muertos, pero aún necesitaba la confirmación de Su Padre en el cielo de que Su sacrificio había sido aceptado. Así será con los 144.000 que serán los representantes vivientes de Jesús en la tierra. Ellos serán levantados en la nube, pero habrá un cierto sentimiento de inquietud como Jesús lo experimentó, al decirle a María que no lo detuviera, porque Él necesitaba tener esa satisfacción de saber que el Padre consideraba que había realizado un trabajo bien hecho.

La puerta de Orión. Es algo como lo que Dios sintió en la Creación. A medida que cada día de la Creación llegaba a su fin, Él veía que la obra era buena, pero Él no tuvo la satisfacción de ver una obra completa hasta el final del sexto día, al comienzo del sábado, cuando vio que ¡era buena en gran manera! Así también los 144.000, cuando se unen con los redimidos y entran por las cuatro esquinas de la "puerta", al reino de Dios como es representado en Orión, no sentirán esa satisfacción de una obra completa hasta que tengan su reunión especial en el templo. Ellos anhelarán el veredicto final del Padre:

Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. (Mateo 25:21)

En visión, Elena de White vio la escena del templo y esta "reunión extra para aquellos que tienen el sello del Dios viviente":[29]

Toda clase de árboles hermoseaban los alrededores del templo: el boj, el pino, el abeto, el olivo, el mirto, el granado y la higuera doblegada bajo el peso de sus maduros higos, todos embellecían aquel paraje. Cuando íbamos a entrar en el santo templo, Jesús alzó su melodiosa voz y dijo: “Únicamente los 144.000 entran en este lugar.” Y exclamamos: “¡Aleluya!” {PE 18.2}

Aquí es cuando reciben la tan deseada bendición de la seguridad de una obra bien hecha. ¡Cuán grande es la obra que harán, sólo la eternidad lo dirá! Jesús dijo en términos muy ciertos que obras mayores que las que Él mismo hizo, serían hechas por aquellos que creen en Él.

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. (Juan 14:12)

Esta es la alta vocación de los 144.000, y ellos harán su obra en el Espíritu y el poder de Elías. Su testimonio de fe demuestra en toda una generación de personas—una nación santa—que la liberación del hombre de su pecado, es posible a través del pacto que Dios entregó a Jesús, quien nos lo entregó, y lo entrega a los 144.000 en nuestra muerte. Esta es la obra que da la evidencia final y definitiva para resolver el gran conflicto para siempre.

Esta obra termina con las 1260 porciones de los dos testigos, pero las 372 porciones los llevan hasta la reunión con el Padre. Después de este encuentro, Jesús llamará a los redimidos a cenar. El período que comenzó con la separación de los mensajeros de Orión, ¡terminará con una feliz reunión con ellos! En nuestra última Cena del Señor en la tierra, tomaremos el jugo de uva, y no lo beberemos de nuevo hasta que estemos juntos con Jesús en la mesa.

La última cuenta regresiva.

Entonces, todas las partes fieles del pacto se reunirán en paz: El Padre, Jesús, los mensajeros de Orión, y los 144.000 estarán juntos, unidos en el Espíritu con los redimidos de todas las edades mientras participamos de la Primera Cena de la Eternidad. Mientras estamos en un planeta del sistema de estrellas de Mintaka, que representa al Espíritu Santo, los redimidos reunidos finalmente conocerán el significado completo de por qué se le llama el Consolador. Esta es la recompensa de los que reciben la herencia de este testamento.

porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida;… (Apocalipsis 7:17)

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. (Apocalipsis 21:4)

Ahora el Notario celestial está listo para certificar el testamento. Por favor pase a la sección 4.

1.
En otras palabras, si uno no ha cometido el pecado imperdonable: el pecado contra el Espíritu Santo. 
2.
Génesis 15:1 – Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. 
3.
Esta fue la experiencia del autor de crecer en fuerza eligiendo tomar una posición por la verdad contra los sentimientos de imposibilidad. 
4.
El Monte Quiasmo es el tema de Los siete años de escasez
5.
Efesios 4:13 – hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 
6.
Ezequiel 1:20-21---Hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; hacia donde les movía el espíritu que anduviesen, las ruedas también se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas. Cuando ellos andaban, andaban ellas, y cuando ellos se paraban, se paraban ellas; asimismo cuando se levantaban de la tierra, las ruedas se levantaban tras ellos; porque el espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas. 
7.
Como ejemplo de su esfuerzo, lean este asombroso artículo de 2015 en la Revista Adventista y observa que el autor "es un profesor de religión y estudios teológicos en la Escuela de Religión y profesor asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Loma Linda.”: Noticias de última hora: "Una mujer rodeará al varón" (Jeremías 31:22); ¿Cómo navegamos una teología del cambio? 
8.
2 Reyes 6:11-12—Y el corazón del rey de Siria se turbó por esto; y llamando a sus siervos, les dijo: ¿No me declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel. Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta.  
9.
Mateo 17:11 – Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. 
10.
Para una explicación, ver La voz de Dios
11.
Ver también la descripción de este río como es dado en ¡Dios no es sólo amor! Ezequiel 47:1 - Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. 
12.
Para un estudio bíblico que identifica el cuerno pequeño como el papado, por favor ver Navegando del Pasado al Futuro: Daniel 7 – Cuerno pequeño 4 (Tema 23)
13.
Para un estudio bíblico que identifica esta bestia como el papado, por favor ver Navegando del Pasado al Futuro: Apoc. 13 – La primera bestia (Tema 42)
14.
2 Corintios 11:14— Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.  
15.
Un ejemplo reciente se encuentra en el artículo de noticias Papa: Seguros en la barca de la Iglesia, no en los 'barcos fascinantes' de las ideologías y modas, horóscopos y adivinos, donde registra que, "El Papa pidió a los fieles repetir varias veces: “¡Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios!” 
17.
Lee acerca de esto en el capítulo titulado, La Biblia y la Revolución Francesa en El Conflicto de los Siglos
18.
Romanos 12:19— No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. 
19.
2 Tesalonicenses 2:8-9—Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 
20.
Estos son presentados con explicación bajo el título “Cuando puede ser demasiado tarde” en Señales del Fin
21.
Cordones, ver 2TI 526.4 
22.
Recuerda, ¡ya hemos andado por ese camino antes! Ver "El secamiento del Éufrates" en Anclados en el Tiempo
23.
Mateo 12:39 – El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás 
24.
Los gobernantes no cedieron a la convicción, sino que decidieron el asunto como Satanás esperaba que lo hicieran. Ellos condenaron a Cristo como un blasfemo. Pero Cristo no estaba acobardado ni intimidado por su ira. Con paciencia y sin represalias, Él soportó deshonra y vergonzosos abusos. Esperaba el tiempo en que sus posiciones se invirtieran, cuando Él se sentaría a la diestra de Dios, revestido de poder, cuando todos—Pilato, Caifás y los que se burlaban y lo ridiculizaron—se pararan delante de Él. Cuando Él venga en las nubes del cielo, el mundo entero será citado [convocado] delante de Él. Los que lo traspasaron lo mirarán. La sentencia será dada sobre aquellos que no le han recibido. {12MR 402.1} [Traducido] 
25.
Ver El misterio de Ezequiel para una descripción detallada. Génesis 2:14 - Y el nombre del tercer río es Hidekel; éste es el que va al oriente de Asiria. Y el cuarto río es el Eufrates. 
26.
Ver Ezequiel 45-46. 
27.
Durante el primer período de tiempo, Dios estaba preparando a los ancianos como líderes de las tribus de las cuales los 144.000 serán sellados, y durante el segundo período de tiempo, los 144.000 serán sellados con el gran sello del Dios vivo. 
28.
Como es descrito en la Parte V del sermón Señales en el cielo. 
29.
Ver la historia tal como está impresa en “Primeros Escritos” {PE. 19.1}. 
A- A A+
¡Visita a nuestro Canal de la Granja Nube Blanca donde te damos las noticias de hoy ayer!
Ver ahora...
¡Únete al movimiento!
¿Crees en el Tiempo? ¡Muestra tu apoyo y únete al ejército del Señor haciéndote miembro hoy!
Utiliza el sello de Orión...
¿Dónde está tu corazón?
No dejes que la polilla y el orín corrompan tus tesoros. ¡Ponlos en el Cielo!
Dar una donación ahora...
El libro del legado
¡Escala el Santo Monte del Tiempo leyendo nuestro libro en formato PDF!
Descargar el libro ahora…
El libro Último­Conteo
Todos nuestros estudios de los primeros siete años en un compacto libro en formato PDF. Un viaje por el universo del tiempo de Dios. ¡Una lectura obligada para los adventistas del gran sábado!
Descargar ahora...
El DVD de Último­Conteo
Todo el sitio de Último­Conteo en un DVD compatible con Windows. Un regalo que puede salvar vidas.
Descargar el DVD ahora...
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...